¡El hombre blanco del R&B en marcha!


Robin Thicke, el suceso pop del momento


POR Staff Rolling Stone México  



Robin Thicke, el suceso pop del momento

Para Robin Thicke, los ‘hits’ de R&B llegan naturalmente. Pero el éxito en el pop, le tomó una década y tres modelos desnudas

Por Brian Hiatt

Cuando Robin Thicke empezó a trabajar el año pasado en su sexto álbum, Blurred Lines, era en la mayoría de los sentidos, un hombre exitoso: El único cantante blanco de ojos azules en tener fans como él mismo admite, “compuestas por un 90% de mujeres negras”. Ha salido de gira con Beyoncé y Jennifer Hudson, tiene posicionados dos temas en el Número Uno de R&B y fue nominado a los premios BET y Soul Train. Pero estaba a punto de cumplir 36 años sintiendo que se le iba el tiempo para tener alguna oportunidad.

“Definitivamente sentía la presión sobre mí, como un quarterback que no ha ganado un Super Bowl cuando se supone que ya debía haberlo logrado”, dijo Robin. “Esta idea de exponer tu trabajo y que tus amigos te digan, ‘Estás a punto de estallar, vas a ser una estrella’. Y después de años te das cuenta que sólo era cuestión de ser persistente”.

Decidió arriesgarse en ciertos momentos, incluyendo, extender el trabajo con canta autores extranjeros, como su amigo Pharrell Williams. Un día en el estudio Thicke sugirió retomar la deliciosa vibra sincopada de Marvin Gaye en “Got to Give It Up” y después de hora y media, terminaron un nuevo tema llamado: “Blurred Lines”. “Desde el momento en el que dijo ‘Hey hey hey’, pensé, ‘Es magnífico”. Hacer el ahora “infame” video –en el que Thicke, Pharrel y el rapero invitado, T.I. se divierten con tres modelos que están topless– tomó un poco más de lo estimado, pero nadie se quejaba. Thicke estuvo a punto de acobardarse y no lanzar el video, pero fue su esposa (la actriz Paula Patton con quien lleva casado ocho años), quien lo apoyó y le dio el último empujón.

El resultado, por mucho, ha sido el éxito más grande en la carrera de Thicke: “Blurred Lines” ha estado cinco semanas como Número Uno… Esta vez en las listas de pop. “Tengo la teoría de que si tienes una oportunidad en un millón de lograr lo que deseas, entonces debes intentarlo un millón de veces. Por lo que las probabilidades quedan a tu favor. Así que éste fue el millonésimo tema que escribí”.

Con un rápido vistazo que nos confirmó; su padre el actor Alan Thicke, de Como duele crecer y devoto fan del rock , compuso el tema de la serie Los hechos de la vida y otros shows. (“Él escuchó una vez de Clarence Clemons que Bruce creía que yo era talentoso”, dijo Robin. “Mi papá pensó que era todo lo que necesitaba escuchar”). Su mamá, estrella de telenovelas y cantante, Gloria Loring, viene de generaciones llenas de talento musical, ella era la fan del R&B en la familia. Thicke por naturaleza, siempre tuvo la tendencia y el gusto hacia ese tipo de música, en su pubertad era el único niño en un cuarteto de R&B. Su vida social iba en la misma dirección: Él recuerda las grandes pool parties en casa de su padre a las que asistían “toda la escena de hip hop en Los Ángeles”. “[El Comediante] Faizon Love me dijo: ‘Yo estaba en tus fiestas. Tenías a todas esas hermosas chicas negras a tu alrededor y sólo eras un niño blanco de 14 años ¡te odiaba!’”

Por aquellos días, Brian McKnight escuchó uno de los demos de Thicke y empezó a trabajar con él. Para cuando Thicke tenía 31 años ya había escrito temas para Christina Aguilera, Color me Badd y Brandy. Las expectativas para el lanzamiento de su álbum debut en el 2003 eran muchas… pero se quedo enlatado. Empezó a beber y cayó en una fuerte depresión, pero al recuperarse tres años después de un examen de conciencia, lanzó The Evolution of Robin Thicke.

ZINIO



comments powered by Disqus