P&R: Bear in Heaven


El creativo detrás de la banda, Jon Philpot, platicó con Rolling Stone México acerca de su segunda visita al país.


POR Staff Rolling Stone México  



El creativo detrás de la banda, Jon Philpot, platicó con Rolling Stone México acerca de su segunda visita al país.

México: Bear in Heaven te ama, eres cool.
Por Jorge Ramis (@jramiiis)

Bear In Heaven es una banda que logra llenar vacíos a través de sintetizadores de temple escandalosa, una sutil batería y el más adecuado bajo. El trío se ha colocado como uno de los actos a seguir, y es que con sólo tres discos, los oriundos de Brooklyn han yuxtapuesto el sonido de los Pet Shop Boys y la estructura del synthop ochenteno, para convertirlo en una experiencia específicamente psicodélica en el universo musical. Basta con escuchar I Love you, it’s cool, (su más reciente producción) para comprobar que aún existen grupos que gustan de orientar su sonido hacia la creación de atmósferas y entornos puramente electrónicos.

Hace un par de años se presentaron en el Indie-O Fest y compartieron escenario con Zola Jesus y The Pains of Being Pure at Heart, entre otros. En ese entonces, el testigo fue el magnífico Polyforum Siqueiros. Esta vez, Bear In Heaven regresa a la Ciudad de México este 10 de agosto para tocar en el Lunario del Auditorio Nacional y así promocionar I love you, it’s cool. Antes tendrán una fecha en Guadalajara (justo después de su presentación en Lollapalooza).

El creativo detrás de la banda, Jon Philpot, platicó con Rolling Stone México acerca de su segunda visita al país.

Cuando era pequeño Jon empezó a tocar el piano, después lo abandonó. “No empecé a tocar música hasta que estaba en la universidad, me tomó algo de tiempo entrarle a la música”. Asimismo, tampoco estudió algo relacionado con ésta.

No es la primera vez que tú y tu banda visitan nuestro país. ¿Aún recuerdas la primera impresión que te dejó México?
Me encantó. Había estudiado español en primaria, pero por la presión y el tiempo yo era muy malo, así que cuando llegué a México tuve la oportunidad de practicarlo. Entonces llegar y tocar en esa ciudad fue algo increíble, la verdad considero que el público mexicano es el más entusiasta que hemos tenido. Amamos México, yo amo México. Me encanta volver a tocar aquí, es súper cool.

Tocaron en uno de los lugares más místicos de la Ciudad de México, el Polyforum Siqueiros, que está lleno de arte muralista ¿Existe una influencia artística en el aspecto visual de Bear in Heaven?
Creo que sí, pero los usamos de diferente manera, me refiero a que esa influencia se nota más en los vídeos. Lo especial de vivir en Nueva York es que hay una escena de artes visuales bastante llamativa. ¿Sabes? La parte visual de una banda es muy importante. Bruce Maunan es una personalidad, influye en nosotros. También las pinturas viejas, cuando viajamos siempre tratamos de ir a ver pinturas viejas o algo que sea muy viejo [risas]. El muralismo también nos interesa mucho.

Y hablando de arte ¿qué influenció en la portada de I love you, it’s cool?
Te seré completamente honesto: a Sadek Bazaraa, nuestro amigo que estaba en la banda, se le ocurrió esta idea. Sady es un tipo increíble, pero raro. No creo que se imaginó la fotografía exacta, creo que sólo experimentó con los colores y usó diferentes técnicas. Lo que ves es el resultado de todo lo que hizo Sady. Nosotros estuvimos mientras él lo hacía, nos explicaba lo que tenía en mente, y los demás sólo le decíamos que sí, y bueno… eso pasó. Sady es un gran artista.

Como mencionabas lo del arte visual y los videos de la banda, el video de “Reflection of you” es intermitente y rápido, a algunas personas les cuesta trabajo verlo completo ¿Cómo surge esta idea de realizar un video con tantas tomas de zoom?
Alguna vez hice un video en el que yo sólo ponía muchas tomas juntas. Entonces me reuní con John Lee, de Wonder Showzen, y él tenía esa idea de hacer un video como en las tomas de su show. Estuve en grabaciones de su programa de televisión para ver cómo trabajaba. Así que corté varias tomas y las junté de una manera hipnótica. Ni siquiera sé cómo explicarlo, algo así como aquellas cosas que pondrías en los extras de algún DVD. Funcionó. John y yo, durante mucho tiempo, habíamos hablado de crear un video juntos y finalmente tuvimos la oportunidad de hacerlo. Es tan simple, pero efectivo. Siempre puedes hacer algo grandioso de una cosa muy simple.

¿Sintieron algún tipo de presión por realizar un trabajo superior al Beast Rest Forth Mouth?
No creo, en verdad dejamos de pensar en eso. Sólo hicimos la música que queríamos. No haces un disco que sea mejor que el pasado, sólo haces el disco que quieres, lo que pase es lo de menos. Creo que si te envuelves en esa presión de hacer un trabajo mejor que el anterior y tratas de elaborar un montón de éxitos sólo terminarás jodiéndote artísticamente.

¿Y cómo has sentido la recepción de I love you, it’s cool?
¡Grandioso! Cuando lo tocamos en vivo es realmente cool. Hemos tenido los mejores shows de nuestras vidas. La gente responde con las canciones nuevas y también con las viejas, es muy bonito.

¿Cómo reaccionas ante los errores durante las presentaciones en vivo?
Sólo sigo tocando. Todavía me pongo nervioso en los conciertos. Uno se pone nervioso y empieza a mortificarse de ideas extrañas: de que si la gente no va, de equivocarse, y todo eso. Creo que eso es una de las cosas más emocionantes de tocar música en vivo.

¿Por qué te rasuraste el bigote?
Me lo quité porque, cuando estás besando a alguien y tienes bigote, se siente como si estuvieras besando a un cuervo, todo el tiempo está esa barrera entre uno mismo y los labios de tu pareja, esa es una razón. Y otra es porque en el verano hace mucho calor y es muy molesto [risas].



comments powered by Disqus