Roger Waters: su historia


Repasamos la trayectoria del músico británico con motivo de sus presentaciones en México.


POR Priscila Núñez  



Aprilia (Lt)
Aprilia (Lt)

La Ciudad de México está siendo testigo del talento de Roger Waters, fuerza creativa detrás de la legendaria banda Pink Floyd, quien se encuentra en nuestro país para presentar los grandes éxitos de la agrupación británica.

La importancia de este suceso radica en que la música compuesta por el británico se ha convertido en himnos de una generación, su mensaje y letras siguen atrayendo a nuevos seguidores.

Por ejemplo, en 1979 cuando fue grabado el álbum The Wall, hablaba sobre un hombre oprimido por su madre e intimidado por sus profesores, que se convierte en una estrella de rock. Tres décadas más tarde, el disco habla sobre un joven temeroso que se aleja avergonzado de otros seres humanos, y esto puede ser visto potencialmente a cómo actúan las personas y las naciones hoy en día.

Siempre han existido muros que nos dividen. Existen, por ejemplo, muros entre naciones de primer y tercer mundo, muros entre el mundo oriental y occidental, muros entre ricos y pobres, muros que dividen a las personas por su ideología y creencias, y en este caso particular, existe un muro entre el nombre de Roger Waters y el hombre que realmente es.

Roger Waters nació el 6 de septiembre de 1943 en Great Bookham, Reino Unido, cuando el mundo se encontraba en medio de la Segunda Guerra Mundial. Ciertamente el conflicto bélico dejó heridas imborrables en millones de personas, y de una forma muy personal en Waters ya que su padre, un maestro de escuela, se unió a la infantería del Ejército británico y murió en combate. Tras la tragedia, su madre Mary tuvo que criar a sus dos hijos en Cambridge.

Años más tarde, en 1965 junto a Syd Barret, formó Pink Floyd, grupo en donde actuó como bajista y compositor hasta 1983. Con el tiempo y el deterioro mental de Syd, Roger Waters tomó las riendas de la banda, asumiendo la dirección artística junto a David Gilmour, llevando a Pink Floyd a lo más alto, en la época en la que publicaron sus mejores discos.

Pero con el tiempo, la relación entre Waters y Gilmour se deterioró. Para 1977, después del álbum Animals se dijo que había dejado de colaborar con el resto de la banda y en 1979,el álbum The Wall fue en su mayor parte un trabajo de Waters donde la banda actuaba como músicos de apoyo.

Cuando la banda finalmente se separó en 1984, Waters se embarcó en una batalla legal donde Gilmour se hizo con los derechos sobre la marca Pink Floyd, mientras que él se hizo con los derechos sobre The Wall y algunas otras de las composiciones que hizo para la banda. Pink Floyd sin Waters, lanzó dos discos más, pero no logró los elogios de la crítica ni el estatus de culto de los álbumes anteriores.

A partir de ese momento, Waters continúo su carrera en solitario produciendo tres discos: The Pros and Cons of Hitch Hiking, Radio K.A.O.S. y Amused to Death. Después, en 1992, Roger Waters se dedicó a componer una ópera rock titulada Ça Ira, que aparece publicada en septiembre de 2005.

A lo largo de toda su vida, Waters se ha destacado por su activismo político. Es así que tras la caída del Muro de Berlín en 1989, organizó uno de los conciertos de rock más grandes de la historia, The Wall Live in Berlin, el 21 de julio de 1990 para conmemorar el fin de la división de las dos Alemanias y que tuvo lugar en Potsdamer Platz, una plaza simbólica que estuvo en la “tierra de nadie” del Muro de Berlín.

Tras casi doce años sin salir de gira y siete años apartado de la industria musical, Waters se embarcó en 1999 en la gira In the Flesh, donde tocaba canciones de su época de Pink Floyd y de su época en solitario, la cual se alargó casi tres años y recorrió todo el mundo. Después de esa primer gira, continuó con The Dark Side of the Moon, y en septiembre de 2010, dio inicio a la gira mundial basada en The Wall, en la que ofreció 219 espectáculos en todo el mundo a lo largo de tres años.

El 2 de julio de 2005, Roger Waters se reunió con sus ex compañeros David Gilmour, Rick Wright y Nick Mason para el concierto benéfico Live 8. Esta ha sido la única reunión de Pink Floyd con Waters desde su último concierto en Londres 24 años antes.

En cuanto a su vida personal, Waters ha estado casado en cuatro ocasiones y tiene tres hijos, de su segundo matrimonio tiene a Harry Waters, músico que toca el teclado en los conciertos de su padre, e India Waters, artista y modelo; y de su tercer matrimonio tiene Jack Fletcher. Luego de su tercer divorcio, Waters dejó Inglaterra para quedarse en Estados Unidos, donde vive Jack.

No cabe duda entonces, de que Roger Waters es un ícono musical que ha influido en las situaciones históricas más relevantes de nuestros tiempos. Sus dos presentaciones en el Foro Sol de la Ciudad de México son una oportunidad única para escuchar las canciones que han marcado generaciones.

BANNER 2 SEPT



comments powered by Disqus