Tony Visconti escribió una carta por el aniversario luctuoso de David Bowie


La nota detalla cómo fue que el productor y amigo de Bowie se enteró sobre su fallecimiento y lo mucho que lo extraña.


POR Staff Rolling Stone México  



Ayer se cumplió un año del fallecimiento de David Bowie. Tony Visconti, quien fuera su amigo y productor de cabecera, compartió una nota llamada El Peor Día Siguiente referente al aniversario luctuoso de Bowie. Aquí puedes leer la nota:

Enero 10, 2016 – El Peor Día Siguiente

Estaba dormido en un cuarto de hotel en Toronto cuando mi teléfono sonó alrededor de las 2 de la mañana, acompañada de mensajes de texto cada segundo. Los mensajes decían más o menos lo mismo -“David Bowie ha muerto”, algo que estuve temiendo por un año. Extrañamente, me dije a mí mismo, “Oh, Dios” y me volví a dormir (Holy Holy había tenido una exhaustiva presentación esa noche). My compañero de cuarto, mi saxofonista Terry Edwards, me despertó amablemente alrededor de las 7 de la mañana susurrando “Tony, algo terrible acaba de pasar”. Unos minutos después, Woody Woodmansey entró al cuarto y trató de consolarme. My banda, Holy Holy, no tenía idea de que David Bowie padecía una enfermedad terminal. Yo había firmado con NDA un año antes (lo cual era innecesario) prometiendo que no iba a revelar ningún detalle sobre Blackstar. Obviamente, el shock fue mayor para ellos. Sólo dos días antes estaban emocionados de escuchar que se iba a lanzar el disco —como yo lo estaba—. Estuvimos rindiéndole tributo a David desde 2015, tocando The Man Who Sold The World casi por completo, acompañada de otras canciones de Bowie, específicamente las que Woody y yo nos vimos involucrados. Le enseñé a David un video de nosotros tocando “The Width Of A Circle” en vivo en el Shepherds Bush Empire, el cual aprobó.

Viendo un año atrás, me doy cuenta que fui afortunado al haber estado con mi banda cuando me enteré. Si hubiera estado solo, me hubiera sentido totalmente devastado, totalmente. Nos pidieron que diéramos un segundo concierto esa tarde para acomodar aquellos que no pudieron entrar la noche anterior. Tuvimos que discutir si era mejor terminar la gira en ese momento y ahí, o tocar este último concierto. Considerando nuestros sentimientos y amor por El Gran Hombre, y el hermoso público que tuvimos en Toronto que vino por la primera extática noche, sólo había una respuesta correcta. Tocamos, pero fue una presentación diferente. Woody y yo nos dirigimos al público antes de tocar y dijimos que sentíamos que era apropiado celebrar la vida de nuestro querido amigo juntos (en lugar de gritar a los cuatro vientos nuestro propio dolor que vendría después). Claramente, muchas personas del público no pudieron contenerse las lágrimas, pero nosotros, la banda y el público estuvimos ahí el uno para el otro.

Así que, el dolor es algo muy verdadero. No hay control sobre él. He estado en una montaña rusa de emociones por un año y sé que la mayoría de ustedes también lo han estado. Hablo con David en mi cabeza todo el tiempo. Aún es muy difícil llegar a un acuerdo. En el último año, él fue vibrante y creativo. La creación de Blackstar no fue al azar, sabíamos que estábamos haciendo algo parecido a construir una catedral Gótica. Este fue un álbum muy especial desde el primer día. David estaba muy feliz y energético por hacer The Next Day, pero estaba más fuerte para hacer Blackstar, más positivo y lleno de creatividad. Nuestro equipo, el grupo, los técnicos y todos los que nos visitaron en el estudio continuaban echándose miradas el uno al otro: ¿es en serio que esto está pasando? Cuando los sencillos “Blackstar” y “Lazarus” fueron lanzados, y después el álbum, ¡estuvimos ahí emocionados junto al público! Al fin podíamos hablar sobre ello (aunque por poco tiempo). Una celebración alrededor del mundo explotó con la noticia de nueva música de David Bowie.

Aquí terminaré. Intentaré aceptar el hecho de que David falleció. He pasado por cada etapa de sufrimiento en los pasados 365 días, incluido enojo. Claro, él nunca nos dejó en espíritu. Somos afortunados de haber vivido en la misma época que él. Lo vimos, lo escuchamos hablar y cantar, lo abrazamos, lo adoramos y constantemente nos acordamos de él. Él fue una leyenda durante su vida y será una leyenda hasta el fin de los tiempos. Pero también fue mi amigo. Lo extraño cariñosamente.

BANNER BAJA APP 164



comments powered by Disqus