El tecnoanimal que habita


El cantante ha despertado la ira en Argentina por sus palabras en tono machista.


POR Natalia Cano  



Gustavo Cordera ha regresado a aquellos días en los que las palabras pesan más que la música. Recientemente, el exlíder de la agrupación Bersuit se convirtió en noticia en Latinoamérica por haber emitido una serie de declaraciones que hacen una presunta apología a la violencia de género, y que según el músico argentino, fueron malinterpretadas por un estudiante de periodismo, quien compartió en redes sociales los desatinados comentarios del rockero.

“Hay mujeres que necesitan ser violadas para tener sexo porque son histéricas y sienten culpa por tener sexo libremente”, dijo “El PeladoCordera, cuando una de las alumnas preguntó su opinión sobre el caso de Cristian Aldana, vocalista de El Otro Yo, acusado de violación. Mientras el músico intentaba disculparse por lo dicho, la ira por parte de los grupos en defensa de los derechos de las mujeres, y el repudio de algunos políticos argentinos no se hicieron esperar, y condenaron las acciones de Cordera desde diferentes frentes. Mientras la estación Rock&Pop anunció que dejará de programar la música del compositor, los promotores de algunos de los conciertos que ofrecería en Argentina cancelaron las fechas.

Semanas antes del desafortunado incidente, el intérprete de “Señor Cobranza” visitó México para hablar sobre Tecnoanimal, el álbum que Eduardo CabraVisitante”, de Calle 13, le produjo recientemente, y al cual se ha referido como su “mejor disco” hasta la fecha. El cantante encontró en Uruguay el espacio que durante años anheló. Hace una década llegó a la localidad de La Paloma, un pequeño paraíso al norte de Punta del Este, donde disfruta de una vida pueblerina. Desde ahí ha escrito algunos de sus éxitos más grandes, incluidas las canciones “La bomba loca” y “Un pacto”, y en ese mismo sitio creó su nuevo y cuarto álbum con el grupo La Caravana Mágica, para el que echó mano de Cabra.

“O me iba a Uruguay o me moría, me iba de Bersuit y a Uruguay o me moría”, cuenta. “Ese país me ayudó enormemente a mi reparación mental y psicológica, que estaba en ebullición. ¡La gente no se puede imaginar lo que es el éxito encabezando y liderando una banda de rock en Latinoamérica!”. Cordera es, quizá, uno de los pocos cantautores latinos preocupados aún por escribir temas con líricas profundas y críticas. De ahí que haya empatado con Cabra, a quien conoció después de un concierto con Bersuit en Puerto Rico a finales de la década de 1990. Esa noche, “Visitante” y su hermano “Residente”, René Pérez, le entregaron un demo que contenía la canción que años después catapultó a Calle 13 a nivel internacional: “Atrévete –te-te“.

“Eduardo cree mucho en el poder de la melodía y la letra, yo también, y hemos trabajado este nuevo disco dándole un poder significativo a ambas cosas”, detalla. “Creo que a través del encuentro con Eduardo, él pudo interpretar eso y romper todas las estructuras para hacer un disco que, para mí, es el regalo más lindo de mi vida, es el álbum más importante que he hecho, incluso más importante que Libertinaje e Hijos del culo, que grabé con Bersuit”, agrega. Afirma que cualquier sentimiento de rencor hacia sus excompañeros en Bersuit quedó atrás, por lo que no ve en la palabra “reencuentro” un imposible.

BANNER 2 SEPT



comments powered by Disqus