El cósmico sueño californiano de Beck


Desde el estudio, Beck nos habla de su regreso con Morning Phase


POR Staff Rolling Stone México  



Desde el estudio, Beck nos habla de su regreso con Morning Phase

Tras cinco años tranquilos, el cantante regresa con un álbum de psicodelia “Dylanesca”

Por David Fricke

Me di cuenta que esta palabra surgía una y otra vez, primero inconscientemente”, cuenta Beck con una voz seria, explicando cómo terminó con 12 canciones acerca de la mañana –el pensamiento y la renovación al inicio de cada día– en su nuevo disco, Morning Phase, a la venta en febrero a través de Capitol. “Cuando trabajas en cada canción, estás tan profundamente metido en ello que no puedes ver más allá, entonces me di cuenta, ‘estas imágenes, la luz’”.

“Iba y venía con ese título”, dice el cantautor de 43 años, sentado en el jardín de un hotel en Buenos Aires, la última parada de una reciente gira por Latinoamérica. “Pero le habla a las canciones y de dónde surgen –una sensación de agitación e incertidumbre y después ‘salir de eso y que las cosas mejoran’”.

Morning Phase es el primer álbum que Beck hace desde Modern Guilt de 2008. También es uno de los mejores: Un ciclo de canciones tiernamente impresionantes con una psicodelia lánguida que recuerdan al reflexivo disco de 2002, Sea Change, pero también se remonta al cósmico rock californiano de The Byrds, Gram Parsons y Crosby, Stills and Nash.

“Blackbird Chain” suena como un brillante pedazo del álbum de 1968 The Notorious Byrd Brothers, de The Byrds. “Waking Light” evoca al disco de David Crosby de 1971, If I Could Only Remember My Name, mientras que “Country Down” parece una mezcla del Bob Dylan de finales de los años sesenta.

“No crecí con esa música”, Beck, un nativo de Los Ángeles, admite. “Me sentía atraído a cosas más oscuras y fuertes –The Velvet Underground era una de mis bandas favoritas en la adolescencia. Pero tiempo después, esa música de California hizo eco. Siempre intento que discos como éste o el Sea Change sean simples, un poco crudos. Terminan siendo más ricos, sonoramente hablando. Casi no puedo evitar ser eso”.



comments powered by Disqus