P&R: Don Henley


Habla sobre continuar con Eagles, los 40 años de ‘Hotel California’ y por qué el pasado siempre parece mejor de lo que fue.


POR David Fricke  



Foto: Steve Alexander

“Estaba encantado con la energía y la furia de los temas en vivo”, dice el cantante y baterista de Eagles, Don Henley, al hablar de las grabaciones en vivo de 1976 que se lanzaron conmemorando la remasterización del quinto álbum de estudio —y el más vendido— de la banda, Hotel California. “De hecho, técnicamente lo hicimos un año más tarde”, admite Henley, notando que el lanzamiento original del LP fue en diciembre de 1976.

“En esos shows tocábamos canciones del álbum antes de que saliera. Ahora que lo veo, creo que tuvimos agallas para hacer algo así”. Henley habló durante el clímax de su gira de 2016, misma que se llevó a cabo cuando el cofundador, guitarrista y cantante, Glenn Frey, falleció. “Estamos tratando de dar un paso a la vez”, comenta sobre la inclusión de Deacon, el hijo de Frey de 24 años a la banda. “Creo que todo esto no radica tanto en nosotros, sino en las canciones. Eso es lo que la gente viene a escuchar”.

Sobre el escenario, Vince Gill le dedicó a Deacon “New Kid in Town”. De hecho junto con Gill hay dos personas nuevas en la banda.
El unir a Vince a la banda fue algo lógico para nosotros. Nadie más, además de Deacon, fue siquiera considerado para entrar. Ya conocemos a Vince, Glenn solía jugar golf con él. Vince estaba en una banda llamada Pure Prairie League y tenían un estilo similar al nuestro, pop influenciado por country. Embonaba como guante y a él le gusta estar aquí. Probablemente es el tipo más feliz en el escenario.

Deacon, por ejemplo, tuvo que llenar rápido los zapatos de su padre…
Lo que ha hecho es extraordinario. Lo vi cantar “Peaceful Easy Feeling” en el funeral de su padre y a pesar de ser algo tan fuerte, fue valiente y estaba entero. Estoy seguro que por dentro estaba sufriendo, pero cantó con gracia y dignidad. Pasaron algunos meses de eso y pensé: “¿Por qué no le preguntamos si le gustaría estar en la banda?”.

¿Alguna vez se cuestionaron si era lo correcto seguir con el grupo sin Glenn?
Sí, lo hice. La única forma que era justificable para mí era si su sangre continuaba en la banda, su familia. Deacon no suena como su padre, suena bien en su propio estilo. Ensayamos algunos meses y su primer show fue en Dodger Stadium. Había tocado algunas veces con su padre en fiestas privadas o bares, pero el haber logrado ir de eso a presentarse frente a 55,000 personas, fue extraordinario.

¿Le diste algún consejo ese día antes de subirse al escenario?
Joe Walsh y yo le dijimos que no lo pensara demasiado, que sólo se concentrara en el trabajo. Es un arma de dos filos para Deacon. Está orgulloso de continuar con el legado de su padre, pero por otro lado todo le recuerda conmovedoramente a él; se sienta en los vestidores en los que su papá lo hacía, se sube al escenario al que su padre subía. Existe una parte maravillosa alrededor de esto, pero también se acompaña de tristeza. Le he dicho que no se tiene que sentir obligado a hacer esto indefinidamente, que no debe de pararse en la sombra de su padre. En algún punto querrá construir su propio futuro y eso está bien.



comments powered by Disqus