Rock in Rio USA: Las Vegas sabe pecar… Y también rockear.


Así se vivió el primer día de Rock In Rio USA.


POR Staff Rolling Stone México  



Así se vivió el primer día de Rock In Rio USA.

Por Natalia Cano

Para un lugar como Las Vegas no existen imposibles, incluso si ésta busca convertirse durante dos fines de semana en “La Ciudad del Rock”. Por primera vez en casi 30 años de historia, el legendario festival de origen brasileño Rock in Rio hizo de la llamada “Ciudad del Pecado” su casa y reunió a algunos de los más grandes nombres de la escena musical contemporánea como Metallica, No Doubt, Taylor Swift, Bruno Mars, Deftones, Linkin Park, Ed Sheeran, Gary Clark Jr., Rise Against y Maná para engalanar su debut en territorio estadounidense.

Considerada “la capital del espectáculo”, a partir de este fin de semana Las Vegas pasó de ser la enigmática ciudad construida en medio del árido desierto del Mojave, a ser la nueva casa del mítico festín rockero que desde su creación, en 1985, también ha tocado base en Portugal y España.

El Boulevard de Las Vegas se convirtió en el oasis sonoro que todo apasionado del rock desearía encontrarse por su paso en estas tierras desérticas que atraen a cientos de turistas a sus representativos hoteles y casinos, en busca de fortuna y mujeres exuberantes.

La primera jornada de Rock in Rio Las Vegas, que de acuerdo con la organización llevaba más de 110 mil entradas vendidas para su primer fin de semana, inició el viernes con un cartel conformado por No Doubt, Gary Clark Jr. Maná, The Pretty Reckless, Foster The People, Small Pools y Terra Celta, cuyas propuestas musicales nutrieron el primero de dos días dedicado al rock.

El festival arrancó con un espectáculo introductorio a cargo del Cirque du Soleil en el escenario principal. El famoso show que revolucionó las artes circenses y que fue creado hace más de tres décadas por el billonario canadiense Guy Laliberté, mantiene ocho montajes en Las Vegas, incluido “Love”, dedicado a la obra musical del famoso cuarteto de Liverpool The Beatles.

Un grupo de músicos del Circo del Sol interpretaron un par de piezas rockeras, mientras un conjunto de acróbatas se lucían con sus mejores trucos enredados en las cuerdas a través de las cuales quedaron suspendidos en el aire por algunos minutos. Frente al escenario principal, una tirolesa se convirtió en la gran atracción, pues algunas personas del público pudieron deslizarse en ella sobre el público.

Sobre el terreno sobre el cual se armaron dos enormes escenarios de Rock in Rio, también se montaron otros tres escenarios pequeños, por donde desfilaron bandas y solistas como los ya mencionados Terra Celta, Stone The Beetles, Miguel Colker, Academy of Villains, Druskee y MC Myron Marten, quienes imprimieron el toque ecléctico al festival. Alrededor de los entarimados destacaba una pequeña villa que recreaba el estilo pueblerino de los primeros años de Las Vegas, ciudad fundada a principios del siglo XX.

Foster The People hizo bailar a los cientos de personas que se reunieron alrededor del escenario Mercedes-Benz Evolution. El trío californiano al que dan vida el cantante y tecladista Mark Foster, el bajista Jacob Fink y el baterista Mark Pontius presentó nuevas versiones de canciones como “Call It What You Want”, “Houdini”, “Don’t Stop (Colors On The Walls), “Helena Beat” y su éxito radial “Pumped Up Kicks”, que se desprenden de su álbum debut  de 2011 Torches, así como de su segunda producción discográfica Supermodel.

Aunque el festival contó con la participación de músicos de origen brasileño como Pepeu Gomes, Spok Frevo Orchestra y Leo Gandelman, fue la agrupación mexicana Maná la que abanderó a Latinoamérica. El vocalista y guitarrista Fher Olvera, el baterista Alex González, el bajista Juan Calleros y el guitarrista Sergio Vallín pusieron a cantar y bailar a propios y extraños con canciones clásicas de su discografía como “Oye mi amor”, “De pies a cabeza”, “Vivir sin aire”, “Corazón espinado”, “Lluvia la corazón”, “Mariposa traicionera” y “Eres mi religión”.

Poco antes de concluir su actuación, Olvera recordó a los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa desaparecidos hacer poco más de siete meses en Guerrero, un crimen que ha conmocionado dentro y fuera de México y para el que la ONU ha exigido una investigación transparente. El vocalista, quien dedicó su actuación en Rock in Rio USA, también hizo referencia a la crisis política y social que enfrenta actualmente Venezuela.

El gran cierre de la jornada corrió a cargo de No Doubt, cuya vocalista Gwen Stefani se echó a la bolsa a la audiencia apenas subió al escenario. Aparentemente emocionada, la rubia interactuó en todo momento con el público, del cual eligió a una afortunada chica para subirla al escenario, y junto a quien posó para la llamada “selfie”.

A sus 45 años, la cantante y actriz puede jactarse de conservar una figura envidiable y un carisma único que la convirtieron en un icono de la música y la moda en la década de 1990.

No Doubt, banda que también integran Tony Kanal, Adrian Young y Tom Dumont, hizo un recorrido por casi tres décadas de carrera con éxitos como “Hella Good”, el cover de Talk Talk “It’s My Life”, “Underneath It All”, “Settle Down”, “Ex-Girlfriend” y “Hey Baby”. Más tarde llegaría un set acústico con canciones como “New Simple Kind of Life” y “Excuse Me Mr.”.

“Sunday Morning”, “Bathwater”, “End It on This”, “Don’t Speak”, “Just a Girl” y “Spiderwebs” marcaron el cierre de la primera jornada de Rock in Rio USA, festival que en su segundo día de actividades recibiría el sábado a Metallica, Deftones, Sepultura y Steve Vai, Linkin Park y Coheed and Cambria.

BANNER CONT 2 144




comments powered by Disqus