Corey Taylor revela sus 10 álbumes de metal favoritos


El cantante de Slipknot y Stone Sour explicó por qué escogió cada disco de la lista.


POR Camila de la Fuente  



En los últimos 20 años, Corey Taylor ha sido la voz principal detrás de la máscara. Él y sus ocho compañeros de Slipknot han conquistado las listas de rock con su peculiar nu metal y fue así como aseguraron su puesto en la lista de los mejores álbumes de metal de todos los tiempos de Rolling Stone.

Taylor ha vivido una doble vida, también es el vocalista de Stone Sour, una banda de hard rock que también iza la bandera del metal. En 2015, el grupo publicó un par de EPs con covers que mostraban los gustos del cantante. En estos se incluyeron canciones de Judas Priest, Metallica, Black Sabbath, Iron Maiden, Slayer y muchos otros.

Además de estos materiales de Stone Sour, Corey Taylor ha trabajado en proyectos con Soulfly, Korn y Zakk Wylde. Incluso después de estas colaboraciones se hizo muy cercano a Anthrax, antes de que regresara Joey Belladonna, el cantante original con quien tuvo algunos conflictos previamente.

Conociendo el gusto de Taylor y su estatus en la comunidad del metal, sin duda fue una de las primeras opciones de Rolling Stone al momento de consultar cuáles eran los discos que debían pertenecer a lista de Los 100 Álbumes De Metal Más Grandes De Todos Tos Tiempos.

A continuación, podrás conocer la lista creada por el vocalista de Slipknot y Stone Sour en sus propias palabras:

Anthrax, Worship Music (2011)

CT: Crecí con Among The Living (1987) y lo hubiese escogido para la lista si luego no hubiesen publicado Worship Music. Amo For All Kings (2016), pero me encanta la manera en la que regresan en Worship Music y la agresividad que este álbum tiene. Especialmente con Joey Belladonna atrás en las vocales. Casi participé en algunas de las grabaciones, entonces ya había escuchado algo de sus canciones de este disco anteriormente, sabía que iba a ser algo especial.

Iron Maiden, Somewhere in Time (1986)

CT: Ese era mi álbum preferido de Maiden. “Waisted Years” fue mi puto soundtrack por años, creo que es una de las canciones más perfectas de heavy metal jamás escritas. Te atrapa. Todavía la pones hoy en día e incluso las personas que no escuchan heavy metal la disfrutan. Tiene una vibra cool. Todo el álbum es brillante, hermano.

Judas Priest, Screaming for Vengeance (1982)

CT: Cada quien tiene su disco de Judas Priest y este es el mío. Mucha gente no le da el crédito merecido a esta banda que es increíble. Screaming For Vengance era tan jodido, amigo. Todo el maldito álbum es increíble. Escuchar todos esos malditos gritos, esa mierda loca que sale de tus malditas bocinas, es una locura. No tenían límites. Son jodidamente brillantes, hombre. Aún así, hasta el día de hoy, es una de mis bandas favoritas.

Korn, Korn (1994)

CT: Siento que las personas han olvidado lo explosivo y punzante que era Korn cuando entraron en la escena. Cuando los escuchas vives esos momentos en los que te preguntas “¿de donde carajo surgió esa banda?”. Eran esa jodida pieza clave para tantas personas en su vida. Especialmente en la mía. Y hasta hoy, ese álbum se mantiene. Me encanta el hecho de que soy amigo de todos esos tipos. Eso me hace muy feliz. No sé si alguna vez tendré las pelotas para decirles lo importante que fue el primer álbum. Pero Dios, es bastante bueno.

Megadeth, Peace Sells… but Who’s Buying? (1986)

CT: Sé que mucha gente prefiere Rust In Peace cuando hablamos de Megadeth y está bien. Yo sólo pienso que Rust In Peace fue una producción más limpia, mientras que Peace Sells… but Who’s Buying? se sintió como un disco de metal más rudo. Tenía una producción más sucia. Todo ese álbum para mí, tan oscuro e increíble, es probablemente el que me enganchó a Megadeth. Es el disco que me metió más hacia el metal agresivo y pesado.

Metal Church, The Dark (1986)

CT: Ese fue uno de los álbumes que alguien puso en una cinta para mí y yo no sabía quiénes eran hasta que pregunté. Sólo recuerdo haber escuchado todas las canciones, especialmente “Start the Fire” y “Ton of Bricks” y la pista del título es jodidamente loco. Sólo recuerdo decir “Carajo, esto es tan malvado… ¿quién es?” Y me lo dijeron, así que salí y compré el álbum. Es un maldito disco matador. Si la gente no lo ha escuchado, es tan jodidamente subestimado que es casi crítico lo bueno que es ese maldito álbum. Hay una razón por la que Stone Sour hizo un cover de “The Dark“: fue una gran canción.

Metallica, Master of Puppets (1986)

CT: Este sería mi número uno, si estuviéramos pasando de diez a uno. Es mi disco de metal favorito. Es el álbum de metal perfecto. No hay una puta manera de hacer algo mejor que este álbum. Nunca. Y he tenido tantas malditas discusiones con la gente que es como, “Bueno, ¿qué pasa con Sabbath? ¿Y esto o aquello?” Es como, “Sí, pero Black Sabbath no era un puto álbum completo de arriba a abajo”. El maldito Master of Puppets es perfecto desde el primer rasgueo de la guitarra en el maldito “Battery” hasta el último hit de “Damage, Inc.” ¡Es perfecto! ¡Y lucharé contra quien diga otra cosa! ¡Y ganaré!

Pantera, Far Beyond Driven (1994)

CT: Para mí, Far Beyond Driven fue el primer ejemplo de lo que una producción moderna de metal podría sonar. Era tan espesa y la mezcla estaba un poco más enojada. En mi opinión, era la primera vez que se podía oír lo pesado que podría sonar. Y tiene mi canción favorita de Pantera que es “Becoming“. Esa canción sola gana. Justo cuando pensabas que habías averiguado todo, te jodiste. Ya perdiste.

Sepultura, Roots (1996)

CT: Ese álbum… ¡Jesucristo!. Quiero decir, además de Iowa, Roots es probablemente uno de los discos más pesados y más fuertes que he escuchado, desde el punto de vista de la producción. Es tan asqueroso y sin embargo tan jodidamente impresionante. Algunas de las canciones y los riffs son tan brutales que uno dice como, “¡Santa mierda, hombre!”. Eso, para mí es mi álbum favorito de Sepultura. Quiero decir, me encantan todos sus álbumes, pero ese… probablemente todo el mundo lo ama, pero para mí, es uno realmente especial porque fue otra evolución.

White Zombie, Astro-Creep: 2000 – Songs of Love, Destruction and Other Synthetic Delusions of the Electric Head (1995)

CT: Este puto álbum es tan jodido, coño. Ni siquiera sé si la gente lo consideraría un álbum de metal, pero lo hago, sólo por el hecho de que es tan loco. Las canciones “Electric Head“, partes uno y dos, son muy pesadas. Es sólo un magnífico, fresco, artístico álbum de heavy metal. Tiene tantas buenas canciones en él. No me importa admitirlo, pero “More Human Than Human” y “Super-Charger Heaven” son algunas de las canciones más pesadas que jamás he escuchado. Es un disco matador, todavía lo escucho hoy en día.



comments powered by Disqus