P&R: Jamie Reynolds de Klaxons


El co-vocalista y bajista de Klaxons nos platica sobre su primer concierto, reencontrarse con México y los ritmos de ‘Love Frequency’.


POR Staff Rolling Stone México  



El co-vocalista y bajista de Klaxons nos platica sobre su primer concierto, reencontrarse con México y los ritmos de ‘Love Frequency’.

Foto: Cortesía Lunario

Por @Valeria Villegas

La banda británica ondea la bandera de un amor con mucho ritmo en Love Frequency, su más reciente LP. De la mano de esta prodigiosa producción –con colaboraciones de grandes como James Murphy, ex LCD Soundsystem; Tom Rowlands de The Chemical Brothers; DJ Eron Alkan y Gorgon City– la banda está lista para volver a México, y traerá su singular fiesta al Lunario del Auditorio Nacional este 28 y 29 de enero. Aquí, nuestra plática con el divertido Reynolds, previo a su reencuentro con las audiencias nacionales.

¿Cómo está la atmósfera previo a su visita a México y ahora que han probado las canciones de Love Frequency en vivo?
Creo que las canciones de este disco encajaron perfecto con lo que habíamos hecho a lo largo de los años, nuestro set está en su mejor momento. Los shows han sido fantásticos.

En lo que respecta al disco, promete con tener un brillante futuro. El proceso involucró varias colaboraciones interesantes, ¿cómo fue la producción?
Creo que fue un proceso que se concentró en la composición, llevar eso a los productores y no tener miedo de colaborar. Fue nuestro primer trabajo abierto a la colaboración, y fue muy emocionante.

En un momento en el que la escena musical es rica en proyectos que reevalúan la música bailable, ¿cómo fue negociar su perspectiva con figuras como James Murphy, por ejemplo?
Es una negociación. Le preguntamos a los colaboradores lo que consideraban estaba a la altura de sus mejores trabajos, fuimos a los maestros. Fue un proceso de aprendizaje, aprendimos de ellos en cómo llevar canciones muy básicas a este tipo de producción.

¿Alguna vez bailas al ritmo de tus propias canciones?
[Risas] Esa es una pregunta genial. Escuchar tus propias canciones en un lugar público suele ser una de esas experiencias que resultan un poco embarazosas. Pensando, “No sé si estoy listo para bailar, no sé si sea apropiado bailar con mi propio disco”. Pero creo que eso es sólo que soy muy inglés.

Debe ser toda una experiencia el escucharte y decir: “¡Soy yo!”.
El otro día, estaba en un centro comercial y comenzó a sonar mientras me probaba unos jeans, y bailé un poquito en el probador.

¿Recuerdas la primera vez que escuchaste algo tuyo en la radio?
Recuerdo haber estado en nuestra casa y saber que iba a suceder y estar abrumado ante el hecho de que algo que habíamos hecho en el estudio ahora estaba en las ondas radiales. Y recuerdo también la primera vez que vi mi video en la tele, estar impresionado de que algo que solía ser tu pequeño mundo se transmite a una enorme audiencia, es algo mágico.

Al componer, ¿alguna vez piensas en esas enormes audiencias que mencionas y las repercusiones que su trabajo tiene sobre ellas?
Creo que al principio así era, pensábamos en llegar a tanta gente como nos fuera posible. Era nuestro manifiesto. Creo que estar en vivo te pone en una posición en la que cobra sentido lo que antes no lo tenía. Todo desaparece y se convierte en una experiencia, creo que eso es lo que hace de la música una experiencia mágica en cierto sentido. Siempre hemos dicho que haríamos música para la gente y no para nosotros. Creo que al ver que la reacción es abrumadora ves que así fue.

Su música ha llegado también a mucha gente en México, será toda una experiencia verlos en vivo…
Ya habíamos estado una vez en México, pero no habíamos vuelto, no sé por qué. Cuando estuvimos en México, fue probablemente uno de los mejores conciertos que hemos dado. Fue una de las cosas más emocionantes que nos había pasado hasta ese momento. Así que no haber regresado a darles las gracias me sorprende, estamos muy emocionados de volver.

¿Recuerdas algún concierto que haya tenido ese impacto en ti?
Claro, recuerdo que cuando era adolescente, iba a conciertos todo el tiempo. Mis amigos y yo estábamos muy metidos en la música, y viajábamos a ir a varios conciertos. Creo que lo que realmente me hizo querer estar en una banda fue ver a Supergrass en un lugar muy pequeño, fueron fantásticos, no entendía lo que pasaba pero sabía que quería involucrarme en algo así. Oasis, los vi muchísimas veces, eran geniales. ¡Oh! Tal vez el primer concierto al que fui, que fue uno de Vanilla Ice. Recuerdo haber ido con mis amigos cuando era muy joven, fue tan increíble y cool [que] supe entonces que quería ser músico.

Y el lograr ese sueño debe ser algo imposible de describir…
No puedo sino estar totalmente agradecido por todo lo que está pasando.

¡BIP BIP!

Gánate un boleto doble para ver a Klaxons en vivo en el Lunario. Sólo tienes que contestar las siguientes preguntas:

1.- ¿Quién escribió el artículo sobre Skrillex en el número de abril?
2.-  Menciona las disqueras con las que ha estado firmada Klaxons.
3.- ¿Quién estuvo en nuestra sección de “A orillas de la cita” en el número de septiembre?

Manda tus datos completos y tus respuestas a rollingmexico@rollingstone.com.mx con el asunto “Klaxons”.





comments powered by Disqus