P&R: Alabama Shakes


Platicamos en exclusiva con el guitarrista de Alabama Shakes, Heath Fogg, sobre su regreso a México


POR Staff Rolling Stone México  



Platicamos en exclusiva con el guitarrista de Alabama Shakes, Heath Fogg, sobre su regreso a México

Por: @Romina Pons

Fotos cortesía de Arts & Crafts México

La historia de Alabama Shakes es similar a un cuento de hadas: la típica banda que toca covers en un bar para poder comer, pero que también crea su propia música por amor al arte. Un grupo que jamás pensó volverse famoso; y sin embargo, de un día a otro, se encuentran en los mejores festivales de música del mundo.

Platicamos con Heath Fogg, guitarrista de la banda, quien nos compartió su visión ante estos cambios, su amistad con Jack White, su devoción a The Rolling Stones, y su emoción por regresar a México, esta vez por el décimo aniversario de Ibero 90.9. FM

Hace dos años nadie sabía que existían, y ahora están en todos lados, ¿cómo te sientes?
No sé, es un sueño hecho realidad. Poder vivir de lo que amas es una bendición, además hemos tenido la oportunidad de conocer lugares y personas increíbles, tocar por todos lados, es como la cereza sobre el pastel, todavía no me la creo. Es un sueño hecho realidad.

Ya estuvieron en México, ¿como la pasaste en el Corona Capital?
Fue divertidísimo, nunca pensé que la iba a pasar tan bien. Hacía mucho calor pero lo disfruté en demasía, además había un mundo de gente y eso nos motivó mucho, no queríamos que acabara nunca.

¿Cuáles son sus expectativas para su próximo concierto en este país?
Nuestros shows son mejores aún que los festivales, porque la gente viene específicamente a vernos. Si vienen y pagan, al menos en teoría es porque les gustas ¿no? después de lo energética que es la gente en México estoy seguro de que ese show va a ser una experiencia inolvidable.

¿Qué prefieres, tocar en un lugar grande o chico?
Hemos tocado en lugares grandes que nunca creímos que íbamos a llenar, pero creo que lo que más me gusta es un punto intermedio. En un lugar grande pierdes la cuestión personal, y en un lugar muy chico a veces terminas sacrificando el sonido. La verdad es que me gusta tocar para mis fans, sea donde sea, porque yo disfruto el escenario tanto como ellos, y hay una cierta magia alrededor de tocar en lugares grandes.

¿Ya empezaron a trabajar en el nuevo disco?
Sí, ya entramos al estudio una vez, y ya escribimos algunas cosas, pero aún nos falta bastante. Vamos a aprovechar abril y mayo para ponernos a escribir el nuevo material, y luego luego entrar al estudio a grabar. Es lo que más queremos, enfocarnos en un nuevo material, pero hemos estado de tour y es complicado. Estamos muy emocionados por estar de nuevo en el estudio.

No había ninguna expectativa para su primer disco y ahora lo hay, ¿no te sientes presionado?
No eh, de hecho ya lo hemos hablado, pero no queremos verlo por ese lado. Simplemente queremos enfocarnos en hacer música que amamos, tanto como el disco anterior. Creo que si logramos eso todo estará bien. Tratar de hacer música para las masas te hace perder algo. Nunca podríamos haber predicho lo que sucedería con nuestro debut, y sería ingenuo de nuestra parte querer superarlo sólo porque sí.

Es que es música honesta…
Así es, mi música favorita es honesta, no nos da miedo contar una historia de ficción, pero la verdad es que Brittany saca mucho de lo que tiene dentro en las letras y eso las hace muy emotivas, y ayuda en el sonido. Escribimos canciones sin planear sobre qué serán.

¿Cómo componen las canciones, las escriben entre todos?
Varía de canción a canción, todos creamos lo más que podemos, y es una democracia, todos votamos ,opinamos y aportamos ideas. Nos necesitamos unos a los otros para que nuestras canciones sean realmente de Alabama Shakes. Brittany escribe la mayoría de las letras y eso me parece bueno, porque eso hace que las cante con mayor convicción, pues está sintiendo lo que canta, aunque nosotros también escribimos a veces. La música sale de todos, Zack ha escrito la guitarra, Steve el bajo, y pues entre todos sacamos la música.

¿Porqué empezaste a tocar la guitarra?
Mi papá tocaba la guitarra y el banjo, así que siempre había una guitarra en la casa, así como hay niños que tienen al alcance una bicicleta y por eso aprenden. Tenía un gran amigo, desde la primaria, y del cual aún soy amigo y era un excelente guitarrista a los 10 años, lo cual no es fácil, es un superdotado. Así que entre él y mi papá me enseñaron.

¿Cuáles son tus mayores influencias?
Antes que nada, soy un gran fan de The Rolling Stones, creo que a partir de ahí salen todos mis gustos. Me encanta el soul, recuerdo que Keith Richards alguna vez dijo que le gustaba más la versión de “Satisfaction” de Otis Redding que la suya, así que lo empecé a escuchar a él también y me encantó. Los Rolling Stones grabaron “Brown Sugar”, “Wild Horses y “You’ve Got the Move” en un estudio que está muy cerca de mi casa, y eso me hizo sentir muy identificado. Me gustan muchas otras cosas, creciendo era muy fan de The White Stripes y cosas así, mi gusto es una mezcla de rock clásico, rock actual, R&B, y country, me encanta el country. Personas como Hank Williams me influenciaron mucho, sobre todo a la hora de escribir canciones. Hablamos de ser honestos y directos, y eso es justamente lo que admiro de Williams, su capacidad para decir algo muy complejo usando palabras muy sencillas, lo disfruto mucho.

Mencionas a The White Stripes como una de tus influencias, y resulta que terminaste grabando con Jack White, ¿cómo estuvo eso?
Fue una oportunidad muy interesante, todos en la banda somos fans de Jack. Lo primero que hicimos con él fue un showcase para el Southern Ground Music Festival en Nashville con Third Man, que es disquera, tienda de música y básicamente el negocio de Jack ahí. Estuvimos con otras bandas excelentes, y Jack White estaba en el público, eso nos puso muy nerviosos, o al menos yo estaba petrificado. Entonces grabaron el show y lanzaron el disco, con dos sencillos nuestros, y de ahí salimos a 6 fechas con Jack White. Para mi eso fue muy importante por varias razones, para empezar nunca había formado parte de una producción tan grande, ¡tiene a muchísima gente corriendo por todos lados, impresionante! Aprendimos a comportarnos como una banda durante un tour, y también descubrimos qué se debe hacer y qué no. Jack fue maravillosamente amable con nosotros, y nos apoyó muchísimo, a nivel personal y a nivel mediático, estoy muy agradecido con él.

¿Qué estás escuchando ahorita en tu iPod?
Estoy clavado con las bandas de mujeres, ando escuchando mucho The Ronettes, The Crystals, también country clásico como Don Williams. Tiene una canción que se llama “Love Is On A Roll” y no puedo parar de escucharla.

Antes de saltar a la fama, ustedes tocaban covers en Alabama, ¿siguen haciéndolo en sus conciertos?
De vez en cuando, últimamente hemos tocado bastante “Adam Raised a Cain” de Bruce Springsteen, es una canción muy divertida.



comments powered by Disqus