P&R: Robi Draco Rosa


En entrevista con Lino Nava, Robi Draco habló de ‘Vida’, su disco de duetos.


POR Staff Rolling Stone México  



En entrevista con Lino Nava, Robi Draco habló de 'Vida', su disco de duetos.

Por @Lino Nava (La Lupita)

La casa Rolling Stone, luce un raro vaivén por los pasillos de chicas durante una tarde primaveral; mientras tanto, se preparan los detalles para una entrevista y un videochat con Draco Rosa, quien visita las instalaciones para promover su nuevo álbum de duetos, Vida.

Al verlo entrar, una gran cantidad de recuerdos me vienen a la cabeza. Hemos cruzado caminos desde la mitad de los años noventa, la última vez que nos vimos, el cáncer comenzaba a hacer visible su avance sobre él. Después de un par de años de terapias alternativas, invasivas, tradicionales, espirituales y familiares, Draco, aparece con un porte sano y radiante. Con un abrazo apretado, da inicio nuestra conversación. “No fue mi idea hacer este disco. He tenido la fortuna de estar cerca de grandes íconos de la industria, como Angelo Medina y Tomás Muñoz sugiriéndome cosas, algunas en las que he participado y otras en las que no. Al principio me encontré con Bunbury y con Calamaro en Los Ángeles, así arrancó todo, algunos artistas grabaron por su lado y así se fue armando”.

Colabora contigo una leyenda en vida, José Feliciano, el primer guitarrista boricua en aparecer en la portada de la afamada revista Guitar Player, ¿cómo fue?
José me invitó en una ocasión, hace muchos años, a cantar con él “Light My Fire”, pero yo andaba en una fase de mucha fiesta y no aparecí en el show, se molestó un poco pero después todo se normalizó. Lo mismo pasó con un programa argentino, no quise ir y tuvo que ir el presidente de la disquera a disculparse.

Has colaborado con gente de muchas latitudes, pero el que me sorprende es Julio Iglesias…
Es todo un personaje. Recuerdo una cena en el Caesar’s Palace en Las Vegas en una mesa larga, Julio, regresó dos veces las botellas de vino que le abrieron. Luego mandó pedir que le trajeran su rack personal de vinos, escogió uno y le mandó una copa a una mujer bellísima que estaba al otro lado del salón.

En los créditos de tus canciones, aparecen habitualmente Luis Gómez y José Manuel Navarro, ¿de dónde surgen las colaboraciones?
En la época de Frío nos pusieron en contacto, me fui a encontrar con ellos en España y el mutuo amor por la poesía nos identificó; siempre he vibrado con Baudelaire, Nietzsche y Sabines. [Robi narró, muy emocional, su desencuentro con Jaime Sabines, de quien musicalizó “Llanto subterráneo”: “Me invitó a reunirme con él y no asistí, jamás pude agendar el encuentro porque murió poco tiempo después”, recordó con lágrimas en los ojos].

¿Cuál crees es la mejor canción que has compuesto?
“Esto es vida”, por primera vez en mi carrera me han dicho que se han casado con ella, me siento realizado como compositor.

Vagabundo es considerado uno de los mejores discos del rock en español y se grabó en la misma época y en el mismo estudio [The Gallery, en Londres, propiedad de Phil Manzanera de Roxy Music], que otros álbumes clave de la historia musical latina: Dos margaritas de Paralamas do Sucesso y Senderos de traición de Héroes del Silencio.
Phil es muy buen anfitrión y teníamos a muy buenos músicos: Rusty Anderson (hoy día, guitarrista de Paul McCartney), Carla Azar y muchos más. Regresé con el disco a Nueva York y les pareció muy oscuro a los de la disquera, ya me querían echar de la compañía, había países que no querían trabajar el disco.

A continuación presentamos el videochat en el que Lino Nava platica con Robi Draco Rosa, donde los recuerdos y las anécdotas salieron a la luz.



comments powered by Disqus