Entrevista: Rufus Wainwright


Rufus Wainwright habló de su hija, el ser un buen “gay católico” y de su nueva ópera Prima Donna.


POR Staff Rolling Stone México  



Rufus Wainwright habló de su hija, el ser un buen "gay católico" y de su nueva ópera Prima Donna.

Por @Amanda Ochoa
Foto de Barry Holmes

“He hecho unos cuantos discos tristes”, recuerda Rufus Wainwright mientras ríe y hace un breve repaso mental por los 10 discos que conforman su melancólica discografía. All Days Are Nights: Songs for Lulu fue una catarsis musical tras la muerte de su madre, la cantante de folk Kate McGarrigle, quien murió en 2010 debido al cancer. Sin embargo, los días de tristeza parecen haber quedado atrás, al menos no de la música, confiesa Wainwright en una plática que tuvimos previo a su primer show en nuestro país, donde nos habló de su hija, el ser un buen “gay católico” y de su nueva ópera Prima Donna.

¿Estás emocionado por venir a México?
¡Sí! Estoy muy, muy emocionado. Estuve en México en una ocasión y fue una verdadera experiencia considerando todo lo que la ciudad representa; sus calles, su cultura, lo vibrante de sus colores e incluso su obscuridad, es un lugar fantástico y estoy muy emocionado de ir.

¿Planeas llegar antes para pasear por ahí?
Llegaré un día antes, hay algunas cosas que me gustaría ver, la última vez no tuve oportunidad de ir a la casa de Frida Kahlo y realmente quiero ir.

Cuéntanos de tu nueva producción Out of the Game es uno de tus álbumes más felices
Sí…Bueno, ciertamente he hecho unos cuantos discos tristes (risas).

Tal vez melancólicos en lugar de tristes…
Sí, melancólico es una mejor descripción. Justo antes de Out of the Game hice Songs for Lulu, mi álbum más obscuro sin duda; mi madre apenas había muerto. Cuando Out of the Game llegó, realmente necesitaba vacaciones de las lágrimas y quería enfocarme en la vida, y en los años de juventud que me quedan. Mark Ronson fue el hombre perfecto para hacer eso, es un productor brillante y un gran músico. El estudio se convirtió en algo así como un club privado donde la gente joven llegaba y se quedaba a pasar el rato, era simplemente mucha diversión, justo lo que necesitaba desde hace un rato. Cuando el álbum estaba terminado y lo estábamos mezclando fue cuando caí en cuenta que ese pequeño momento de paz y diversión se había acabado y era momento de trabajar (risas). No, en serio, estoy muy contento con cómo pasó todo.

Pareciera que tus discos cuentan la historia de tu vida, tienes canciones alegres, canciones melancólicas, hasta canciones de duelo; pareciera que ahora estás en el lugar más feliz de tu vida.
¡Totalmente! Tengo algo maravilloso, bueno tengo dos cosas maravillosas. Tengo una hija increíble y ahora un maravilloso esposo, tuvimos una boda increíble el pasado agosto y pues, estoy trabajando duro para poder ver todo el horizonte y disfrutar de los tesoros de la existencia. Afortunadamente la vida me los ha estado dando.

¿Cómo va la vida de casados, es todo lo que esperabas?
Pues, tiendo a ser optimista, por lo tanto creo que si le pides algo a la vida llegará a ti y podrás disfrutarlo. Tal vez sea solo mi forma de ver las cosas, pero parece que funciona, además tiendo a no creer en las mentiras que la gente dice. Esa es mi receta para la felicidad, aunque sea completamente inestable y llena de alegatos.

¿Cómo le haces para no ponerte triste cuando estás de tour y no puedes pasar tanto tiempo con tu hija?
Para mi, esto tiene mucho que ver con que vaya a México solo, no es que crea que estar solo es una forma de terapia, pero casi lo es. En realidad son dos mundos separados en mi existencia. Tengo permitido escapar momentáneamente ya sea cuando estoy escribiendo una canción o haciendo un show, hacia otro lugar donde no hay papás, no hay ayuda, no hay contaminación, nada más que arte; realmente es una fantástica herramienta. Algunas veces terminas más deprimido y pierdes contacto con la realidad pero poniendo eso de lado, hay una tremenda cantidad de poder y creo que he encontrado la manera de usar ese poder de una forma positiva en lo que es la pasión de mi vida y compartirla con otros. Simplemente soy muy afortunado.

Parece que es difícil separar tu vida personal de todo lo demás
Lo es.

Hemos visto colaboraciones de algunos artistas con sus hijas, como la de Jason Pierce de Spititualized ¿te gustaría hacer algo así?
Bueno, solamente tiene dos años, hay un poco de tiempo para pensar en esto (risas). Estoy abierto a cualquier cosa. Mi hija y yo nos llevamos muy bien, existe una conexión inmediata entre los dos, aunque no la veo tanto como quisiera, salgo mucho de viaje y ella vive en California con su mamá, así que soy ese personaje que se presenta de vez en cuando. Pero ella definitivamente sabe quien soy y en algún momento tendré que ajustar mi vida para cubrir sus necesidades, porque aunque soy artista y romántico, también soy muy responsable y un hombre de palabra. Además de ser artista y un buen chico quiero ser un buen padre, ese es un trabajo totalmente diferente.

Has estado involucrado con el arte casi toda tu vida, tienes colaboraciones con otros artistas, en películas, artes plásticas… ¿Qué sigue?
Últimamente me he sumergido más en el mundo de la ópera, bueno a Prima Donna mi última ópera le está yendo muy bien, ha estado en muchas, muchas ciudades y hay otras más interesadas, así que ha sido emocionante, pero al ser yo mismo un fan de la ópera sé que ningún compositor decente conquista al monstruo con una sola obra; realmente me lo tomo muy enserio y sé que hay que hacerlo dos o tres veces, así que me gustaría adentrarme mucho más en ese mundo. Recuerdo haber visto la casa de la ópera en México, es realmente bellísima, así que definitivamente me gustaría presentar Prima Donna ahí.

En uno de los videos de cómo se grabó Out of the Game cuentas que en la visita a la Catedral de Notre Dam tuviste una epifanía, en donde se te dijo que tenías que ser agradecido. ¿Lo estás?
Estoy agradecido con tantas cosas… Esto puede sonar muy político pero ver todos los problemas en México, mucho de lo que ves en América con todo esto de la migración, la pobreza, lo que pasa alrededor del mundo y bueno, hay demasiadas cosas ocurriendo en la frontera de Estados Unidos con el norte de México, me siento afortunado de… Bueno ¡me siento afortunado de vivir en Canadá! (risas) es un poco más tranquilo. Hay muchas cosas, está el asunto de que mi madre haya muerto de cáncer, y tener que atravesar por todas esas cosas, y mi salud está mejor que nunca, soy muy afortunado. Realmente no hay nada de lo que me pueda quejar, sobre todo cuando ves al mundo a tu alrededor y todo lo que ha pasado. Obviamente también el ser gay y haber sobrevivido a la parte más dramática y caótica de la crisis del SIDA, porque empecé a tener sexo desde muy joven, así que al haber superado eso me siento afortunado. Así que creo que hay mucho por lo cual agradecer, simplemente es la manera que soy en general, tal vez es parte de mi buena crianza católica (risas).

¿Es difícil ser un buen católico siendo gay?
Bueno…. No soy un católico real, realmente no practico. Me criaron en escuelas católicas y es una gran parte de lo que soy, así que básicamente solo trabajo duro para disfrutar el día a día.

¿Interpretarás material de tus otros discos en el concierto en México?
Sí definitivamente, una de las ventajas de presentarse solo es que puedo presentar mucho del material que he creado a lo largo de mi carrera, tengo diez discos, así que habrá mucho de donde escoger, además soy muy versátil para hacer lo que quiera. Quiero que el show realmente refleje el ánimo que tiene la gente en ese preciso momento, nunca hago el mismo show dos veces.

Rufus Wainwright se presentará este 7 de mayo en el Auditorio Blackberry, los boletos se encuentran a la venta en taquillas del lugar y en el sistema de Ticketmaster. ¡Gana boletos aquí!



comments powered by Disqus