Dos décadas de música


Aterciopelados alista el festejo por sus veinte años.


POR Staff Rolling Stone México  



Aterciopelados alista el festejo por sus veinte años.

Por Natalia Cano

Andrea Echeverri ha hecho de la emancipación de la mujer su bandera. La cantante de Aterciopelados ha dedicado la última década a trabajar intensamente como activista de los derechos de las mujeres en su natal Colombia, una labor que se ha extendido en su faceta como cantautora y ceramista.

Atrás quedó la imagen de la rockera alternativa de larga y oscura cabellera; aquella que inmortalizó una sensual versión de “La Ciudad de la Furia”, en un dúo ya histórico con el fallecido Gustavo Cerati. La misma que tocaba la guitarra mientras cantaba con intensidad “Bolero falaz” como un himno al desamor.

Hoy, a sus 49 años, Echeverri es una madre comprometida con sus dos hijos, que declina la invitación de los premios Grammy Latinos por oponerse a la parafernaliaque envuelve el espectáculo de esa ceremonia anual.

La que apoya campañas en su país en favor de las víctimasde la violencia sexual y doméstica, indígenas y defensoras de derechos humanos. La que cuenta, a través de la música, sobre la experiencia de la maternidad, y que con su álbum Ruiseñora (2013) afianzó su imagen como neo-feminista y antimachista.

Continúa leyendo este artículo en nuestro número de octubre…





comments powered by Disqus