P&R: Steven Tyler


Steven Tyler habla sobre el espectacular regreso de Aerosmith, su futuro en ‘American Idol’ y cuatro locas décadas de giras.


POR Staff Rolling Stone México  



Steven Tyler habla sobre el espectacular regreso de Aerosmith, su futuro en ‘American Idol’ y cuatro locas décadas de giras.

Habla sobre el espectacular regreso de Aerosmith, su futuro en ‘American Idol’ y cuatro locas décadas de giras.

Por Austin Scaggs

Durante 40 años, Aerosmith se ha conservado como una de las bandas más grandes y disfuncionales en la historia del rock. “Con toda la locura que conlleva ser parte de una banda de rock and roll –los múltiples matrimonios, los hijos, el dinero– todavía podríamos sacar dos o tres rolas que la gente realmente quiera escuchar”, comenta el líder de la legendaria banda, Steven Tyler.

Ahora que ha concluido su segunda temporada como juez de American Idol, Tyler está enfocado por completo a Aerosmith: Volverán con una gira por varios estadios de Estados Unidos, trayendo bajo el brazo su primer disco en 11 años, Music From Another Dimension, con fecha de lanzamiento en noviembre. “Todavía tenemos cosas que demostrar”, dice Tyler. “No al mundo, sino a nosotros mismos”.

Pospusieron el concierto que darían el 3 de julio en Virginia. ¿Qué pasó?
Me encantaría poder cambiar de cuerdas vocales como de cuerdas de guitarra. Una de las cosas de las que me he dado cuenta es que acabarse la voz y tener que cancelar una gira no es lo más deseable. Así que hice una pequeña pausa para visitar al doctor. Cuando no puedo llegar a las notas más altas es como si se me hubiera ponchado una llanta. Y no puedes aventarte una carrera con una llanta baja.

¿Sufres de dolores en las giras?
Me quitaron algunos nervios de mi pie, así que no tengo sensación en los dedos. Y me duele la rodilla desde que me operaron para reconstruirme los ligamentos. Pero la música es mucho más fuerte que todo eso. Mientras tenga un día o dos de descanso entre conciertos, estoy a toda madre.

Han abierto varios conciertos con “Draw the Line”, de 1977, en que cantas “Carrie… was a wetnap winner”. ¿A qué te refieres con eso?
Bueno, es una toallita húmeda que se usa para limpiar a los bebés. En aquel tiempo, si tenías suerte para ligarte a una azafata, al salir del baño lo único que tenías para limpiarte era una de esas toallitas húmedas. Las mejores letras son como una mescolanza que tienes en la cabeza sobre cierta situación. Y yo tengo una manera bastante rara de conectar todas las piezas. Es cosa de todos los días, platico con la gente y me dicen: “¿De qué hablas?”.

¡Me imagino!
Así que sólo les digo: “¿Sabes qué? Vete al carajo. Al menos puedo cantar bien y escribir una buena canción de vez en cuando”.

¿No te mata saber que la fecha de lanzamiento del disco ha sido movida de agosto a noviembre?
Totalmente. Pero cuando las cosas son buenas vale la pena esperar. Había gente, incluso dentro del equipo de Aerosmith, que jamás pensó que lanzaríamos otro disco. Y volvimos a demostrarles que estaban equivocados.

¿Has tenido la oportunidad de escuchar el disco completo?
Sí –desperté en Nueva York y tomé un helicóptero a East Hampton en pijama. Me quité la ropa que traía cuando llegué a la playa y seguí caminando por las dunas de arena en mi ropa interior de leopardo para escuchar el disco. Fue hermoso. Le puse los audífonos a Liv [su hija] para un tema llamado “Another Last Goodbye” y los dos lloramos.



comments powered by Disqus