Sabina y los nombres propios


Sabina y los nombres propios. El músico hace memoria de varios personajes…


POR Staff Rolling Stone México  



Sabina y los nombres propios. El músico hace memoria de varios personajes...

El músico hace memoria de varios personajes
Por José Xavier Návar

El siguiente recuento de estos nombres propios, que mucho tienen que ver con el Sabina de antes y después de la comida con Calderón, surgió en una charla informal un sábado por la mañana. Al calor de seis tequilas tempraneros y ocho cigarros a manera de desayuno, en un restaurante del Camino Real, Joaquín, un poco preocupado por el descenso de sus bonos con algunos amigos y periodistas luego del show en Los Pinos –que no fue de “comes, cantas y te vas”, porque el Presidente es su fan–, habla un poco de la ingratitud y olvido que ha tenido con algunas personas.

2009-10-16-entrevista-pancho-varona-2

Pancho Varona: Él y Antonio García de Diego, amigos y músicos de Sabina, se quejan de que ya no lo pueden ver. Parecería una broma, pero no. El mismo Joaquín dice que ya sólo los ve cuando se sube a tocar con ellos.

jimena coronadoJimena Coronado: “La Jime”, también conocida como “La novia peruana”, mujer y nanager de Sabina que llegó al relevo de Isabel Olart (la madre de sus hijas). Sabina siempre ha dejado que las mujeres se ocupen de sus asuntos; desde los económicos hasta los alimenticios, pasando por los de los conciertos, protocolo y relaciones públicas. También le cuidan la salud (aunque se les escapa para fumar y beber). Parece la mala, pero no hay que estar tan seguros, ya que los artistas ceden conscientemente estas funciones a personajes antipáticos para, luego, mostrarse como blancas palomas. En eso Joaquín es un experto. Ella es la “culpable”, según muchos, de alejar a Sabina de los músicos e integrarlo a los círculos literarios que dan más caché. Pero siempre con el consentimiento de Joaquín.

foto_invitado_1_001Javier Menéndez Flores: Autor de la biografía “definitiva” de Sabina, al que se le olvidó poner la parte mexicana del cantante, al que también se le olvidó leer la versión final de la biografía en donde no venía nada “¡Pero coño!, si yo le dije lo importante que ha sido México para mí!”. ¡Pero coño, Sabina! Si sólo vienen dos líneas de tu paso por tierras de José Alfredo.

7_Andres_CalamaroAndrés Calamaro: Desembarcado en 1991 en Madrid, durante unas presentaciones promocionales con Caifanes, Sabina me recomienda ampliamente a Los Rodríguez, mucho antes de que Calamaro fuera lo que es. Son grandes amigos y comparten escenario por ese tiempo. La primera vez que Andrés está en el D.F., logra lo que ni Charly ni Fito juntos: más de cinco minutos de aplausos antes de iniciar su concierto en el Auditorio Nacional; en rueda de prensa previa dice: “Yo me pongo a componer como a las 11 de la noche, a ver si le ganó la primera canción de la madrugada a Sabina”.

garcia_marquezGabriel García Márquez y Arturo Ripstein: No sólo le dedica canciones por quedar bien al Nobel de Literatura colombiano, sino que es su amigo. En una de tantas tertulias en su casa, Gabo le presentó al director de cine Arturo Ripstein, con quien Joaquín inmediatamente hizo amistad. Y luego le perdió la pista porque ya no iba a casa de García Márquez. Así, una vez se lo encontró en Madrid y le dijo: “Hola Arturo, realmente he extrañado tu charla en la casa de Gabo, ¿por qué no has ido?”, a lo que el mexicano le contestó muy serio: “Ya no voy porque entre los dos hay un abismo infranqueable”, “¿Cómo?”, le contestó Sabina, “a ver explícame”, “Sí, ya no voy a su casa debido a su enorme talento y mi gran envidia…”, e inmediatamente soltó una sonora carcajada.

MEXICO-CHAVELA VARGAS HOMENAJEChavela Vargas: Muy sobrevaluada gracias a Sabina y Pedro Almodóvar. Sin embargo, en el nuevo disco de Sabina no parece haber el menor rastro suyo. ¿Se habrá acabado el amor?

diego manriqueDiego Manrique: Periodista y crítico musical hispano, además de trabajar en radio y televisión y ser una de las figuras más confiables en cuanto a crítica, constantemente ha sido justo con Sabina, de quien dice: “Ya sabes, de Joaquín siempre podemos esperar lo mejor… y lo peor”.



comments powered by Disqus