‘Master Of Puppets’: 31 años después


Revisamos el último trabajo en el que participó Cliff Burton.


POR Héctor Elí Murguía  



En 1986, un mundo postapocalíptico emergía de los sonidos que la radio anglosajona esparcía. La diversificación de los géneros musicales se gestaba desde el pop futurista de Prince y el vanguardismo de Pet Shop Boys, hasta uno de los géneros más emblemáticos que surgieron en esa década: el thrash metal.

Uno de los representantes de aquel movimiento cultural y musical fue Metallica, quienes a través de sus riffs le dieron vida a una bestia sonora de velocidad, distorsión y agresividad llamada Master Of Puppets. Tres años antes, su álbum debut Kill ‘Em All contenía rastros de hardcore en su naturaleza discursiva y Ride The Lighting de 1984 fue su primera experimentación orquestal producida por Flemming Rasmussen.

En su tercer material, la paranoia se muestra como elemento principal del concepto del álbum; “Battery” es el principio de un machacante decreto del final de los tiempos, un manifiesto que preludia una paranoia cerebral provocada por las drogas.

Según James Hetfield, fueron las sustancias adictivas las que inspiraron el nombre del álbum, debido a los efectos secundarios que causaban. A través de “Disposable Heroes“, la fórmula musical de una composición de acordes sublimes con una constante progresión de velocidad, cuenta la historia de un soldado enajenado por los albores de la guerra que visualiza un cementerio en donde todos sus amigos de escuadrón yacen; la portada del álbum, diseñanda por Peter Mensch, reflejó este sueño neurótico con las manos del “maestro” sujetando con hilos un valle seco infestado de lápidas en forma de cruces.

Master_Of_Puppets

La catástrofe mental llega con la canción que le da nombre al disco “Master Of Puppets“, una pieza que se compone de 3 momentos estructurales en donde el aliento de sus inspiraciones como Led Zeppelin, Deep Purple y Motörhead, se inscriben en su esencia: un preludio hipnótico, un solo de guitarra emblemático y un puente melódico en el que la canción “Andy Warhol” de David Bowie, podría asemejarse con la rítmica compuesta por Hetfield.

Leper Messiah” fue una crítica directa hacia la publicidad religiosa en una alegoría bíblica en la que el siglo XX, vomitaba a través de la distorsión el discurso de los negocios dentro de la fe humana. La lepra del consumismo le fue contagiada al mismísimo Mesías.

Master Of Puppets es la última producción de la agrupación con su alineación original, pues pocos meses después, el bajista Cliff Burton fallecería en un accidente automovilístico. En su último testamento, Burton dejaría como legado “Orion“, uno de los tracks instrumentales más apreciados en el universo del thrash por la nostalgia contenida en el mismo. El álbum fue grabado en el estudio en ocho semanas, en el verano de 1985, un tiempo récord de grabación para una banda que dedicaba su tiempo a beber alcohol y a escuchar hard rock.

A 31 años de su publicación, Metallica está consciente del éxito del thrash metal como un género que se ha popularizado a lo largo del tiempo y regresa a nuestro país con Hardwire…To Self Destruct.

BANNER APP 166



comments powered by Disqus