Indiscreciones políticas: Obama y Sarkozy hablan del primer ministro israelí


El presidente de Estados Unidos, Barack Obama y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, son los protagonistas de un nuevo escándalo político tras hacer algunos comentarios referentes al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.


POR Staff Rolling Stone México  



El presidente de Estados Unidos, Barack Obama y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, son los protagonistas de un nuevo escándalo político tras hacer algunos comentarios referentes al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, son los protagonistas de un nuevo escándalo político tras hacer algunos comentarios referentes al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

Un micrófono abierto fue el que traicionó a los políticos y los puso en una cuestión diplomáticamente delicada. El incidente ocurrió ayer jueves (8 de noviembre) durante la Cumbre del G-20 de Cannes, donde en una conversación que, en teoría era privada entre Obama y Sarkozy, éste último dijo “No lo puedo ni ver, es un mentiroso”, refiriéndose a Netanyahu; a lo que Obama respondió “Tú estás harto de él, pero yo tengo que trabajar con él todos los días”.

Durante la plática, Obama le recriminó a Sarkozy que no le hubiera prevenido que Francia votaría a favor del reconocimiento de Palestina como Estado miembro de la Unesco, cuestión con la que Estados Unidos no estaba de acuerdo y por la que se canceló la ayuda económica de la administración estadounidense a la organización cultural de la ONU. El presidente estadounidense también le pidió al mandatario francés que colaborara para que los palestinos apaciguaran sus demandas de integración en las Naciones Unidas.

La conversación fue captada de forma accidental por un grupo de periodistas franceses y estadounidenses que habían sido invitados a una conferencia de prensa de los dos presidentes por el Elíseo y la Casa Blanca. El problema ocurrió cuando los encargados de prensa del Elíseo entregaron los cascos para la traducción simultánea a los reporteros antes de que Obama y Sarkozy entraran a la sala; cuando los reporteros conectaron sus auriculares pudieron escuchar dos o tres minutos de la conversación, y aunque los reporteros habían prometido confidencialidad, uno de los presentes dio a conocer la charla a Arrêt sur Images.

Por su parte, la oficina del primer ministro israelí se abstuvo de comentar sobre lo ocurrido, al igual que el Ministerio de Exteriores israelí.



comments powered by Disqus