P&R: Bosé


Miguel Bosé habla su álbum nuevo, algoritmos y hasta de ser El Coyote de ‘El Correcaminos’


POR Staff Rolling Stone México  



Miguel Bosé habla su álbum nuevo, algoritmos y hasta de ser El Coyote de ‘El Correcaminos’

Con álbum nuevo habla de algoritmos y hasta de ser El Coyote de ‘El Correcaminos’

Por Ruth González-Balvanera

Foto: MiguelBosé.com

Como la gota que cae en el mar y se vuelve inmensidad, así llega el nuevo álbum Amo de Miguel Bosé, producido por el renombrado Andrew Frampton, quien supo captar la esencia pura de Bosé. En este disco hay lounge, dub y pop. “Encanto” fue el primer sencillo y su videoclip fue dirigido por la bailarina y directora Beatriz Abad, filmado en las ruinas de un monasterio del siglo XII. “Es un disco
muy sereno, como con los pies sobre la tierra. Con mucha autoridad y paz. Un álbum de este mundo, de las matemáticas, la física, el universo”.

Este álbum es como muy zen, ¿hay algo de ello?

Sí. El conocimiento y el saber es de lo que habla “Amo”, dedicada al privilegio del que puede aprender, del que le gusta aprender. El privilegio de estar abierto a la curiosidad a todo lo que uno no conoce. Al que profundiza lo que ya conoce; con entendimiento, porque el saber no ocupa espacio: Al conocimiento hay que entenderlo. Yo no tengo mucha memoria, pero no necesito tenerla porque lo que tengo dentro es debido a que lo he entendido. Y cuando lo comprendes no se tiene que memorizar. Y cuando llega alguna información
nueva a memorizar, desplaza a otra, y se sale del chip [risas].

Como la letra de “Amo”…
Amo lo que sé, lo que no sé; lo que veo, lo que intuyo, en lo que creo. Amo querer, saber y preguntarme cómo hace el sol para esconderse
tras los mares y nunca ahogarse; que es algo que no está resuelto ni a nivel matemático ni a nivel físico, y sin embargo, sí tiene una respuesta clarísima; es decir, es un problema de que la Tierra gira alrededor del sol, y bla bla bla; pero me gustaba eso que es casi infantil, amo ese proceso que convierte lo original en algo extremo y diferente: La oruga, la mariposa; la flor, la fruta… Esos procesos que son tan científicos y biológicos, por lo tanto, llenos de matemática y algoritmos, de procesos químicos y ósmosis, etcétera; al final aparecen casi como milagros, y de hecho, el conocimiento es un milagro. Y eso da mucha paz, da mucha tranquilidad.





comments powered by Disqus