P&R: The Black Keys


Dan Auerbach, de The Black Keys, platica acerca su excelente nuevo LP, ‘El Camino’, rockear en estadios, entre otras cosas


POR Staff Rolling Stone México  



Dan Auerbach, de The Black Keys, platica acerca su excelente nuevo LP, 'El Camino', rockear en estadios, entre otras cosas

El líder de The Black Keys habla acerca de su excelente nuevo LP, rockear en estadios y la inolvidable visita a la iglesia de Al Green

Por Austin Scaggs

El nuevo álbum de The Black Keys se titula El Camino –pero el auto en la portada es un desgastado Dodge Gran Caravan–. “No es exactamente la misma, pero es similiar a la camioneta con la que nos fuimos de gira por dos años cuando empezamos la banda”, dice el cantante y guitarrista Dan Auerbach. “Todo el staff cabía en los asientos de atrás, y quitamos los de en medio para que pudiéramos dormir en el piso”. Durante esos años al comienzo de 2000, en la gira, cuando el aire acondicionado se descompuso un verano en el Oeste de Texas y Auerbach se despertó con la nariz sangrando, o cuando el baterista Patrick Carney accidentalmente derramó una botella con orina, The Keys nunca se imaginó cuán grande su dúo de blues-rock se volvería. Pero, tras su exitoso disco del año pasado, Brothers, The Keys –que grabaron El Camino junto con el productor Danger Mouse en Nashville, a donde recientemente se mudaron desde su ciudad natal de Akron, Ohio– está listo para encabezar festivales y presentarse en estadios en 2012. Auerbach se reporta desde Amsterdam.

El tipo que baila en el video de su nuevo sencillo “Lonely Boy”, es genial. ¿Quién es?
¡Derrick Tuggle! Había otro video más complicado –que protagonizábamos Pat y yo– pero decidimos desecharlo y usamos el baile de D-Tug. Estábamos detrás de la cámara cuando hizo ese baile único. ¡Estuvo increíble!

¿Cómo escriben las canciones Patrick y tú?
Cada una empezó en el estudio. Para Brothers, tenía todas las letras y la mayoría de los acordes antes de que empezáramos a grabar. Pero con El Camino, cada día comenzábamos desde cero. “Lonely Boy” empezó con ese riff inicial, Pat sacó un beat y la construimos desde ahí. Dije: “lonely boy”, y fue como: “¡Carajo! ¡Eso es bueno!”.

¿Todo el álbum es tan bueno como “Lonely Boy”?
Sí. Ese ni siquiera era el sencillo más obvio. El disco es realmente fuerte, melódicamente hablando, y es corto y al punto. Como Tom Petty & The Heartbreakers dijeron: “Don’t bore us, get to the chorus”. Ese fue el modelo que usamos.

¿Recuerdas la primera vez que conociste a Patrick?
Nos conocemos desde que tengo memoria. Nuestros hermanos eran amigos. Nos dijeron que nos juntáramos cuando yo tenía 17 años y Pat 16. Nunca hubiéramos salido, pero llegué a su casa con una guitarra y un amplificador, fuimos a su sótano y empezamos a tocar. Nos llevamos bien de inmediato.

¿Ha habido algún momento en el que te diste cuenta de que The Keys finalmente lo lograron?
No; aún no estamos en la portada de Rolling Stone [risas]. Pero algunos de los shows en estadios de Canadá este verano se sintieron como si estuviéramos en el Madison Square Garden. Fue algo loco ver todo y pensar: “Estamos a punto de llenar este enorme lugar”.

¿En qué más están trabajando en su nuevo estudio en Nashville?
Acabamos de terminar los discos de The Growlers y una chica de Memphis llamada Valerie June. Y recién terminamos el álbum que estoy produciendo para Dr. John, que estará increíble.

BANNER CONTENIDO 2 DIC



comments powered by Disqus