Camila Moreno: una bruja entre las princesas


La cantante chilena nos comparte su peculiar filosofía de vida en su visita a México.


POR Camila de la Fuente  



De pequeña, Camila Moreno le gustaba ser la bruja cuando jugaban a las princesas, su fuerte personalidad siempre estuvo presente. A pesar de estar conviviendo constantemente con el arte, se la pasaba soñando con ser bióloga marina para salvar a las ballenas. “Nunca fuí una niña tímida” recuerda la cantante chilena, “cuando habían presentaciones en el colegio, yo siempre era la primera”.

La pasión de Camila por un mundo justo brota en sus melodías, la crítica social de las letras de la artista son reconocidas en el mundo por enfrentarse a diferentes poderes latinoamericanos. “Es que yo nací en el 85, en dictadura, y mi papá trabajaba muy proactivamente en contra de ella, tenía un programa clandestino que se llamaba Teleanálisis” explicó la cantante, “Me chocó mucho ver los videos en donde sale la policía golpeando a mi padre, yo los veía escondida” continúa Camila, “¡Imagínate! Yo jugaba con mis primos un juego que se llamaba Pinochet Asesino. Siempre ha estado muy presente el tema político”.

image

La compositora abrió su show del Festival Nrmal con su canción “Libres y Estúpidos”, tema inspirado principalmente por la desaparición de los 43 de Ayotzinapa. “Cuando pienso en esto digo, ¿cómo llegamos hasta aquí?, ¿cómo es esto humanamente posible? No entiendo realmente como puede existir, cuando te cuentan estas cosas parece una mala historia de terror” declara la cantante. “Cuando algo toca mi emoción y mi intimidad, se transforma en canción. Es una necesidad para hacer catarsis y sacarlo. Es una especie de terapia. Eso sucede con los temas sociales pero también con las canciones de amor”.

Además de cantar, Camila escribe, se interesa especialmente en la poesía. “Pronto quiero publicar mi libro de poemas, aunque me da mucha más vergüenza que cantar una canción. No me siento tan confiada, siento que no lo hago tan bien.” A pesar de ello, relata su pasión por el género literario, “yo me inicié en la sexualidad a través de la poesía de Cecilia Vicuña, ella escribe poemas eróticos, yo a los 12 años me escondía y los leía y no lo podía creer. En ese sentido, ese tipo de cosas yo las cambiaría en el mundo, el porno lo cambiaría por poesía erótica. Creo que sería una sociedad más satisfecha sexualmente” confiesa Camila entre risas.

image

La solista opina que vivimos en una cultura opresora, especialmente hacia las mujeres. “Yo creo que somos seres demasiado emocionales y estamos reprimidos. Todo lo que sentimos nos obligan a medirlo, en busca de algo que alguien inventó. Viene de un rollo católico. Yo creo que no hay que guardar la compostura” agrega la cantante “hemos entendido muy mal la violencia. ¡La vida es así! Las cataratas son violentas, los terremotos son violentos, la naturaleza es violenta, nosotros somos violentos y no sabemos lidiar con eso y por eso terminamos teniendo relaciones de mierda, terminamos siendo personas de mierda. Terminamos siendo weones que tiran la violencia para los lados que no van. Terminamos teniendo dictaduras y guerras, terminamos edificando la sociedad que hemos edificado.” La misión de Moreno con su música es dejar que la gente viva todas esas emociones en todo su éxtasis para poder hacer catarsis.

Camila se interesa en la energía reprimida de la mujer. La artista afirma que la mujer ha sido rezagada a través de la historia, pero ella se pregunta el porqué. “Yo creo que la mujer encarna una energía que es la de lo irracional. Que es la energía de lo violento, de lo oculto y de lo salvaje. La mujer encarna exactamente lo que encarna Eva, ¡que es la que habló con la serpiente! Este animal finalmente es el símbolo de la naturaleza. Y Eva sigue a la serpiente y ahí está todo el temor a la mujer. ¡Y Adán la sigue! El hombre siempre va a seguir a la mujer, eso es lo que te está diciendo esa historia” analiza la cantante, “una mujer conectada con su ciclo menstrual, una mujer conectada con su poder, una mujer conectada con su verdad es peligrosa en esta sociedad. Entonces ella es alguien que no se puede controlar y en una sociedad donde el control es algo tan importante, tienes que eliminar eso” explica la compositora.

image

La artista habla de una energía de la naturaleza a la que le tememos, pero que es parte de nuestra biología. Es una energía que no podemos entender, pero que está en el hombre y en la mujer, pero con la feminidad se conecta más. “Vivimos en una cultura racional, que ama la lógica, lo científico, lo que se puede explicar y lo que se puede ver, pero que odia y menosprecia todo lo que no se puede explicar y no se puede ver.” La cantante cree que la oscuridad es buena, a pesar de que culturalmente se enseñe lo contrario.

Camila basa gran parte de sus ideales en la lógica matrística que propone el biólogo y escritor chileno Humberto Maturana. “Lo matrístico es como la realidad que tiene una madre con su bebé, esa es una realidad de amor. Es una intimidad sólo de amor y de contención. No existe la competencia entre una madre y su bebé, existe mucha complicidad, una profundidad que yo creo que por lo menos no lo he vivido con nadie más. Yo fui mamá hace poco, tengo un bebé de 6 meses y recién estoy aprendiendo eso”. La cantante de “Tu mamá de mató” juega con los valores que son contrarios: “Yo creo que todas las mamás nos matan. Nos hacen, nos crean, nos modelan. Yo lo veo con mi hijo, ¡es terrible! Yo veo que lo estoy modelando e intento ser lo mejor pero no soy lo mejor siempre” afirma la compositora de Mala Madre. “Yo fui mamá después de Mala Madre… es que yo soy irónica con la vida y la vida es irónica conmigo” comenta burlándose de si misma.

Moreno comparte que su parto fue violento y que no por eso fue malo. Pero también compara esta experiencia con sus presentaciones. “Yo en mis conciertos trato de entregarme y de perderme, trato de entrar en un trance. ¿Para qué hago esto que estoy haciendo si es en lo que creo? Por eso digo que es como un parto”. Su misión, cuando se presenta ante una audiencia es crear una conexión al punto de que “caigan los muros”. Pero conseguir esta energía no es fácil, tampoco lo es hacer música de crítica social. Con este tipo de arte se busca un cambio, generar espacios de pensamiento. Camila insiste en que con su música le gustaría “cambiarle la cabeza a la gente”, pero comprende que hay poco público para su tipo de música que no es comercial, “me encuentro haciendo canciones más oscuras, más irónicas, con más concepto que me hacen muy feliz pero es menos gente la que entiende, la que vibra con eso. ¡¿Qué sé yo?! La cultura no está hecha para eso, la cultura está para escuchar a Miley Cyrus“.

La cantante nos recomienda 6 libros para cambiar nuestra manera de ver el mundo: “Tienen que leer: Just Kids de Patti Smith, El zen surado de Cecilia Vicuña, el cómic El Lama Blanco de Jodorowski, Rayuela de Cortázar, La Antología Poética de Alejandra Pizarnik y Amor y Juego de Humberto Maturana”.

Camila Moreno es una artista peculiar. Tiene una filosofía de vida muy diferente a la que nos han enseñado. Rompe paradigmas, le gusta sacar de la zona de confort a las personas. Es alguien que hace canciones de crítica social y autocrítica, cree en la disposición a ser mejor, ahí hay una intención moralizante de por medio. Es solemne, persigue sus ideales con su música. “Una de las cosas principales que haría en el mundo es sacar a todos los que están en el poder hoy en día para poner a gente de mentes y corazones brillantes. Yo creo que eso cambiaría muchas cosas”, concluye la bruja que vive en un mundo de princesas.

image

BANNER APP 166



comments powered by Disqus