7 cosas que no sabías de “Friday I’m in Love”


‘Wish’, el álbum de The Cure que contiene este sencillo, cumple 25 años de su lanzamiento.


POR Jordan Runtagh  



El sonido de “Friday I’m in Love” casi suena energético comparado con Disintegration, el álbum que The Cure grabó en 1988 en un estado tan tenso que Robert Smith pensó que sería el último. Después de una serie de cambios personales, Smith y compañía abordaron su siguiente proyecto con una nueva perspectiva cautelosamente optimista.

THECURE2

Lanzado en 1992, Wish sería el triunfo comercial de The Cure gracias una serie de canciones que combinarían el talento de Smith para crear letras profundas con las melodías más alegres que el grupo grabó.

Entre las canciones más destacadas se encuentra “Friday I’m in Love“, una canción pop que se convirtió en uno de los éxitos más grandes de The Cure.

Con motivo del 25 aniversario de Wish, presentamos siete fascinantes datos que no sabías sobre el sencillo, “Friday I’m in Love“:

1. La canción fue grabada en la mansión de Richard Branson.

Richard Branson, el magnate de Virgin Records compró Shiptom Manor en 1970 e instaló un lujosos estudio de grabación apara los artistas de su disquera. Ubicada cerca de Oxford y a una hora de Londres, el estudio se volvió popular y antes de que terminará la década ya habían pasado por ahí artistas como Queen y Van Morrison. Irónicamente, el lugar no le agradaba al principio a Robert Smith: “Este lugar simbolizaba todo lo que estaba mal con la música de mediados de los setenta”. Mientras estuvieron ahí, The Cure decoró el estudio a su gusto. Frases de Wordsworth, Dickinson y otras figuras literarias adornaban las paredes junto con dibujo y recortes de revistas.

2. Robert Smith estaba paranoico por la idea de que le había robado la progresión de acordes a alguien más.

A Smith le costó creer lo sencillo que fue componer la música de “Friday I’m in Love“: “Es realmente una progresión de acordes realmente muy buena, no podía creer que nadie más la hubiera usado antes, estaba tan paranoico que le preguntaba a todo el mundo porque no creía que yo pudiera haberlo creado”.

3. Smith encontró más difícil escribir las letras “simples” que las emocionales.

Robert Smith es conocido por tener una perspectiva particularmente alegre sobre la vida, razón por la que “Friday I’m in Love” parece única en el repertorio de The Cure. “‘Friday I’m in Love‘ es una canción pop muy simple, lo que la hace excelente es que es absurda. Las canciones pop ‘tontas’ son mucho más difíciles que expresar lo que dicta el corazón porque tienes que alcanzar un nivel de sencillez e ingenuidad que aún comunique”, expresó el músico en una entrevista para Spin.

4. La canción fue acelerada en el álbum debido a un descuido técnico.

Friday I’m in Love” estaba grabada originalmente en Re mayor, pero la versión del álbum está un cuarto de tono acelerada. “Fue un accidente”, admitió Smith a Guitar Player en 1992. “Estaba jugando con el regulador de velocidad y se me olvidó apagarlo”. Afortunadamente, le gustó el resultado.

5. La canción fue la primera en incluir la participación de Perry Bamonte, quien acaba de ser promovido de roadie a miembro de la banda.

La posición del baterista, tecladista y miembro fundador, Laurence Tolhurst comenzó a tambalearse desde mediados de los ochenta debido a sus problemas con el abuso de sustancias. Para la grabación de este álbum, la banda contrató a su técnico de sonido, Perry Bamonte para que ocupara el lugar que dejó Tolhurst.

6. El video musical se grabó en sólo dos horas e incluye homenajes a los pioneros del cine mudo.

The Cure mantuvo una larga y fructífera relación con el cineasta Tom Pope, quien dirigió más de 35 videos para la banda. El trabajo de Pope en “Friday I’m in Love” es una alegre expresión del caos. Tomas de la banda jugando con juguetes enormes están intercalados con el video de su presentación en un escenario que va cambiando de manera teatral. “Teníamos las cámaras filmando en todo momento”, explicó Bamonte en una entrevista para MTV. “Muchas de las cosas solo iban y venían y nosotros nos divertíamos”. De acuerdo con Pope,muchas cosas eran de la casa de los padres de Smith. Además, el clip tiene varios guiños a la época del cine silente, como una figura vestida como Oliver Hardy del dueto cómico Laurel and Hardy, y un fondo que recuerda al espacio como tributo a la cinta The Eclipse: Courtship of the Sun and Moon de George Méliès. El mismo Pope también tiene un cameo cuando aparece montado en un caballo mecedor gritando “corte” con un megáfono.

7. Robert Smith tiene una relación complicada con la canción y hay momentos en los que la odia.

La popularidad de “Friday I’m in Love” fue una espada de doble filo para The Cure. Muchas personas que supieron de la banda gracias al video de la canción que se reproducía constantemente en MTV, creían erróneamente que se trataba de una banda de new wave. “Las personas a las que les gusta ‘Friday I’m in Love‘ no son verdaderos fans de The Cure. Ellos no son los que compran mis discos”, dijo en alguna ocasión Smith. La fama fue agotadora para Smith, quien incluso convenció a los de la disquera que sufría de una inexistente fobia para volar. “Pasamos mucho tiempo batallando para darnos a conocer y cuando sucedió me sentí muy incómodo. Por mucho tiempo odié varias canciones porque pensaba que eran las responsables de eso”, dijo Smith para EW en 2007. Aún así, también ha dicho que el sencillo es uno de sus tres favoritos de The Cure.

The cure3

BANNER APP 167



comments powered by Disqus