40 años de ‘Love Gun’ de KISS


Se cumplen cuatro décadas de uno de los álbumes más exitosos de la banda neoyorquina.


POR Héctor Elí Murguía  



En 1977, Norteamérica se encontraba en medio de una ebullción cultural. El arte se vio afectado por una corriente kitsch y el alucine por encontrar nuevas galaxias se convirtió en la obsesión de muchos con el estreno de la primera película de Star Wars.

Mientras el punk reinaba en Londres con el éxito de bandas como Sex Pistols y The Clash (comandadas por el genio mercantil Malcom McClaren), en Estados Unidos la música disco de Giorgio Moroder y Donna Summer apenas opacaba el glam rock de un fenómeno popular: KISS.

Después de dos años de infortunio comercial, un álbum conceptual y un disco tributo al rock & roll, Paul Stanley, Gene Simmons, Peter Criss y Ace Frehley mostraron su lado más hedónico en Love Gun, álbum que se convertiría en su testamento musical.

El maquillaje, la pirotecnia y las botas grotescas crecieron con el lanzamiento del disco. KISS vendía todas las entradas para sus presentaciones en los estadios de su país de origen. Pinballs, figuras de acción e incluso un cómic impreso con tinta proveniente de la sangre de sus integrantes, reflejaron la conquista capitalista de KISS, tan sólo unos años antes de la década de los ochenta.

Love Gun se convertiría en una colección de canciones míticas antes de que llegaran los éxitos como “I Was Made For Lovin’ You”. Sexo desmesurado, misoginia y un abuso exagerado de alcohol por parte del “gato” (Criss) y el “galáctico” (Frehley) se mostraron en las letras del álbum y el arte de la portada, en la que los legendarios personajes se paraban orgullosos de su éxito con mujeres maquilladas en el suelo.

La maquinaria comercial de KISS y su música batió las listas de popularidad y a contemporáneos como Aerosmith, Eagles y una de sus influencias, Led Zeppelin. La banda originaria de Brooklyn construiría su legado con canciones como “Love Gun”, “Plaster Caster”, “Shock Me” (la primera canción cantada por Frehley) y la inolvidable “Christine Sixteen”, de la cual Eddie Van Halen grabó el primer demo.

Este fue el último disco en el que los miembros originales grabaron sus respectivos instrumentos antes de la salida de Criss y el éxito efímero como solista de Ace Frehley. Love Gun fue el comienzo de un monstruo comercial de mil cabezas creado en la mente de dos chicos judíos que hasta la fecha sigue vigente.



comments powered by Disqus