Love Of Lesbian regresan a México para el Vive Latino


Platicamos con el vocalista Santi Balmes para darnos detalles sus discos editados en México


POR Staff Rolling Stone México  



Platicamos con el vocalista Santi Balmes para darnos detalles sus discos editados en México

Por @Andrés Díaz

La invasión española tiene armas de distinto calibre que han logrado conquistar a fieles fanáticos mexicanos. Una de sus artillerías que el año pasado dieron un resultado notable fue Love Of Lesbian, quienes se presentaron tanto en el Vive Latino y Caradura como en dos noches totalmente vendidas en el Lunario.

Para darle segumiento a la invasión se editaron en México sus últimos dos materiales 1999 y La noche eterna. Los días no vividos, el primero es un material más intrsopectivo y conceptual mientras el segundo es un ambicioso disco doble con una dualidad nocturna y matutina.

Platicamos con el vocalista Santi Balmes para darnos detalles de ambos materiales, ya que una vez que los tengas en tus manos puedas comprender mejor la intensión que tuvieron al hacerlos.

¿1999 fue un disco que marcó un antes y después en la banda?
Con los años hemos cambiado de perspectiva del disco. Tenemos muy gratos recuerdos porque nos llevó a lugares creativos que no habíamos ido antes. En nuestro repertorio actual ocupa un lugar muy importante porque las seguimos reinterpretando, al hacerlo nos dimos cuenta de que la música tiene una vida propia muy peculiar.

Es interesante que años después uno realmente se da cuenta del poder de un disco
A estas alturas tenemos una discografía muy amplia que nos permite amoldar los conciertos a nuestros caprichos. En todos nuestros discos hay presencia de canciones que transpiran ironía, humor y hedonismo nocturno, pero también hay otras más tranquilas que son introspectivas y reflexivas. Esa variedad la hemos aprendido a gestionar en los conciertos.

Hablando ahora de La noche eterna. Los días no vividos, ¿crees que recurrieron al concepto del vinil de hacer una cara A y B o son dos producciones totalmente diferentes?
Lo que teníamos claro es que debía de haber una dualidad, esa es la idea de este material. No es tan conceptual como 1999 en el sentido de que no te puedes saltar de un tema a otro porque rompes el orden cronológico de la historia; en este disco puedes saltar de una a otra sin problema, pero queríamos mantener la dualidad de la noche con sus excesos, la luz de la luna o un flash o de la luz de neón con la resaca del día siguiente pensando en lo que hiciste o el extrañar a tus seres queridos o familia.

En 2013 vinieron dos veces: una en el Vive Latino y otra en dos fechas más privadas, ¿cuál fue tu impresión del público mexicano?
Fue maravilloso, fue una gran muestra de cariño y de sorpresa. El primer contacto fue muy cálido y apasionado. En México se siente como cinco grados más que en España por la manera de fascinarse en los conciertos. El Vive Latino es uno de los festivales mejor organizados que hemos visto, ahí nos dimos cuenta de lo evolucionado que está la industria en México.

¿Cuáles canciones crees que tuvieron un efecto especial en México?
Creo que estos dos discos llegaron a la par, tal vez ya algunos conocían más 1999 pero el significado que le dieron fue igual de buena. Aunque creo que por la rotación del video de “Oniria e Insomnia”, le llegó a los fans de una forma más directa.

Sus discos están editados en México, ¿qué detalle de estos materiales recomendarían que hay que ponerle atención?
Al inicio de la canción “La noche eterna” se oyen unos ruidos de fondo que son muy distintivos de Las Ramblas en Barcelona por la noche. Son sonidos ambientales que son muy peculiares que los locales lo ubican muy bien.

Love Of Lesbian regresará este año a nuestro país para presentarse el próximo 28 de marzo en el Vive Latino. Aquí los detalles.



comments powered by Disqus