The Dandy Wahorls regresan a México


Zia McCabe nos habla sobre este regreso a México y la llamada “sobriedad musical” que ahora acompaña al nuevo sonido de The Dandy Warhols.


POR Staff Rolling Stone México  



Zia McCabe nos habla sobre este regreso a México y la llamada “sobriedad musical” que ahora acompaña al nuevo sonido de The Dandy Warhols.

La psicodélia de Dandy Warhols regresará a nuestro país para promocionar la reedición de uno de sus mejores discos, el Thirteen Tales from Urban Bohemia, como parte del Corona Capital.

Por @Paos García

La primera visita de The Dandy Warhols a México fue hace ya algunos años como parte de un festival. Aquella ocasión, los originarios de Portland parecían maravillados con el misticismo que rodeaba la cultura mexicana, pero sobre todo, con que a lo largo de los años habían logrado cultivar un gran número de seguidores que, hasta ese entonces, desconocían. “El Thirteen Tales from Urban Bohemia fue un disco que nos acercó con el público no solo de Estados Unidos, sino de varios países y de lugares que ni imaginábamos, como México. No sabíamos que les gustaba tanto allá”, recuerda Zia McCabe, tecladista y bajista de la banda. “La pasamos tan bien allá que no queríamos irnos, conocimos a mucha gente increíble en México”, recuerda Zia.

Ahora The Dandy Warhols regresará a nuestro país como parte del cartel del Corona Capital, promocionando la reedición del Thirteen Tales… que, sin duda, ha sido uno de los más importantes de su carrera musical y que logró cautivar con canciones como “Bohemian Like You” o “Nietzsche”. En este lanzamiento no solo le dan un tratamiento especial a las canciones, sino que además incluyen temas inéditos extraídos de las sesiones de grabación, versiones alternas, demos que dejan ver algo de la crudeza inicial con las que fueron planeadas antes del toque psicodélico con el que terminaron, y remixes grabados por artistas como Massive Attack.

En entrevista para Rolling Stone, Zia McCabe nos habla sobre este regreso a México y la llamada “sobriedad musical” que ahora acompaña al nuevo sonido de The Dandy Warhols.

Comparando los demos con las canciones que quedaron al final en el disco, hay cierta diferencia y hasta crudeza en las canciones. ¿Cuál fue la parte difícil de hacer este disco y encontrar el punto exacto de las canciones?
Hacerlo fue algo complicado, recuerdo que el estudio de grabación era muy frío, el aire acondicionado no funcionaba bien y como teníamos muchos aparatos debía estar a cierta temperatura para que no se calentaran, así que fue muy complicado tocar el teclado con los dedos congelados, tenías que grabar tus partes y hacer una pausa, tomar un poco de calor o enfrían los dedos y seguir grabando.

También era el primer disco que grabábamos con Brent DeBoer, quien entró en lugar de Eric Hedford, así que al principio fue complicado, el enseñarle a tocar las canciones y empezar a tener esa conexión en el estudio, pero afortunadamente salió bien. La parte de componer y armar las canciones fue sencillo.

Ahora que trabajaron de nuevo en estas canciones y que han incluido más de ellas en su reciente gira, ¿te parece que han envejecido bien con los años?
Justo ahora mi favorita es Nietzsche, porque haba de las cosas por las que tienes que trabajar en la vida. Es emocional y tiene mucho más sentido ahora que somos grandes a cuando la sacamos en el ‘98; además sigue rockeando muy bien después de tantos años.

El año pasado lanzaron el disco This Machine, sin embargo por las redes sociales nos hemos enterado que ya están preparando algo nuevo. ¿Cómo va el proceso?
Estamos pensando en cosas nuevas, Courtney ya está escribiendo las canciones. No puedo esperar para entrar de nuevo al estudio. Tenemos algunas canciones y empezaremos a trabajar en ellas en cuanto acabemos la promoción de la reedición del Thirteen Tales from Urban Bohemia. Por ahora sólo queremos concentrarnos en eso, pero quizá a finales de año empecemos a trabajar en lo nuevo.

Se decía que el This Machine era como “el disco más sobrio de The Dandy Warhols”, por la temática de las letras y que no incluyeron tantos puentes musicales como acostumbraban en sus discos anteriores ¿Crees que para el siguiente material encontremos a una banda rehabilitada o a una mucho más alucinada?
Es algo curioso, pero entendible, de alguna forma sí podría llamarse “sobriedad musical”; Courtney ha estado escribiendo más de lo que te imaginas… Hemos cambiado a lo largo de los años y eso se siente y se escucha en nuestros discos. Ya somos viejos y tenemos familia, son cosas que definitivamente se reflejan en los discos.

¿Cómo ha sido esta “sobriedad musical”?
Ahora somos más sofisticados con la instrumentación, antes éramos más excéntricos en el momento de poner sonidos dentro de las canciones. El proceso de grabación es diferente, ahora grabamos de forma individual, cuando antes lo hacíamos todo al mismo tiempo, y creo que eso ha ayudado a que nos demos cuenta de cómo va tomando forma la canción mientras el otro hace su parte. No hemos cambiado mucho realmente, seguimos haciendo lo mismo, sólo que de diferente forma.

Creo que las canciones han dejado de ser tan complicadas, ahora son más sofisticadas y directas, no sentimos que debamos adornarlas demasiado con cosas extras, tienen poder por sí mismas y de forma natural. Incluso grabamos una canción en español, así que esperamos que la gente de México le guste cuando la toquemos en el festival.



comments powered by Disqus