Yo La Tengo en El Plaza


Un rock bastardo que emociona hasta al más apático


POR Staff Rolling Stone México  



Un rock bastardo que emociona hasta al más apático

Por: Mafer Caballero
Fotos: Yunuén Velázquez /Ocesa

Yo La Tengo visitó la Ciudad de México el viernes 23 de agosto, sus integrantes, Ira Kaplan, Georgia Hubley y James McNew dieron un concierto que logró satisfacer a sus fanáticos más arraigados y a seguidores de reciente adquisición.

Los oriundos de Hoboken, Nueva Jersey, comenzaron su show con la canción “Stupid Things”, para continuar delineando a lo largo de casi dos horas un setlist variado y estupendo.

La banda, que se caracteriza por un ruido de guitarras y feedback en canciones digeribles pero complejas, mantuvo incauto a su público. El concierto fue excepcionalmente singular, ya que la misma audiencia pedía el silencio a otros espectadores para poder disfrutar del repertorio en su máximo esplendor.

Yo La Tengo llegó a nuestro país por segunda vez en su existencia, para demostrar el talento que tienen, no sólo para tocar sus temas casi a la perfección, si no también para hacer alarde de la capacidad de cada uno de sus integrantes al tocar varios instrumentos; es esto lo que hace a la agrupación una banda en todo el sentido de la palabra. Es por ello que a más de 20 años de iniciar su carrera musical, logran una compenetración mutua impecable para deleitar a jóvenes y no tan jóvenes. “Mr. Tough”, “Nowhere Near”, “Before We Run”, canciones nuevas y viejas, melancólicas o ruidosas, pero siempre, con un rock bastardo que emociona hasta al más apático.

Yo La Tengo no nos deja olvidar a sus influencias (Sonic Youth, Velvet Underground), pero su sonido ha evolucionado. Con atestiguar este show es fácil asegurar que no se han mantenido estáticos, que siguen en constante movimiento, incorporando nuevas paletas sonoras para así explorar a gran escala esto que algunos llaman “música alternativa”.

El concierto concluyó con dos encores y unas emotivas palabras de agradecimiento por parte de Kaplan, cerrando con broche de oro con “Bury the Hatchet”. Yo La Tengo nos dejó claro que estaban satisfechos con la respuesta de la audiencia por la forma en la que se entregaron sobre el escenario… Y el público quedo impresionado por su vigencia sónica y entrega. Es por eso que el trío será sin duda, uno de los fuertes contendientes al mejor concierto del año en nuestro país.

BANNER 123 3



comments powered by Disqus