El origen de James Hetfield


El músico se inspiró en lo que vivió durante su niñez y adolescencia para crear grandes himnos con Metallica.


POR Héctor Elí Murguía  



Descendiente de una familia de científicos cristianos, James Alan Hetfield se refugió en la música de Aerosmith, Queen, Led Zeppelin y Black Sabbath para soportar el dolor de la muerte de su madre, quien falleció debido al cáncer y a la negligencia médica de la secta religiosa a la que pertenecían sus padres. A los nueve años, James comenzó a tocar el piano y la batería. Poco después aprendió a tocar la guitarra, instrumento con el que se convirtió en uno de los guitarristas más destacados de los últimos años gracias a éxitos como “Enter Sandman”, “Master Of Puppets” y “Nothing Else Matters”.

James siempre estuvo en conflicto con los dogmas y la religión conservadora. Las letras de canciones como “Dyers Eve“, “Mama Said“, “Until It Sleeps” y “The God That Failed” están inspiradas en ese repudio en contra de la religión que su familia profesaba.

El guitarrista formó parte de Obsession, banda con la que tocaba covers de The Beatles, UFO, Aerosmith, Motörhead, Queen y Thin Lizzy. Poco tiempo después, Hetfield formó el grupo Phantom Lord y comenzó a componer sus propios temas. El nombre de la agrupación cambió a Leather Charm y Hetfield comenzó a presentarse en fiestas y logró grabar un demo. Posteriormente, James vio publicado un anunció del baterista Lars Ulrich para crear Metallica con Dave Mustaine. El resto es historia…



comments powered by Disqus