P&R: Noel Gallagher


En entrevista para Rolling Stone, Noel Gallagher habló de su nueva colaboración con Amorphous Androgynous, de su proyecto en solitario y confiesa no tener miedo al fracaso


POR Staff Rolling Stone México  



En entrevista para Rolling Stone, Noel Gallagher habló de su nueva colaboración con Amorphous Androgynous, de su proyecto en solitario y confiesa no tener miedo al fracaso

Por Birgit Fuss

En el camino, Noel Gallagher también grabó un segundo álbum con el dueto electrónico Amorphous Androgynous, que será lanzado en el 2012. Noel todavía no quiere decir el título, pero explica la idea que hay detrás: tenía 38 canciones cuando empezó a grabar su álbum debut. Su teoría era que si sacaba dos discos con bastantes bonus tracks y lados B, los siguientes discos tendrán que ser muy nuevos. No quedará nada, no habrá nada para reciclar. Ha escrito un par de canciones desde que terminó High Flying Birds pero se alegra de que ya no quedan canciones viejas por ahí. “Nunca puedes seguir adelante, realmente. Siempre estás volviendo al pasado, de alguna forma. Puede ser una movida kamikaze, porque podría nunca más volver a escribir 10 canciones increíbles. Pero pensé, ‘a la mierda, ya fui bastante exitoso con Oasis, ya tuve todo eso’. Y como dije, no soy inseguro. Si luego de esto no vuelvo a hacer otro disco, no me importa. Pero no lo creo. Aunque podría no volver a hacer otro tan bueno como éste. Eso es seguro. Discos como este no me llegan tan seguido.”

Noel Gallagher

¿Y cómo va a sonar el disco de Amorphous?
Como Noel Gallagher, por supuesto canta y toca en él, primero tuvo que acostumbrarse a la extraña ética laboral de Gaz Cobain, la mente detrás de Amorphous. Por ejemplo, tomó la voz de la canción “Soldier Boys And Jesus Freaks,” de Noel, ignoró todo lo demás e hizo que Noel empezara de nuevo, desde cero. Ahora la canción dura 8 minutos en vez de 3 y medio. “No es música dance, ni electrónica. Está buenísimo”, dice Noel y reconoce que High Flying Birds es el álbum más importante para él. Le desagrada el término “álbum de revancha” pero así lo siente.

Antes de que entraras al estudio te pasaste un año mudándote de casas y tuviste otro hijo.¿Eso realmente te llena los días?
Cuando me tomo dos años, no guardo la guitarra en su estuche, ni la meto bajo la cama para no volverla a ver. Escribo todo el tiempo. Y cuando digo todo el tiempo no me refiero a que escribo todos los días, pero toco la guitarra en casa todos los días. Todos los días estoy rasgueándola y algo me llegará y escribo una canción. Puede llevar una semana o tres meses o un año, pero siempre estoy escribiendo. Así que, aunque me estuviera mudando, casándome, teniendo un hijo y todo eso, yo seguía trabajando.

Parece haber una urgencia en este álbum que faltaba en los últimos discos de Oasis.
Bueno, yo puedo hacer lo que sea con las canciones. Mientras que en un grupo siempre tienes que dejar que alguien más toque el bajo o lo que sea. Ahora yo puedo tocar todo. Con Oasis, escribía una canción, escribía las letras y tocaba una guitarra. Perfecto, me encantaba, ojalá yo siguiera en esa banda. Pero con esto, yo escribo la canción y las letras. La puedo cantar y cuento la historia y le doy emoción y puedo tocar la guitarra y la otra guitarra y puedo tocar el bajo. Puedo pintar un retrato mejor. ¿Tú estás casado?

Sí.
Entonces, cuando estás casado es como estar en una banda. Cuando estás casado, ¿quién decora la casa? La esposa. Pero cuando estás soltero tú decoras la casa. La puedes dejar como quieras. Ahora la casa en la que vivo es una puta hermosura, pero me gustaría meterle más teles. Y cosas de niños. Entonces este álbum es como una casa de soltero para mí, he hecho todo lo que he querido. El bajo tan fuerte como lo quiero. Las voces tranquilas. No me gustan las voces ruidosas. Y un track que suena como si hubiera sido grabado en Nueva Orleans en el mismo álbum. Y no se lo tengo que explicar a nadie.

Noel Gallagher

Cuando nos conocimos en el 2008 pensé que Oasis había pasado su punto de separación.
[Ríe y suspira al mismo tiempo] Yo también. No veía mi futuro en ningún otro lugar. Ni por un puto minuto pensé que estaría aquí hablando contigo sobre un disco llamado Noel Gallagher’s High Flying Birds. No era ni un sueño, ni un pensamiento, siquiera. Pero lo que pasó, pasó. Como que pensé, “¡a la chingada, me voy!”. Era demasiada bronca para mí. Y ahí está. Es sólo una de esas cosas.

En ese momento de 2009, ¿ya pensabas en qué harías después?
Yo estaba seguro que me iba a subir a un avión para irme a casa y de vacaciones. No quiero sonar artificial o sarcástico, pero en serio era eso. Cada vez que terminaba una gira de Oasis, no había planes de hacer otro disco. Bueno, me quedé sentado en el coche por cinco minutos y pensé, ‘a la chingada con él’. Si pudiera regresar el tiempo me hubiera quedado en el coche por 10 minutos, hubiera regresado, hecho el concierto y el siguiente y luego me hubiera ido. Y en mi cabeza, después de eso, todos hubiéramos podido hacer lo nuestro y luego… En el 2015 es el 20 aniversario de Morning Glory. En mi mente nos he visto volver en ese año con un disco nuevo, tocamos el disco de Morning Glory en estadios en todo el pinche mundo. Hubiera sido lo más grande jamás ocurrido (se aclara la garganta). Eso ya no va a pasar.

Y una canción como “Soldier Boys And Jesus Freaks” que también es bastante fuera de lo común.
Sí. Es sobre soldados que son enviados a la guerra por políticos, todo en el nombre de Dios. Algo así. Es una buena melodía. Lo que tienen la mayoría de estas canciones es que las melodías son alegres pero las letras son bastante serias. Supongo que porque ahora puedo elegir las canciones que quiero, mientras que en Oasis, Liam elegía las que quería cantar.

Noel-Gallagher’s High Flying Birds

Cuando escribes en tu casa, ¿no te distraen tus hijos?
Sí, todo el tiempo. ¡Tengo tres hijos! No puedo cerrar las puertas con llave, porque aún así me encuentran. Antes tuve mis estudios en casa, pero me parecían contraproducentes. Termino por no hacer nada más que trabajando como hormiga. Me gusta atrapar el momento de vez en cuando, pensando: ‘bueno, por diez minutos voy a tocar la guitarra, a ver si algo sale’. Enseguida sé si algo es maravilloso. Se puede convertir una canción decente en una gran canción. La grandeza es inspiración al 1000%. Te llega o no.

Quizá no tengas que preocuparte. Anunciaste unas fechas de una gira y se agotaron en seis minutos.
Sí, pero honestamente no son conciertos grandes. Son de como 1500 personas. ¡He hecho fiestas más grandes! En serio que he organizado fiestas más grandes para más personas, así que mejor no emocionarnos demasiado todavía. Sólo espero que la gente no espere ver un show, porque no es un show. No como Oasis. Nada de luces espectaculares ni un cantante que se queda parado. Yo espero, contra toda esperanza, que las canciones alcancen para llenar la noche. Si no, va a ser una gira muy corta.

Pero no crees que sea tu panorama ideal.
Lo único que sé que va a pasar es que luego del 12o concierto voy a estar en mi camerino, sudando, fumando un cigarro y voy a estar pensando “creo que soy mejor que Elvis. Creo que soy tan bueno como Bob Dylan y Neil Young y Elvis, todos en uno. Soy fenomenal”. O podría estar pensando “Esto es una mierda. Me caga, no lo soporto y me quiero ir a casa”. Eso es lo que va a pasar. Ya veremos.

¿Ningún punto medio?
Por favor que no sea yo sentado pensando, “está bien. No me importa”. A la chingada con eso. Son estupideces. Pero el problema es que lo único que tengo para comparar es la banda de la que vengo. Pero no puedo comparar porque era una banda de rock única que tocaba en grandes estadios. No tiene sentido. La ventaja que yo tengo es que puedo tocar “Wonderwall” y “Don’t Look Back In Anger“. Y hasta ahí. Siempre llegará un punto en el que, si todo va mal, puedo tocar cuatro canciones clásicas. Cualquier otra ventaja que creas que tengo es negada por el hecho de que toco con personas con las que nunca había tocado antes. Verás, en Oasis tocamos juntos por 20 años. Podíamos hacer que la mierda más mundana sonara increíble porque sabíamos lo que el otro hacía. Podíamos hacer covers de rolas de las que no teníamos derecho de hacer, como “My Generation” o “I Am The Walrus” y nos adueñamos de ellas.



comments powered by Disqus