P&R: Duncan Dhu


La banda española está de regreso con temas nuevos, luego de 13 años de ausencia, y vuelve a emprender una aventura que incluye una asignatura pendiente con México


POR Staff Rolling Stone México  



La banda española está de regreso con temas nuevos, luego de 13 años de ausencia, y vuelve a emprender una aventura que incluye una asignatura pendiente con México

Por Vania Hernández

Mikel Erentxun es claro. Todo inició como un proyecto recopilatorio tipo Best Of, donde la recompensa monetaria era el atractivo principal. Al final, su amor por la música lo cambió todo.  “Nos implicamos emocionalmente muchísimo más y empezó a entrar la poesía, otros parámetros y ahora mismo nos hemos olvidado del dinero y estamos emocionados como si fuera nuestro primer disco”, comentó.

Duncan Dhu nunca cerró la puerta. “Cuando dijimos adiós, fue un hasta luego largo, nosotros en ese momento sentíamos que no teníamos nada interesante qué decir y nos centramos cada uno en nuestras propias carreras”, dijo Erentxun. Ahora, la banda integrada también por Diego Vasallo y Juan Ramón Viles, es un proyecto totalmente artístico con seis canciones nuevas, las cuales suponen la continuación de lo que dejaron en stand by.

Luego de andar por el camino con sus carreras en solitario, llegó el momento en el que sus afinidades musicales volvieron a florecer, a sentirse próximos, lo cual fue el detonador hace dos años . “Volvimos a compartir discos e influencias musicales, entonces se dio la base y los ingredientes para volver a hacer canciones juntos”, agregó el vocalista.

Ahora se encuentran en medio de una vorágine, tras la quietud de 13 años separados y 16 de no tocar en vivo. “Es una aventura impresionante. Es casi como volver a empezar porque han sido muchísimos años e incluso te diré que musicalmente las canciones nuevas regresan un poco al origen de hace 25 años, entonces sí que es como volver a empezar. Evidentemente el grupo tiene ya un nombre, hay expectación y se ha creado bastante ruido mediático, sobre todo en España, pero nosotros nos lo tomamos como un nuevo comienzo”, explicó el cantautor.

En esta nueva etapa, la tendencia de Duncan Dhu, con un legado de 12 discos y un montón de canciones, unas cuantas ya muy conocidas, no está muy alejada de sus inicios: crear música que se quede para siempre. “Ahora comprobaremos el alcance real, si Duncan Dhu consigue contactar con las nuevas generaciones o simplemente llenamos los sitios con gente del pasado, espero que haya gente y que se junte de muchas edades”, comentó Erentxun.

Su nuevo reto viene con un disco recopilatorio bajo el brazo y un EP con 6 temas nuevos llamado El Duelo, del cual se desprende el primer sencillo “Cuando llegue el fin”. “A lo mejor no es la mejor canción del álbum pero sí es la que recupera de una manera más clara lo que nosotros entendemos que es la esencia de Duncan Dhu. Después de muchos años queremos salir con un tema que le recuerde a la gente cómo era la banda, porque es algo muy distinto a lo que se hace ahora mismo, un poco marcar la diferencia”, explicó el músico.

La magia sucedió cuando se reunieron para componer las canciones en la casa de Mikel Erentxun, donde el amor no dejó de ser el tema recurrente, pero “siempre escritas con cierta carga de profundidad, con segundas y terceras lecturas”.

A la distancia, Duncan Dhu sabe que el tiempo no ha pasado en vano, lo que sí tienen en claro es que saben cuál es su rumbo: disfrutar el momento. “No sabemos si esta nueva aventura que comienza ahora va a ser breve o larga, estamos inmersos en vivir el presente de una manera muy intensa, disfrutar de los conciertos que tenemos por delante y ya veremos a dónde nos lleva todo esto”.

Por el momento, la gira arrancará en México el 7 de octubre en el Auditorio Nacional. La razón: asignatura pendiente con el público mexicano, ya que la única gira que hizo Duncan Dhu apenas hicieron un concierto, y tras un accidente de tráfico nunca más volvieron. “Nos ha parecido bonito arrancar la gira en México”, aseguró Erentxun.

La gira abarca México, Estados Unidos, Perú y España en lo que resta del año, con un total de 5 conciertos en América y 20 en su tierra natal, sin duda un fin de año muy apretado. Al final, Duncan Dhu tendrá el verdadero reto: examinar sus emociones, y el resultado. “Es un desafío y nos arriesgamos mucho, sino sale bien podría parecer un fracaso porque la banda no tenía ninguna necesidad de afrontarlo. Lo que pasa es que lo retos siempre son interesantes y la vida sin retos es muy aburrida”.  Lo demás se decidirá en 2014.

ZINIO



comments powered by Disqus