La icónica compañía de guitarras Gibson se encuentra al borde de la quiebra


Los creadores de la emblemática Les Paul se enfrentan a una crisis financiera de grandes magnitudes.


POR Andrea Calderón  



Gibson se enfrenta a una deuda de más de 500 millones de dólares, la cual debe ser pagada antes de que termine julio. La mítica empresa de guitarras anunció la salida del director financiero de la empresa (el cual llevaba menos de un año en el puesto) como consecuencia de la grave crisis por la que la compañía estadounidense está atravesando.

El monto exacto de la deuda es de 520 millones de dólares, la cual a su vez está dividida en dos partes: una de 375 millones de dólares que vence en julio y otros 145 millones de dólares (préstamos bancarios). Ese número equivale a la mitad de los ingresos que Gibson obtiene por sus ventas a lo largo de todo un año (1,000 millones de dólares).

Gibson ha expresado su deseo de pagar dicha deuda y no terminar con la empresa. Como parte de un intento para recuperar ciertas ganancias, los fabricantes de guitarras apostaron por lanzarse a comprar compañías de comercio electrónico pero la estrategia no funcionó y terminó elevando la deuda. Por el momento, el propietario de la compañía, Henry Juskiewicz, está intentando poner las cosas en orden financieramente pero la realidad es que su equipo enfrenta una batalla muy complicada por malas decisiones comerciales.

Finalmente y tras varios intentos de pago, Gibson ha contratado a un banco de inversión para buscar reestructurar la empresa.

Una de las piezas más distintivas de la compañía, es sin duda, la clásica guitarra Les Paul, diseñada por el legendario guitarrista con el mismo nombre. La guitarra entró en producción por primera vez en 1952 y desde entonces ha sido utilizada por algunos de los músicos más talentosos y conocidos de la industria como Jimmy Page, Ace Frehley, Eric Clapton, Joe Perry, Bob Marley y Slash. Otras guitarras famosas de Gibson incluyen el modelo Firebird y Flying V.



comments powered by Disqus