Rumbo al Corona Capital: Death Cab for Cutie


El grupo liderado por Ben Gibbard se presentará por primera vez en la Ciudad de México como parte del Corona Capital 2018.


POR Andrea Calderón  



PresentadoporDoritos

Lugar de origen: Bellingham, Washington
Discografía: nueve LPs y cinco EPs
Top 5: “I Will Follow You into the Dark”, “Soul Meets Body”, “Transatlanticism”, “The Ghosts of Beverly Drive” y “I Will Possess Your Heart”
Presentación: domingo 18 de noviembre, escenario Corona Light de 20:40 a 22:00 horas

Combinando letras sensibles, melodías armoniosas y una voz melancólica, cortesía de Ben Gibbard, Death Cab for Cutie surgió de la escena independiente de su natal Bellingham en 1997. Con el paso del tiempo, se convirtieron en una de las bandas más reconocidas de los dos mil en su género. Basta con escuchar cualquier pista dentro del gran repertorio del colectivo para darse cuenta de que el sonido de Death Cab for Cutie se rige por dos elementos centrales: sinceridad y perfeccionismo.

Es tal vez, la tendencia por una producción refinada en cada uno de sus materiales discográficos lo que distingue a este grupo del resto. El talento de cada uno de sus integrantes queda explícito en el gran involucramiento artístico que rodea cada LP, creando una diversa mezcla de estilos que dan como resultado un Death Cab for Cutie que se renueva con cada material pero que no olvida sus raíces ni pierde su esencia. Después de veinte años de carrera y varias piezas recordadas con nostalgia por los más fieles amantes de la escena independiente, el grupo sigue regalándonos canciones que ya forman parte de nuestras experiencias más personales.

El grupo tuvo sus inicios en 1997 como un proyecto en solitario de Ben Gibbard. El músico grabó su primer EP titulado You Can Play these Songs with Chords bajo el nombre de Death Cab for Cutie. El material fue todo un éxito y Gibbard pidió ayuda a su entonces amigo de la universidad Chris Walla para comenzar un proyecto en forma. Una vez juntos, el dúo invitó a Nick Harmer en el bajo y a Nathan Good en la batería, para finalmente completar el grupo.

Una vez establecidos oficialmente como Death Cab for Cutie, el cuarteto lanzó su álbum debut Something about Airplanes en el año de 1998, el cual tuvo un buen recibimiento. Este trabajo discográfico les abrió puertas y en el año 2000 consiguieron publicar We Have the Facts and We’re Voting Yes. Antes de su lanzamiento, el baterista Nathan Good abandonó la banda, cediendo su lugar a Michael Schorr.

Foto: cortesía Warner Music

En 2001, el colectivo publicó un nuevo disco titulado The Photo Album, pero no fue sino hasta 2003 cuando finalmente obtuvo el reconocimiento que merecía. Ese mismo año, Death Cab for Cutie lanzó Transatlanticism, su tercer álbum de estudio y con él anunció la llegada de un nuevo baterista: Jason McGerr. Este LP es considerado por muchos, como el mejor en su carrera y fungió como un parteaguas en la historia de la agrupación, logrando atraer la mirada de Atlantic Records, sello discográfico con el que firmaron en noviembre de 2004.

Con una nueva disquera y dispuestos a modificar su sonido e imagen, Death Cab for Cutie publicó Plans, su quinto álbum. Los sencillos “Soul Meets Body” y “I Will Follow You into the Dark” se convirtieron rápidamente en éxitos dentro de la discografía del cuarteto. Ese mismo año, Plans recibió una nominación al Grammy en la categoría de Mejor Álbum de Música Alternativa. La banda se tomó un par de años para descansar y en 2008 regresó con Narrow Stairs, un material con un estilo mucho más oscuro y melancólico.

Death Cab for Cutie se encerró en el estudio de grabación para preparar el que sería su próximo álbum de estudio, sin embargo, en 2014, Walla anunció su salida del grupo. Un año más tarde, Death Cab for Cutie publicó Kintsugi (aún con la participación de Walla), un LP grabado por primera vez por un productor externo llamado Rich Costey. Finalmente, en agosto de este año el colectivo estrenó Thank You for Today. Este nuevo LP representa el debut en las piezas de estudio de los nuevos miembros: Dave Depper y Zac Rae, quienes habían acompañado al resto de los integrantes en sus presentaciones en vivo desde 2015.

Datos curiosos sobre Death Cab for Cutie:

1. La inspiración detrás del nombre de la banda fue una canción interpretada por Bonzo Dog Doo-Dah Band incluida en su álbum de 1967 Gorilla. La letra del sencillo fue escrita por Vivian Stranshall y Neil Innes y está inspirada en la teoría que señala que Paul McCartney murió en un accidente automovilístico en los primeros años de actividad de The Beatles.

2. Todas las letras de Transatlanticism, el cuarto álbum de estudio de Death Cab for Cutie, narran de manera cronológica la historia de una pareja que tiene que lidiar con los problemas de llevar una relación a larga distancia.

3. El álbum Narrow Stairs (2008) fue el primero de la banda en llegar a la cima del Billboard 200 en Estados Unidos. A pesar del éxito del disco, el líder Ben Gibbard señaló que este LP era su “disco más deprimente”.

4. El éxito comercial de Death Cab for Cutie se disparó gracias a la promoción que recibió por la aparición de su música en The OC. El nombre del grupo comenzó a sonar gracias a que uno de los actores principales del programa (Adam Brody) era un gran fanático de la banda en la serie (y en la vida real). Las canciones del colectivo formaron parte de la banda sonora del show e incluso Gibbard y compañía llegaron a tener una aparición especial durante un capítulo.

5. En 2006 lanzaron un conjunto de 11 cortometrajes bajo el título de Directions. Este trabajo estuvo inspirado en las canciones incluidas en el álbum Plans. Cada uno de los videos fue dirigido por una persona diferente y fueron publicados uno a uno en su sitio oficial.

“I Will Follow You into the Dark”:

“Soul Meets Body”:

“I Will Possess Your Heart”:



comments powered by Disqus