Here We Go Magic en entrevista Rolling Stone


“Lo más difícil de la música es crear alegría”


POR Staff Rolling Stone México  



“Lo más difícil de la música es crear alegría”

@Jorge Ramis

Cuando en el 2012, los integrantes de Here We Go Magic subieron al escenario de Glastonbury, jamás se imaginaron que terminarían platicando con Nigel Godrich y Thom Yorke. El trío que radica en Nueva York impresionó a uno de los productores más talentosos de nuestro tiempos. Así fue como surgió A Diferent Ship, el disco más reciente de la agrupación liderada por Luke Temple que los ha llevado a una extensa gira (incluso con una parada en el Corona Capital 2012) y buenas reseñas de la crítica internacional.

El proyecto en solitario de Luke Temple ha crecido para converger con sus compañeros: Michael Bloch y Peter Hale. Rolling Stone platicó con los tres miembros de HWGM sobre su sonido y la honestidad en las críticas musicales.

Luke, tienes antecedentes artísticos, estudiaste pintura. ¿Te sientes cómodo con haber escogido la música en vez de la pintura?
Luke: Bueno, no pasó así. Tienes que seguir lo que te gusta, así pasó. Dejé de pintar por cuestiones financieras, vivir en Nueva York es muy caro. Fue un camino natural.

¿Hay algún artista visual que influya en la estética de HWGM?
Luke:
Sí, depende, estoy tratando de refinarlo. Me cuesta trabajo decidir la estética de nuestra banda. No lo sé, el primer compañero estético de HWGM fue el vídeo de “Tunnel Vision”, casi una copia de un director de cine que hace collages abstractos a la súper 8 y películas caóticas, eso me interesaba mucho cuando empezamos, pero hemos cambiado. En cada disco trato de que el componente visual represente al disco. Pigeons, nuestro álbum debut, tenía un aspecto caótico, no de mala manera, sólo que era amorfo y siempre cambiaba, así que el disco debía tener muchos colores. Todo depende del proyecto.

Han tenido encuentros muy extraños, como cuando recogieron a Jon Waters en una carretera poco transitada…
Michael:
¿Te imaginas estar a la mitad de la carretera, donde no hay ningún pueblo cerca y de repente te encuentras a Jon Waters? Muy extraño. Me gusta “Cry Baby”. Es un gran contador de historias. Lo sientes cuando lo conoces. Muy inteligente. Estuvimos con él durante seis horas. La banda se volvió su espacio, fue muy natural y elegante. Se sintió muy cómodo.

¿Qué está pasando en la banda después de A Different Ship?
Michael:
Por primera vez en unos años decidimos tomar un descanso. Desde enero no hemos estado en gira. En invierno nos juntaremos de nuevo. Mientras tanto Luke Temple hizo un disco solista, un gran álbum, un disco que Rolling Stone debería escuchar.

Luke Temple habla mucho sobre la influencia de Stevie Wonder en él. ¿Hay influencia consciente o inconsciente en la música de HWGM?
Luke: No es consciente. Me encanta Stevie Wonder, fue uno de mis primeros romances musicales. Lo que más admiro de él, aparte de su técnica, es la alegría en su música. Lo más difícil de hacer en la música es crear algo alegre, sin caer en lo cursi. Si puedes hacer eso entonces has creado algo que en verdad puede afectar a la gente. Espero que nuestra música tenga algo de la luz que Steve poseía. Todo es alma y alegría, más enfocado en emociones y sentimientos que en un concepto.

¿Dirías que HWGM es alegre?
Luke:
A veces. Nick Drake puede ser alegre. De cierta manera puede haber alegría en alguien que está sufriendo y que trata de salir del fondo. Hay alegría en la lucha, incluso si está hablando de depresión, de suicidio o algo así: es un ser humano expresándose, así que inherentemente hay esperanza ahí. Puede que no te anime si vas a un coro Gospel.
Peter: Nuestros shows en vivo son muy alegres. Tenemos electricidad entre nosotros, ésa es la razón por la que empezamos a tocar juntos.
Luke: Tratamos de lograr una unión estática. Cuando la alcanzamos eso afecta a todos los demás, ésa es la naturaleza del góspel: crear una convergencia. Cuando alguien llega ahí todo el mundo se da cuenta.
Peter: Escucha el principio de “Stop Making Sense”, de The Talking Heads: con una guitarra acústica, tiene una caja acústica en el escenario (comienza a tararear la canción), y te da escalofríos. Desde el principio del espectáculo ya sabes que será algo trascendente.
Michael: Pero eso también sucede en la música electrónica.
Peter: Sí, pero por ejemplo: Kanye West con un coro góspel y un montón de bailarinas para su presentación en Coachella no será trascendente, pero Neil Young sentado detrás de una guitarra te dará más que eso. Todo lo que intentamos hacer es escuchar, juntar energías y brindárselas a la audiencia.
Luke: Hablamos mucho de sentimientos, pero el ritmo es la base de todo. La música afecta tu sistema nervioso. ¡Tu sistema! Hay un acto de balance en los seres humanos. La música más alegre puede ser tan triste como estática, lágrimas de alegría, hay un punto medio: cuando tus pies están en el suelo, pero tu cabeza en el cielo. Esto tiene que ver con el ritmo, más que con la melodía. Tener un ritmo propulsivo (tocar a cierto bpm porque está relacionado con la velocidad de nuestro corazón o de la rotación de la tierra), todos estos sistemas tienen bases rítmicas. No hay que hacerlo místico porque en realidad no lo es, es algo científico. Muchas veces lanzamos armonías tradicionales y tocamos atonales, disonantes, pero cuando llegamos a cierto lugar en el que tocamos rítmicamente juntos ése es el momento en el que surge la alegría. Mi sospecha tiene que ver con el ritmo y eso es algo relativo: hay jazzistas que tocan a destiempo y su ritmo es rápido. La gente lo siente, no tiene que pensar acerca de eso.

¿Cuál es la malinterpretación más grande que la gente tiene de HWGM?
Luke:
Que somos indecisos. No lo somos. Cambiar es una decisión consciente. Hablo de la gente que nos reseña, creo que los fans nos entienden diferente. Cuando los críticos nos reseñan quieren encontrar defectos en todo. Ellos dicen que tener variedad significa indecisión.

Así que leen su propia prensa…
Luke: Sí, desafortunadamente.

No es muy saludable…
Luke: Sí, tienes razón. Te aferras a lo negativo, al menos a mí me pasa.
Michael: Que alguien critique tu proceso no significa que tu proceso sea eso y cuando lo lees no puedes no pensar en responderle, así que es peligroso.

Músicos y periodistas… ¿Amigos?
Luke: ¡Sí! Tenemos un gran amigo: Michael, es interesante porque él no escribe de algo al menos que le encante. Es grandioso y gentil, nos apoya mucho.
Peter: Escribió “This Band could be your life”, una pieza esencial para entender al indie rock de los noventa. Trata de las primeras bandas que empezaron a hacer giras en los Estados Unidos. También de disqueras independientes: De SST a Sub Pop. Es una lectura esencial para cualquier futuro periodista musical. En general, el discurso que realmente falta es que hablen de música, fundamentalmente de eso, del ritmo, la composición, la melodía, cosas que no tienen que ver con el contexto o la semblanza de una banda. Y tus amigos a veces son los mejores para esto, pues cuando voy a ver un show con mi amigo Steve puede llegar a ser una buena experiencia, le puedo aprender cosas. Steve es músico, así que podemos discutir de la musicalidad, sabes a qué me refiero, uno debería de ser honesto con lo que piensa y así decirlo, tus amigos son los que tienen esa honestidad.



comments powered by Disqus