Reporte desde el Festival de Cannes Parte II


Casi todos los críticos coinciden en que la selección de filmes en competencia de El Festival De Cine en Cannes pasará a la historia como una de las peores que se tiene en la memoria…


POR Staff Rolling Stone México  



Casi todos los críticos coinciden en que la selección de filmes en competencia de El Festival De Cine en Cannes pasará a la historia como una de las peores que se tiene en la memoria...

Por OscarUriel

Imagínense cómo están las cosas en La Croisette, que la publicación especializada en el mundo del entretenimiento, The Hollywood Reporter, ha exclamado: “Lars Von Trier ¿Dónde estás cuando te necesitamos?” Y es que casi todos los críticos coinciden en que la selección de filmes en competencia de la edición número sesenta y tres de El Festival De Cine en Cannes pasará a la historia como una de las peores que se tiene en la memoria.

No es que el grupo de cintas que se disputan la Palma De Oro sean trabajos pedestres, para nada, de hecho hay un par de películas que hay que destacar por su manufactura impecable ( me viene rápidamente a la mente la secuela de “Quemados Por El Sol” de Mikhalkov o “La Princesa De Montpensier” de Tavernier por ejemplo ) el problema es que se tratan de filmes totalmente intrascendentes, digamos que la provocación y la transgresión brillaron por su ausencia en la competencia, ni hablar de las secciones paralelas: Quincena De Realizadores y La Semana De La Crítica, en donde las decepciones fueron constantes ¿Qué pasó entonces con la estricta curaduría que presumía el Festival? Yo tengo dos hipótesis, la primera se sostiene en mi percepción de tres años a la fecha; y es que creo que simple y sencillamente el medio está viviendo una crisis creativa. Gran parte como consecuencia de estilos y modas en el quehacer cinematográfico como, por ejemplo, el cine contemplativo, el cual muchos han distorsionado al confundirlo con ineficacia y holgazanería.

Por otro lado, creo que los directivos de el Festival y sus respectivos programadores ( Thierry Framux y Vincent Maraval para ser mas específicos ) han sucumbido a las complacencias políticas y han convertido a el Festival es un escaparate de intereses que nada tienen que ver con la celebración a lo mejor de el cine internacional.

Son las únicas respuestas que encuentro para explicar la existencia de un mediocre telefilme italiano titulado “La Nostra Vita” o el soporífero debut del actor francés Mathieu Amalric titulado “Tournée” en el grupo de trabajos que se disputan un premio que condecora la excelencia en el arte.

En el plano personal, les confieso que la cobertura de la jornada sesenta y tres de el Festival será un evento para recordar, simplemente por la presencia de la delegación mexicana, la más grande que ha asistido al evento en toda su historia. Desde la proyección de “Abel” recibida con una ovación de dos minutos interrumpidos en la Sala Debussy, pasando por el estreno mundial de “Biutiful” -con todo y la polémica que suscitó- para terminar con “Revolución”, la colección de cortometrajes de la autoría de diez de las voces jóvenes mas importantes de el país que celebran el centenario de el hecho histórico en un abanico de interesantes interpretaciones y en donde, debo confesarles, los ojos se me humedecieron al ver concluir la proyección con el operístico trabajo de el talentoso Rodrigo García titulado “7th y Alvarado”.

Pocos medios reportaron que la película “Somos Lo Que Hay” de Jorge Michel Grau, participante de la Quincena De Realizadores, fue objeto de una reñida lucha por adquirir los derechos representativos en ventas internacionales, los cuales recayeron el la prestigiosa agencia Wild Bunch, responsable de proyectos de primerísimo nivel en el territorio europeo. Curiosamente la película fue criticada duramente por la prensa mexicana cuando se estrenó, tan sólo hace un par de meses, en el Festival De Cine de Guadalajara. Definitivamente su paso por Cannes resultó una experiencia totalmente distinta a la de el evento mexicano. ¡Qué ironía! ¿No?



comments powered by Disqus