Estefani Brolo: electro made in Latinoamérica


Combinando ricas influencias que van desde el house y el chill out, así como maravillas como el trip hop de Massive Attack o los caprichosos acordes sintéticos de Depeche Mode


POR Staff Rolling Stone México  



Combinando ricas influencias que van desde el house y el chill out, así como maravillas como el trip hop de Massive Attack o los caprichosos acordes sintéticos de Depeche Mode

Por Valeria Castel

“¿Cuál fue la razón por la que te inclinaste a escribir e interpretar en inglés y no en tu lengua materna?” es, de acuerdo con la guatemalteca Estefani Brolo, la pregunta más recurrente que a sus oídos llega. Pero la respuesta resulta bastante sencilla: escribir y sentir en un idioma por el que te mueves como pez en el agua toca tu corazón de modo directo. En palabras de Brolo, esto responde a su amplia variedad de influencias musicales, desde T. Rex y The Beatles como legado musical de su padre, hasta una madurez musical patrocinada por Portishead y Björk, dando un toque cosmopolita al torbellino de su primer LP, Fix.

El sonido de Brolo ciertamente redefine la concepción del electro latinoamericano. Lo que es más, la intérprete ha emprendido una larga jornada, entrenando el oído y la sensibilidad desde su primer proyecto colaborativo, Tripsounder, para después abrirse camino como solista con esta producción.

Combinando ricas influencias que van desde el house y el chill out, así como maravillas como el trip hop de Massive Attack o los caprichosos acordes sintéticos de Depeche Mode, Fix se posiciona a la altura de actos contemporáneos como Fever Ray, agregando un lado luminoso a la ignominia del electro con un destello de glam made in Latinoamérica. Sin embargo, y pese a su declarado gusto por la música latinoamericana, la prolongada estancia de Brolo en España permeó sus sonidos de una irreprochable vibra europea. Para muestra, basta escuchar “Explosions”, el más reciente sencillo de la guatemalteca, coescrito por Giuseppe Badalamenti, director premiado en Cannes. El video, dirigido por este último, transcurre en una locación mexicana desconocida, mostrando a la intérprete en una situación de glamorosa desesperación, con las desoladoras letras mostrando cómo se desintegra en angustia de la manera más elegante posible. La composición se antoja orgánica y fiel al abanico de vivencias de Brolo, una amalgama que describe como resultado de haber dejado atrás su país natal, afirmando que “al vivirlo se vuelve parte de tu experiencia, y no estás copiando a alguien más”.

El láser cegador de su personalidad sónica no es fortuita: Brolo ha sacado óptimo partido de su experiencia al regresar a casa tras casi diez años de ausencia. Absorbiendo el ambiente cultural ibérico de Palma de Mallorca hasta Barcelona y Madrid y ansiando la intensidad emocional de los sintetizadores del Roseland NYC Live de Portishead; soñando con algún día “visitar el planeta de Björk” o colaborar con Beth Gibbons. Es por ello que pese a la intervención de talentos internacionales como el productor Francis Dávila y el ingeniero Gene Grimaldi (responsable de sonidos como los de Lady Gaga y Nicki Minaj) en el sencillo “Fix Myself“, el álbum tiene un tanto de artesanal corriendo por sus venas, amasando la experiencia que sobrevino al definitorio momento en que un amigo mexicano con quien compartiera piso en España le prestara la guitarra que la llevaría a invertir su creatividad en la música, emprendiendo un proceso autodidacta que ahora culmina en este LP.

Encendiendo el trabajo de estudio durante las presentaciones en vivo –y regalándonos conciertos en la Ciudad de México, como sucediera el pasado 12 de diciembre en El Imperial– la intérprete suma a su ya rica experiencia, agregando capas de complejidad a su música y permitiéndonos mirar a través de su viajado caleidoscopio personal.

El resultado es una mezcla que sólo puede ser posible en el 2013: “Una guatemalteca que hace música en inglés y la firman en México”, en sus palabras. Sin lugar a dudas, Estefani Brolo conservará el cetro neón de una fiesta de luces, láser y electro que promete durar un buen tiempo.



comments powered by Disqus