El condimentado folk de Charlie Rodd


El músico nos habló de la música alegre que produce para el público que sin importar el género, le gusta.


POR Regina Lázaro  



Días previos a su presentación en El Imperial, Charlie Rodd platicó con nosotros sobre ese día en el que encontró una guitarra acústica y se dio cuenta que todo pasa por algo, que por esa razón el próximo 7 de octubre se presentará sobre el escenario del famoso bar de La Condesa.
A continuación podrás leer la entrevista a manera de pregunta y respuesta que mantuvimos con Charlie.

Cuéntanos sobre tus primeros acercamientos con la música.
Tenía 8 años, mi abuelita era concertista de piano y le pedí que me diera clases porque me daba mucha curiosidad ver que ella tocaba de todo. Me empezó a dar clases para leer notas y todas las cosas técnicas del piano pero como estaba muy chiquito y mi abuelita era muy estricta, no aguanté mucho y me metí a clases de guitarra eléctrica y ahí me enseñaban a sacar canciones de oído y entender la música de otra manera, después me metí a clases de canto dos años porque tuve una banda y no me dejaban cantar y eso me pegó mucho, me grabé y empecé a ver esos detalles que tenía que cambiar hasta que fui agarrando mi propio estilo.

Después mi abuelita me regaló su piano y me sentí con la obligación de seguir aprendiendo y empecé a componer, hice muchas canciones que al final deseché pero hice una que me gustó mucho. Un día encontré una guitarra acústica en un sillón y me puse a tocarla para ver cómo sonaba, me puse a tocar la misma canción hasta que salió mejor y dije “¿Sabes qué? Todo pasa por algo, le voy a dar una oportunidad a la guitarra para hacer más canciones”, compuse más canciones y salieron las siete del disco, las tenía sólo acústicas, después me junté con el productor, Andrés Hernández, que es mi amigo, y me ayudó a ensamblar los instrumentos.

¿Cuál fue el proceso de grabación del material?
El proceso fue largo, fue como un año y medio porque tuvimos la facilidad de usar el estudio de Andrés, grabamos y borramos muchas veces hasta que quedó lo que queríamos.
“Historia” es el sencillo que estoy promocionando, el video lo dirigió mi amigo Rubén Garza Guzmán y el director de fotografía es Juan Dávalos.

Leí que te fuiste una temporada de viaje a Austin, Texas, ¿Qué te llevó por allá?
Yo sabía que me quería dedicar a la música pero cuando estás chico, la gente te dice cosas que te cambian la forma de pensar, te dicen que no se puede, que es muy difícil, que no puedes hacer esto o el otro, quieras o no, te lo llegas a creer pero un día sentí un vacío, estaba en la prepa y sentí que no era la vida que yo quería, me tomé un semestre sabático y me fui a Austin, ahí conocí el blues y country, fui al Festival Austin City Limits, vi a Ben Howard, una banda que me movió el tapete y dije “Esto es lo que me gusta, estar en el escenario y que la gente cante las canciones”.

Inconscientemente hice este tipo de estilo folk, creo que muchas veces traemos ideas arraigadas de canciones que hemos escuchado a lo largo de la vida y al momento de componer, salen inconscientemente esas cosas que tienes guardadas, realmente no planeé qué estilo iba a tocar, simplemente llegué y dije “Tengo que hacer música, tengo que hacer un proyecto ya, solo”

¿Qué música te gusta?
Cuando estaba chico mi papá ponía música de Eagles, America, Bread… tuve mis modas de adolescente, después me gustó Coldplay y empecé a escuchar mucha música. Últimamente he estado escuchando Mumford & Sons, Of Monsters and Men, James Blake, Jake Bugg y otros por el estilo.

¿Cómo describes tú música?
“Música alegre”. Hay mucho dinamismo en las canciones, hay unas que tienen trompetas y suenan más dramáticas y otras más alegres, también quería jugar con ese feeling de que no necesitas estar en un mood para escucharlas, aunque tienen una secuencia. Lo padre del folk es que a pesar de que tiene muchos años, alguien le puede aportar algo diferente y original, entre cada artista no se parece, yo quise hacerlo en español.

¿Has pensado en hacer colaboraciones con otros artistas?
Me gustaría colaborar con los Rebel Cats o Ximena Sariñana. Me gusta mucho el rockabilly de antes y siento que se puede juntar con el folk, como lo hizo Johnny Cash o Buddy Holy.

¿Cuál fue tu experiencia al abrir el concierto de Erlend Øye en Monterrey?
En ese tiempo nunca había hecho un show acústico, el escenario se llenó y estaba nervioso pero la gente me aceptó muy padre, después Los Claxons me invitaron a abrir su concierto, es un segmento muy diferente el que llega pero al público también le gustó y me di cuenta que mi música no es para un determinado tipo de personas, sino que si le gusta una canción, no le va a importar el género.

¿Qué opinas de la forma en la que se distribuye la música?
Gracias a eso es que he podido hacer este proyecto porque no tenía el apoyo de nadie al principio, el productor y yo decidimos sacar la primera canción por YouTube y hacer un video con lo que se podía, nuestros amigos empezaron a compartirlo y se fue dando, ahora tengo un gran equipo. En las redes sociales estás más cerca de las personas y puedes platicar con ellas de alguna manera.

¿Qué sigue para ti?
El lanzamiento del disco que saldrá la primera o segunda semana se octubre, el show en El Imperial el 7 de octubre, el 24 de octubre en Rock & Picnic y el plan es llegar a más oídos, que la gente se dé la oportunidad de escucharme, pero sólo queda esperar cómo se va dando.

Banner app 148




comments powered by Disqus