La simpleza y el amor


Devendra Banhart habla del concepto literario bajo el cual desarrolló su álbum titulado ‘Mala’


POR Staff Rolling Stone México  



Devendra Banhart habla del concepto literario bajo el cual desarrolló su álbum titulado ‘Mala’

Por @Andres Díaz

En 1924 surgió un manifiesto literario brasileño llamado Pau-Brasil, el cual buscaba liberar a la poesía de las rejas gramaticales, así como de las elegantes y pedantes estructuras, con la finalidad de generar un lenguaje más fluido y natural –el propósito era que los sentimientos fluyeran libremente para comunicarse de forma coloquial y directa hacia los demás. Uno de los representantes del mencionado manifiesto fue Oswald de Andrade quien, dentro de su larga trayectoria, destacó uno de los poemas-minuto más simples, breves y concisos donde las palabras “amor” y “humor” eran lo único que llenaban una hoja en blanco. Este concepto fue la piedra angular que Devendra Banhart utilizó para desarrollar su más reciente producción Mala.

Con viejos instrumentos de grabación utilizados en las primeras producciones de hip hop, Devendra se encerró junto al productor Noah Georgeson en su antigua y pequeña casa al norte de California. Ahí, simplificaron el proceso de grabación y crearon un puñado de canciones que mantienen una fragilidad peculiar a lo largo del disco, a excepción del corte “Your Fine Petting Duck”, en el que Ana Kraš –la musa y enamorada de Devendra– irrumpe vertiginosamente para hacer más evidente su influencia en esta producción –quizá este disco se distinga por ser ideal para dar caricias al ser amado.

Acerca de la fragilidad, Devendra nos explica: “Oscar Wilde dijo que la gente con las mejores voces tienen las peores voces al hablar, así como las personas más tranquilas suelen ser las más eróticas. Hay una tranquilidad porque ya estoy viejo aunque, pensándolo bien, siempre lo he sido. Cuando era joven, de unos 16 años, iba a la tienda de segunda mano y compraba trajes de abuelo, o cuando iba al Museo de Historia Natural usaba mi bandana rosada y suéter verde –parecía una tía que le gustaba el arte. Ahora tengo 31 años y me imagino con barba blanca, tomándome un café y teniendo entrevistas. En los últimos años, mi objetivo ha sido divertirme y encontrar la belleza, dejando a un lado lo feo. No ha sido fácil porque yo era muy negativo, ha sido un reto para mí. Estoy llegando a un punto en el que no peleo conmigo para operar más fácilmente en otras cosas”.

Mala parecería tener una connotación negativa, pero es todo lo contrario: “En serbio, Mala significa ‘pequeña’. En hindú o español significará otra cosa, pero no importa, porque en nuestra lengua se le da más importancia a cómo se usa. Eso me encanta, porque ‘mala’ es una palabra empleada en alguien que amas: A tu esposo o mujer, y es bonito escucharlo de alguien que quieres”, revela Devendra.

La portada de Mala es una pieza creada por el propio artista y, al preguntarle sobre la diferencia que existe entre realizar una pieza plástica y música, comenta: “Hay un proceso de preparación diferente para cada uno. Cuando hago música siento que no estoy haciendo arte, porque estoy escribiendo las palabras que van con la melodía o viceversa. Lo que es increíble es la libertad que uno tiene, hay una infinidad de posibilidades de imágenes visuales y escritas que conectamos a través del ombligo”.



comments powered by Disqus