Clausura de los Juegos Panamericanos


El día de ayer se llevó a cabo la gran clausura en la que se aplaudió a la delegación mexicana por las 133 medallas obtenidas y las 42 de oro que rebasaron cualquier pronóstico y las 24 conseguidas en 1995 en Mar del Plata..


POR Staff Rolling Stone México  



El día de ayer se llevó a cabo la gran clausura en la que se aplaudió a la delegación mexicana por las 133 medallas obtenidas y las 42 de oro que rebasaron cualquier pronóstico y las 24 conseguidas en 1995 en Mar del Plata..

Por Paos García
Fotografía EFE/Ulises Ruiz

El día de ayer (30 de octubre) se llevó a cabo la gran clausura de los Juegos Panamericanos 2011 en la que se aplaudió a la delegación mexicana por las 133 medallas obtenidas y las 42 de oro que rebasaron cualquier pronóstico y las 24 conseguidas en 1995 en Mar del Plata.

El clavadista Yahel Castillo fue el portador de la bandera nacional y uno de los más ovacionados por  las más de 45 mil personas que asistieron al Estadio Omnilife, luego de su perfecta actuación por la que obtuvo dos medallas de oro, una en trampolín individual y la otra en sincronizado.

La encargada de interpretar el Himno Nacional fue Ely Guerra, acto seguido, un despliegue de fuegos artificiales  iluminó la noche en Guadalajara y le dio la bienvenida a las diferentes delegaciones participantes que, en esta ocasión, no desfilaron solemnemente sino de manera informal y un tanto desordenada.

La producción del evento fue sorprendente, 15 minutos seguidos de fuegos artificiales estallaron sobre el Estadio Omnilife; mientras que el show musical corrió a cargo de bandas como Camila, Diego Torres y The Wailers. La banda jamaicana presentó un set que extrañamente se alargó y, después de terminado, tuvo una especie de encore en el que la agrupación tuvo que regresar al escenario a tocar un par de canciones más mientras la siguiente actuación estaba lista; sin duda, una situación que no sólo confundió al público sino a la banda, que parecía no terminar de entender qué estaba pasando mientras seguían con su presentación.

GUADALAJARA 2011 CLAUSURA Fotografía EFE/Ulises Ruiz

Por su parte Ricky Martin, quien fue el encargado de cerrar el evento, subió al escenario principal acompañado de un despliegue de músicos y bailarines para hacer sonar, entre otros temas, su éxito del ’95, “Livin’ la Vida Loca”. Una actuación por demás predecible si tomamos en cuenta queun show así fue perfecto para la Copa Mundial de Fútbol del ’98, pero que 13 años después, definitivamente ya no es lo mismo.

Pese a la desangelada y poco emotiva selección musical de la noche, lo realmente importante de esta celebración fue el reconocimiento que los mexicanos le rindieron a los deportistas nacionales, que lograron demostrar que pese al escaso apoyo que se le otorga al deporte en nuestro país, pueden dar resultados impresionantes en las distintas disciplinas y dejar a México bien parado en el extranjero.



comments powered by Disqus