P&R: Café Tacvba


Café Tacvba habla de su nuevo álbum ‘El objeto antes llamado disco’


POR Staff Rolling Stone México  



Café Tacvba habla de su nuevo álbum 'El objeto antes llamado disco'

Por @Andrés Díaz

Después de terminar con confeti en el pelo por la celebración de los 20 años de Café Tacvba, fue natural que sus integrantes decidieran separarse un tiempo para buscar su identidad como personas.

En este periodo de descanso, unos optaron por producir bandas independientes como La Banderville, Torreblanca, Candy o Renoh, o simplemente dedicar su esfuerzo a causas como salvar y crear conciencia de lo que está sucediendo en las tierras de Wirikuta.

Pero ese sentido de pertenencia comenzó a resurgir de entre las cenizas, por lo que cada uno de los integrantes quedaron de acuerdo para que este 2012 fuera el año en el que entrarían al estudio para mostrar material nuevo de Café Tacvba. A Rubén, vocalista de la banda, se le ocurrió que para tener un resultado diferente debían tener un método diferente. Fue así como decidieron compartir las sesiones con amigos, fans y familiares, para que el proceso de grabación fuera placentero y no tedioso como lo había sido las últimas producciones.

El resultado: El objeto antes llamado disco, el cual aparte de surgir de una broma, engloba muy bien su sentir con respecto a lo que está sucediendo en la música actual al perder su cualidad física, y por el juego de ser “la banda más importante de Latinoamérica”.

Platicamos hace unos meses con los integrantes de Café Tacvba, cuando aún el disco estaba en proceso de mezcla, por lo que era aún una incógnita lo que pasaría con esta producción, la cual ahora da cara al mundo.

¿En qué momento sintieron la necesidad de reunirse de nuevo?
Joselo: Fue dejar que las cosas se dieran naturalmente. Nos hemos dado cuenta con el tiempo, de que forzar las cosas no funcionan.
Quique: Hubo varios momentos al producir a otros artistas en el que me hubiera gustado que estuviera el resto de la banda para saber cómo resolver un problema. Ahí reconocí que comenzaba a tener necesidad de reunirme de nuevo con ellos.
Meme: Me pasa cada vez que trabajo con alguien más. En el grupo da uno la opinión y sé que no es siempre la acertada y por lo tanto me la complementan. Pero cuando eres la autoridad con una banda, no puedes tener esa duda.

¿Por qué decidieron compartir la grabación con la gente?
Rubén:
Nos abrimos a experimentar esta vivencia de tener oídos y ojos externos que sabíamos que iban a transformar nuestra interpretación de las canciones y que se iban a quedar registradas. Cada uno de los invitados están presentes en las canciones. Para obtener un resultado diferente rompimos con un método que ya conocíamos.
Meme: El disco está conformado de todas esas variables y circunstancias fuera de control. Esa es una de las grandes características del disco. Había posibilidad de que las cosas salieran mal porque en el estudio uno tiene la posibilidad de rehacer, interpretar, corregir o aumentar elementos. La libertad que le dimos a las canciones para conformar el disco nunca la habíamos tenido, al igual que la velocidad con lo que lo hicimos. Ha sido el mejor aprendizaje que hemos tenido como grupo.

¿Sienten que regresaron a sus orígenes con El objeto antes llamado disco?
Rubén:
Este disco no pasó tanto por el cerebro, sino por el corazón. Es más fluido y fresco. No dirigimos, sino más bien dejamos que fluyera todo lo que hemos hecho en nuestros años de carrera, tal vez hay influencias de músicos o compositores pero que han sido procesadas por nosotros y que les hemos dado nuestra carta de naturalización.
Joselo: Nunca sé qué suena a Café Tacvba o qué no. Supongo que el hecho de que estemos juntos va a sonar a eso. Lo que sí puedo decir es que los instrumentos que utilicé en esta ocasión no tienen relación absoluta con nada de lo anterior.

Si uno pone atención al disco hay una excelente traducción de ritmos folclóricos a electrónicos.
Rubén:
Cuando estábamos trabajando había veces que nos preguntábamos “¿Eso suena a chacarera no? ¡Pero electrónica!”
Joselo: Llega un momento en el que ya no sabemos qué estamos proponiendo, porque empezamos de broma y lo hacemos. Eso ha pasado desde el día uno de Café Tacvba.
Meme: Hay muchas canciones cuya composición original es un formato más folclórico o tradicional si las escucharas desnudas. El reto del disco fue no volver a hacer eso y si no funcionaba lo descartábamos. Más allá de las herramientas era no disfrazar, más bien mantener el espíritu de la composición para descubrirnos a nosotros en un lugar nuevo pero satisfactorio.

Café Tacvba siempre ha sido una banda divertida, ¿de qué forma se divirtieron haciendo este disco?
Joselo:
Desde el inicio yo propuse que los ensayos se hicieran en mi casa. Comíamos ahí, estaba rodeado de mis hijas y mi mujer, eso era muy disfrutable. Luego el hacerlo en público, al principio me daba miedo, pero luego se convirtió en un gozo al viajar a Argentina, Chile y Los Ángeles. Nos la pasamos muy bien y creo que se nota en el disco.
Meme: Hay una diversión que uno entiende cuando alguien está brincando o sonriendo. El título es mera diversión, a pesar de que viene de un discurso y concepto es un “chespiritazo” en medio de nuestra conversación y quedó así. La diversión fue viajar e ir a todos estos lugares, hacer gira culinaria y ver amigos evitando estar 20 horas diarias en el estudio. Había un factor de informalidad dentro de la seriedad de hacer un disco.



comments powered by Disqus