Jack White convierte su interpretación de “Seven Nation Army” en Coachella en una especie de protesta


“Hagan todo lo que puedan, digan a todos los que conocen y a los niños de que tienen un día y que la música es sagrada”, explicó el músico.


POR Staff Rolling Stone México  



“Hagan todo lo que puedan, digan a todos los que conocen y a los niños de que tienen un día y que la música es sagrada”, explicó el músico.

Foto: Salvador Bonilla

Este fin de semana, Jack White subió al escenario del Festival Coachella para una de sus presentaciones finales, antes de tomarse un largo descanso de los escenarios.

Como parte de su presentación, el músico interpretó el sencillo “Seven Nation Army”, el cual se convirtió en una sesión de nueve minutos en la que White hizo una especie de protesta y un llamado a las armas. “Si me quieren hacer un favor”, proclamó White a mitad de la canción, “hagan todo lo que puedan, digan a todos los que conocen y a los niños de que tienen un día y que la música es sagrada” para luego pedir a los fans que lo acompañaran con la consigna “la música es sagrada”.

“Este es su  mundo ahora. Digital, análogo…como sea que consuman la música, dejen que mueva sus pelotas y su cerebro. Quiero que todos en el público compartan la palabra: Traten a los músicos con el mismo respeto con el que tratan a los actores, directores y estudios de cine. Traten a sus bandas locales de punk tan bien como a las películas nuevas de gran presupuesto”.

La interpretación de White concluyó con un desplante del cantante y productor, quien arrojó un instrumento fuera del escenario.

Aquí un video capturado por un asistente a Coachella 2015, el cual captura la protesta de Jack White:

BANNER APP 143




comments powered by Disqus