La enigmática personalidad de Mick Jagger


El legendario vocalista de The Rolling Stones cumple 74 años.


POR Héctor Elí Murguía  



Sensualidad, furia, rebeldía, androginia, genialidad e insolencia son algunos de los adjetivos más comunes que describen a Mick Jagger. Sin embargo, existe una historia detrás de la enigmática imagen de esta figura icónica de la cultura popular.

“No tenía inhibiciones. Vi a Elvis y a Gene Vincent y me dije: ‘yo puedo hacer eso’. Y me gustó hacerlo. Es emocionante hacerle al tonto en público, incluso si sólo te están viendo 20 personas. A la gente parecía gustarle, si hubieran lanzado tomates o algo más, probablemente me habría detenido. Pero mi acto gustó”, dijo el cantante en una entrevista en 1968.

Mick era un joven de 20 años cuando comenzó a encarnar al Jagger que todos conocemos. Cual personaje de historieta, el londinense se inspiró en todos sus ídolos de blues y en la sensualidad desenfrenada de Elvis Presley para crear una mezcla atómica que dio como resultado un ser limerente con las cualidades seductoras de la serpiente descrita en los relatos bíblicos.

Físicamente, su aspecto era grotesco: una boca que abarca (hasta estos días) dos pómulos pronunciados; nariz afilada; cabellera medieval y una mirada penetrante. Fue hasta finales de la década de los sesenta que su álter ego evolucionó a su máxima expresión cuando salió a la luz el video de “Jumpin’ Jack Flash”. Antes de la llegada de MTV, los ojos del mundo observaron a un demente bailarín cantar sobre sus traumas de la infancia y la droga como un refugio voraz: “Llevábamos todo más allá porque no había nada más sofisticado que el ridículo y el afeminamiento. Es algo muy inglés. Que los chicos se vistan como mujeres no es nada particularmente nuevo”.

En esta época, Mick Jagger se apropió de la literatura de Baudelaire y de la sensibilidad de Bob Dylan. Inspirado en estos dos pilares, creó piezas inolvidables como “Sympathy For The Devil” y “Gimme Shelter”, la primera, una controversial crítica de la humanidad y la segunda, un documento histórico que retrató el sentimiento colectivo sobre la guerra de Vietnam. De la mano de su gemelo espiritual, Keith Richards, el vocalista compuso “Midnight Rambler”, una ópera blues que le permitió gritar, desnudarse y retorcerse en el escenario.

A principios de los años setenta, Mick se convirtió en un símbolo sexual al adoptar la vestimenta y los pasos de baile de James Brown, además de convertirse en un fiel seguidor de la androginia espacial de Ziggy Stardust (David Bowie). Más tarde, el punk y la música disco influyeron en él. Temas como “Emotional Rescue”, “She’s So Cold” y “Miss You”, demostraron las virtudes del británico con los característicos fraseos y sonidos guturales que evocaban una sensualidad latente, cuando los miembros de The Rolling Stones ya tenían más de cinco décadas cumplidas.

Hasta la fecha, Sir Mick Jagger recuerda sus mejores canciones con los Stones durante sus giras. Con 74 años de edad, el músico recorre aproximadamente 12 millas mientras canta, baila, camina y salta. Su estilo único en el escenario ha sido estudiado por académicos de diversas universidades como Harvard y Columbia, en el campo de la sexualidad, género e imagen.



comments powered by Disqus