Other Lives


Es un grupo comandado por alguien que esperó muchos años para que su música le dijera qué dirección tomar y que incluyera letra en sus canciones, por lo que su alcance comenzó a ser mayor.


POR Staff Rolling Stone México  



Es un grupo comandado por alguien que esperó muchos años para que su música le dijera qué dirección tomar y que incluyera letra en sus canciones, por lo que su alcance comenzó a ser mayor.

Por Andrés Díaz

Other LivesHay muchas cualidades en la banda de Jesse Tabish que lo llevaron a ser los escogidos para salir de gira con Radiohead. De entrada, no es una banda de rock como tal, pues fue concebida como un proyecto instrumental que dio cabida a músicos que tenían intereses muy diferentes a las que una banda de garaje podría tener, con influencias tan variadas como Philip Glass y el no buscar el éxito para convertirlo en su modus vivendi.

No. Más bien es un grupo comandado por alguien que esperó muchos años para que su música le dijera qué dirección tomar y que incluyera letra en sus canciones, por lo que su alcance comenzó a ser mayor. Esto se refleja en su producción Tamer Animals del año pasado: 11 canciones cuya base es el piano, una escondida influencia de la música autóctona norteamericana y un toque contemporáneo que toma ciertas similitudes a Radiohead.

Platicamos con la cabeza de este proyecto, Jesse Tabish, previo a embaucarse de gira con Radiohead, justo en el momento en que finalizó su gira ambulante como banda principal y prepararse para la batalla de arenas, estadios y fans ansiosos por ver una banda que no son ellos. Suena duro, pero con su música harán que la gente se interese por este proyecto.

Other Lives“Todo empezó en la secundaria. Conocía a todos los miembros desde ese entonces y solíamos reunirnos en una cafetería, porque compartíamos gustos musicales fuera de lo común. En ese entonces estaba escribiendo música instrumental en piano y les pregunté si querían empezar una banda conmigo”.

En los primeros años no tocaron en vivo, más bien se dedicaron a escribir y ser pacientes para madurar su propio sonido, incluso fue mucho tiempo después cuando llegó la idea de convertirse en una banda en vivo: “Casi todo el tiempo estaba escribiendo con el piano y la guitarra, pero no fue sino hasta que empezamos a grabarnos que nos dimos cuenta de las texturas y arreglos que podíamos agregarles a las canciones para hacerlas diferentes. Ahí fue donde rompimos lo lineal que teníamos en nuestros orígenes”.

Al provenir de una mentalidad instrumental no era de esperarse que sus influencias fueran diferentes, considerando la ubicación geográfica de la banda (Oaklahoma): “Nos gusta influenciarnos de muchos lados: desde bandas clásicas, el folclor europeo, o bandas del género americano, el cual predomina de donde vinimos. Creo que es por eso que me fascina ver e imaginar otros lugares o tiempos que no conozco, porque lo veo de una forma romántica por ser un extranjero; siento que la música ayuda a crear un retrato de ese paisaje ajeno”.

Other LivesAl escuchar –y ver sus videos- uno se cuestiona el por qué no han sido adoptados por un padrino visual, ya que es el pivote perfecto para detonar un mundo imaginario al dejarse llevar con su música: “Me encantaría trabajar con algo visual, porque la música instrumental tiene esa capacidad de crear imágenes. Es por ello que me gusta este tipo de música. Glass Works, de Philip Glass, fue un disco que me cambió, porque me enseño que en la música no hay reglas que te digan qué pensar o imaginar”.

Si a estas alturas el interés sigue en sus cabezas, no deben perderse Other Lives como teloneros de Radiohead este próximo 17 y 18 de abril en el Foro Sol. Así que deja a un lado esa actitud neutral y escucha con atención lo que esta banda tiene que proponer: “Quiero que nuestra música sea escuchada y espero que la gente tome lo positivo de nuestra música. Llegaremos a lugares en donde la ansiedad por ver a Radiohead será grande y podrá ser incómodo, pero estamos listos para esa batalla porque sabemos que de ahí podemos tener nuevos fans”.



comments powered by Disqus