Camilo Lara del IMS habla de su nuevo disco, ‘Político’


Camilo Lara del Instituto Mexicano del Sonido llega con un álbum ‘ad hoc’ al ambiente nacional


POR Staff Rolling Stone México  



Camilo Lara del Instituto Mexicano del Sonido llega con un álbum ‘ad hoc’ al ambiente nacional

El Instituto Mexicano del Sonido llega con un álbum ‘ad hoc’ al ambiente nacional

Por Andrés Díaz

El 2012 es un año atípico para los mexicanos, ya que salimos del adormecimiento social para sacar a relucir esa pizca política que se esconde dentro, debido el exceso propagandístico de partidos políticos que buscan ganar las elecciones. Es en momentos como estos cuando esa realidad nos toca –a algunos golpea– y las cosas no pueden ser las mismas.

Camilo Lara no es la excepción, sólo que él se enfrentó a la realidad de una forma más extrema: “El día que comencé a hacer el disco había cuatro helicópteros volando alrededor de mi casa en la colonia Roma. Me asomé y había policías rodeando la cuadra. Me enteré que del otro lado de la pared donde duermo encontraron a un terrorista somalí que tenía más de 20 kilos de explosivos listos para cometer un acto terrorista. El grado de violencia me tocó demasiado cerca y a pesar de eso no le puse mucha atención, pero al momento de componer, me di cuenta que me afectó: Tenía dos grados menos de humor y dos más de política”.

Es por ello que el personaje bonachón que Camilo encarna en el Instituto Mexicano del Sonido dejó a un lado a Katia, Tania, Paulina, La Kim y demás temas cotidianos para centrar la atención en la violencia o robos en el nuevo disco titulado Político: “Tampoco me quiero convertir en Manu Chao o Gogol Bordello, no me interesa, pero me atrae la rabia que provoca la realidad que vivimos”.

Casualmente, el estreno del primer sencillo del álbum, “México”, fue un día después del primer debate entre los presidenciables, por lo que le dio un sentido totalmente diferente al que Camilo tenía pensado: “Todo el mundo estaba con un bajón tremendo, por lo que todos lo tomaron de un lado más fatalista siendo que originalmente es una canción más irónica”.

Por el éxito que ha obtenido, Camilo se ha vuelto una especie de embajador musical de México al salir de gira –formó parte del cartel de Lollapalooza 2010–, por lo que prefiere mostrar una faceta más real: “Hablo de temas cotidianos y creo que da igual si se limita o no a una zona de la ciudad. Jordi Soler decía que las ciudades se pueden limitar a 10 cuadras, así que yo hablo de esas cuadras que conozco y que son parecidas a las de Barcelona o Río de Janeiro. La música tiene la ventaja de poder viajar. Cuando hables de algo, lo importante es que lo sepas, eso te da más ‘legit’ –como dice MC Hammer– y termina siendo algo real. El México de postal es un cliché, no existe”.

Musicalmente, Camilo decidió incorporar nuevos ritmos en Político para contrarrestar el folclor que viene arrastrando desde Méjico Mágico debido al nuevo auge que ha tenido la cumbia: “Quise hacer otra cosa porque quería sonar más a Kraftwerk o a Happy Mondays, pero terminé regresando a un sonido más mexicano. Siento que la cumbia se ha vuelto un comodín fácil del que todos se agarraron; en Holanda o Francia había personas que la usaban para hacer música.

BANNER CONTENIDO 2 JUNIO

BANNER DESCARGA DIGITAL



comments powered by Disqus