P&R: Jason Biggs


Entre risas, Jason Biggs, nos habla de su dramático papel en ‘Orange is the New Black’, los orgasmos postergados y su pay preferido.


POR Staff Rolling Stone México  



Entre risas, Jason Biggs, nos habla de su dramático papel en ‘Orange is the New Black’, los orgasmos postergados y su pay preferido.

Por Mafer Caballero

Todo el mundo conoce a Jason Biggs; los múltiples papeles de comedia interpretados por el actor lo han hecho un símbolo de la cultura popular. Sobresale como el chico bueno llamado Jim, que se ve metido en múltiples situaciones que arrancan carcajadas en cada una de las populares entregas de American Pie. Y es que Biggs llevaba toda una carrera actuando ese estereotipo de cómico personaje, pero ahora interpreta a Larry, el prometido de una convicta en la serie Orange is the New Black, una producción original de Netflix. Biggs nos habló de los retos en este nuevo capítulo de su carrera y ¿por qué no? También de su pay favorito.

¿Qué te convenció para tomar el papel de Larry?¿Fue el libro, el guión o el hecho de ser una producción de Netflix?
Todo. La historia me cautivó, obviamente la reputación de Jenji [Kohan, la guionista principal y creadora de la serie] le precedía. Yo soy fan de su trabajo, creo que es una de las mejores escritoras que hay en este momento. Me atrajo mucho la idea de trabajar con Netflix, una empresa con ideología moderna que ve hacia el futuro y dice: “Apoyaremos a los creadores, escritores y al talento por igual”. Es increíble trabajar para una empresa así, donde no te limitan a la hora de hacer un show. El libro no lo leí hasta que me dieron el papel.

Leí en una entrevista que habías leído el libro más de una vez…
¿Bromeas? Apenas si lo leí una vez. [Risas]

Bueno y ¿qué tal ha sido la transición de comedia a drama?
Ha sido muy bienvenida. Aunque la serie tiene sus tonos cómicos, mi papel como pareja de una rea es en extremo dramático. Interpretar a Larry me ha permitido ejercitar músculos actorales. Durante 15 años he sido elegido para cierto tipo de papel y estoy agradecido por cada una de esas oportunidades… Pero nunca se había presentado la oportunidad de darle un giro de 180º a mi trabajo. Al principio fue un poco difícil acostumbrarse al ritmo, debido a que tengo mayor experiencia en comedia, la confianza en mí mismo era muy baja al principio. Toda la primera temporada enfrenté nuevos retos, fue una gran experiencia.

Pero aún así retienes cierto encanto que te caracteriza… Algo en la mirada.
No es cierto, cuando hago drama tengo la mirada de Nicholas Cage y cuando hago comedia tengo la de Jason Biggs… Espera ¿es una buena mirada? Apuesto a que puedes ver dentro de mi alma como con ningún actor. Bueno, es que en realidad yo llevo mucho tiempo practicando el “edging” [técnica retener y postergar el orgasmo que le es aconsejado practicar por su cuñado en OITNB]. Esa mirada la tengo desde que interpretaba al sexualmente frustrado Jim en American Pie, ahora la sigo practicando con Larry. De hecho lo estoy haciendo en este momento, sé que puedes darte cuenta, es “la mirada”.

¿Qué similitudes hay entre Larry y Jim ?
¿Además del “edging”? [Risas]. Ambos son personajes que provocan empatía. Son tipos con los que resulta fácil identificarse y que provocan cariño. La diferencia es que a Larry se le presenta una situación que lo prueba como persona, es entonces cuando uno no puede evitar querer apoyarlo.



comments powered by Disqus