Tras nueve años de ocupación, finalmente se retiran las tropas estadounidenses de Irak


Estados Unidos declaró formalmente el fin de la guerra en Irak, tras nueve años de invasión y luego de la expulsión de Sadam Husein del poder.


POR Staff Rolling Stone México  



Estados Unidos declaró formalmente el fin de la guerra en Irak, tras nueve años de invasión y luego de la expulsión de Sadam Husein del poder.

Estados Unidos declaró formalmente el fin de la guerra en Irak, tras nueve años de invasión y luego de la expulsión de Sadam Husein del poder.

Esta mañana se llevó a cabo una ceremonia en Bagdad, dos semanas antes de que se retiren por completo los cuatro mil militares del país, lo cual se llevará a cabo el 31 de diciembre.

Durante los nueve años de ocupación han perdido la vida más de 100 mil civiles, han muerto en combate 4,800 soldados de la coalición -al menos 4,500 de origen estadounidense- y más de 20,000 soldados iraquíes.

Al respecto, Leon Panetta, secretario de Defensa estadounidense, declaró “Después de toda la sangre derramada, el objetivo de que Irak se gobierne a sí mismo y sea capaz de garantizar la seguridad se ha cumplido”.

Para algunos iraquíes, la libertad que trajeron los ocupantes resulta un tanto irrelevante y en cambio, según encuestas realizadas recientemente en el país, la mayoría tiene un panorama de destrucción e inseguridad. A pesar de que la economía ha despegado rápidamente, es dependiente de las exportaciones de petróleo, según dio a conocer la ONU, que reportó en un 15% el número de parados. Analistas independientes estimaron que el 85% de la población activa trabaja en el sector público: 40% en la industria petrolera, un 40% en seguridad, y el 5% en la Administración. Sin embargo aún parece risible el hecho de que el país no sea capaz de producir suficiente electricidad ni agua potable, tras nueve años de ocupación.

Tras la partida de las tropas estadounidenses, existe un pequeño temor entre las minorías que se mostraron en contra del ejército o por los pequeños grupos rebeldes, para ello se había planeado que al menos 3 mil soldados permanecieran en Bagdad como parte de las Fuerzas Armadas iraquíes, cuestión que no logró concretarse al haber fracasado el acuerdo que pedía inmunidad judicial a los militares estadounidenses.

La guerra en Irak inició con 170 mil soldados estadounidenses repartidos en más de 500 bases, ahora sólo existen dos bases y 4 mil soldados que regresarán a su país antes del cierre de año. Al inicio de 2012 sólo quedarán en Irak 150 soldados norteamericanos, mientras que contratistas civiles serán los encargados de enseñar a las fuerzas iraquíes a usar el armamento pesado de Estados Unidos.



comments powered by Disqus