¡Ay, ay, ay, ay… mi querido capitán!


Muere El Capitán Pijama.


POR Staff Rolling Stone México  



Muere El Capitán Pijama.

Fotos y texto: José Xavier Návar

El underground electrónico mexicano está de luto con la inesperada muerte de Jesús Bojalil, mejor conocido como El Capitán Pijama, mote al que más recientemente agrego el añadido de Jalabalú. El que fuera hijo del compositor  Chucho Martínez Gil (creador del éxito “Pimpollo”), fue encontrado muerto en su departamento de Xochimilco, al lado de su computadora y de sus sintetizadores, víctima de un infarto fulminante.

El Capitán, parte fundamental del rock electrónico mexicano, que tenía una legión de seguidores, fue el cerebro de las legendarias Pijamas a Go-Go y piloto de combate, junto con Jaime Herranz, en El Escuadrón del Ritmo, telonero de los conciertos de Chac Mool en los comienzos de la Carpa Geodésica, allá por el rumbo de Insurgentes Sur, en los tempranos 80s.

Experimentalista del teclado electrónico, Bojalil, se desempeñó también como reportero en la los tiempos mexicanos de la revista Interview, y era un apasionado coleccionista de rock progresivo y experimental (su colección de vinilos, parte de la cual acabó vendiendo en los inicios del Tinaguis del Chopo, fue legendaria y fue de los primeros en tener material de Zappa y de su similar, el Capitán Beefheart)

Entre los muchos proyectos verdaderamente alternativos en los que participo (antes de que término fuera “inventado” por las disqueras) se cuentan Mamá Cachimba, Como México No Hay Dos, Ultraviolet y La Orquesta Roja. Deja para la posteridad  más de dos docenas de casetes que grabó cuando vivió en California (que están en proceso de masterización digital a CD) y más 15 quince compactos (algunos dobles), con títulos tan extraños como fascinantes, igual que sus composiciones: “Música para Agentes Secretos Inoxidables”, “La Neta de la Corneta”, “Música para Cazar Mariposas”, “Nunca por Idiota”, “Intriga en Acapulco” y “En Busca del Átomo Relleno de Chocolate”.

Walter PijamaCapitán Pijama, José Xavier Návar, Illy Bleeding, Walter Schmidt y “La Niña Molinari”





comments powered by Disqus