Robin Thicke culpa a las drogas y a Pharrell por “Blurred Lines”


El cantante admitió que se encontraba bajo los efectos del Vicodin y el alcohol durante las sesiones de grabación del popular tema.


POR Staff Rolling Stone México  



El cantante admitió que se encontraba bajo los efectos del Vicodin y el alcohol durante las sesiones de grabación del popular tema.

Robin Thicke admitió que exageró su papel durante la grabación de “Blurred Lines”, su exitoso tema, admitiendo que se encontraba bajo los efectos del Vicodin y el alcohol durante las sesiones de grabación del popular tema.

Continuando con un terrible 2014 para el cantante, Robin Thicke se encuentra sumergido en una batalla legal debido a una acusación de plagio por “Blurred Lines”, en la que se asegura que la canción es una copia de “Got To Give it Up” de Marvin Haye.

De acuerdo con el diario The Hollywood Reporter, la declaración de Thicke en abril pasado, transmitió la responsabilidad por el popular track de los compositores originales del tema – Pharrell Williams, TI y él mismo – a Pharrell Williams, mencionando que el productor y cantante es el único responsable.

“Estaba drogado con Vicodin y alcohol cuando me presenté en el estudio”, explicó Thicke. “Quería involucrarme más de lo que estaba al momento, nueve meses después, se convirtió en un gran éxito y quería el crédito”, agregó. Thicke también se excluyó de cualquier autoría de la canción: “La realidad es, que Pharrell tenía el ritmo y escribió casi todas las parte de la canción”.

No contento con sus declaraciones, Robin Thicke continuó desacreditando su participación el día de la grabación de “Blurred Lines”: “Llegué cuando ya tenía terminada la música. Así que es posible decir que estaba 75% terminada cuando me presenté y él la estaba terminando y diciendo, ‘Hey hey, hey’ o algo así, pero como ya les dije, estaba borracho”.

El juicio por plagio dará inicio en febrero de 2015. Según reportó Mashable, durante el testimonio de Thicke, el cantante también habló sobre su fallido matrimonio. Cuando fue cuestionado que si se considera una persona honesta, la respuesta de Thicke fue “No, por eso estoy separado”.

Cabe mencionar que la declaración contradice lo que Robin Thicke ha dicho en anteriores entrevistas. El cantante dijo a GQ sobre la concepción de “Blurred Lines” lo siguiente: “Pharrell y yo estábamos en el estudio y le dije que una de mis canciones favoritas de todos los tiempos era ‘Got To Give It Up’ de Marvin Gaye. Le dije, ‘Demonios, debemos hacer algo como eso, con ese ritmo’ y entonces él empezó a tocar algo y literalmente escribí la canción en  media hora y la grabamos”.

Por otro lado, Paula, el más reciente álbum de Robin Thicke, vendió menos de 600 copias en su primera semana de estreno en el Reino Unido y menos de 100 en Australia.





comments powered by Disqus