P&R: Ghost B.C.


Uno de los Nameless Ghouls nos habla sobre la búsqueda del nuevo Papa Emeritus, las audiencias mexicanas y el robo de 2013


POR Staff Rolling Stone México  



Uno de los Nameless Ghouls nos habla sobre la búsqueda del nuevo Papa Emeritus, las audiencias mexicanas y el robo de 2013

Por Valeria Villegas

Entre incesantes especulaciones sobre el disco que inaugurará la Tercera Era en la historia del Ministerio Ghost y la figura que habrá de encabezarla, las figuras del Papa Emeritus y sus Nameless Ghouls se han visto rodeadas de un misterio mayor al habitual, incrementando nuestra espera por escuchar sus brutales riffs y ominosos cánticos a finales de este mes.

Conforme se acerca la fecha en que las tinieblas cubrirán territorio nacional, platicamos con uno de los Nameless Ghouls sobre la visita de la banda sueca a Latinoamérica, su visión sobre la religión en varias partes del mundo, la búsqueda del nuevo Papa Emeritus y el desagradable incidente que sufrió la banda el año pasado, cuando incendiaron el Foro Sol al lado de Slayer y Iron Maden.

Es emocionante charlar contigo después de varios conciertos que ha ofrecido Ghost B.C., y justo ahora que acaban de tocar en Furuvik [Suecia].
Sí, de hecho fue hace muy poco. Es uno de esos shows que funcionan como un calentamiento, son cosas que usualmente no se hacen; la banda siempre va en giras y no precisamente en fechas aisladas, así que es como un descanso. Es chido regresar a hacer algo así, como estar de vuelta después de una fecha “one off”. [Risas]. Pero estuvo bien, fue divertido, aunque disfrutamos ir de gira porque puedes tener cierto ritmo.

Causa curiosidad el hecho de que se presentaran en un lugar como Furuvik, en el que les es requerido tocar a la luz del día, algo que no parece ir mucho con la idea de un oscuro show de Ghost B.C…
Bueno, no fue el festival como tal, pero es como el inicio para uno, así que fuimos la única banda [que tocó]. La desventaja es la luz del día; se trató de una presentación en un parque de diversiones que tiene conciertos. Y por ello tienes que ajustarte a un cierto formato y cumplir con el horario; todas las bandas que ahí se presentan tienen que hacerlo a las 8 pm y terminar alrededor de las 10 pm.  En este caso (y como ocurre en Suecia durante el verano), a esa hora aún hay mucha luz, pero el sol se ocultó casi exactamente cuando estábamos sobre el escenario. Lo que hacemos no precisamente está planeado para una presentación durante el día, pero obviamente intentamos recrear la atmósfera de los shows, [porque] especialmente durante conciertos y festivales, estamos acostumbrados a tocar más tarde, a eso de las 10 pm. Por eso, hasta que nos sea posible, intentamos adaptarnos a lo que nos toca, como a los shows con más luz, pero fue divertido.

Y ahora que están a punto de comenzar la parte latinoamericana del tour, les tocarán condiciones distintas. El año pasado visitaron México, ¿qué tal fue la experiencia, cómo los trató México?
No pudimos ver gran cosa, desafortunadamente. Como se sabe, tuvimos algunos problemas con nuestro equipaje, y se convirtió en un gran obstáculo. Muchas de las cosas de las que realmente dependíamos, tanto equipo técnico como vestuario, se perdieron en esa ocasión. Al principio, estábamos muy cerca de cancelar. Pero de alguna manera, encontramos a personal en la Ciudad de México que nos ayudó a resolver el problema. Desafortunadamente para nosotros, y desde el punto de vista turístico, eso significó no ver nada [de la ciudad]. Vimos el hotel, vimos el centro comercial al que fuimos para comprar zapatos para la presentación, un taller de sastrería. Eso sólo significa que deberemos ver más, y probablemente lo hagamos.

Esperemos que esta vez así sea…
Fue terrible que no lo hiciéramos. Desde que fuimos, supimos que teníamos que volver y hacer las cosas tal cual debe. Siempre hemos tenido mucho apoyo de los fans en México, en cantidades un poco mayores al resto del mundo, incluso. Así que nos tomó mucho tiempo ir en primer lugar, y después resultó desafortunado [por el equipo y vestuario perdidos], pero no importó, porque el público era increíble. Fue genial dar un show ahí.

Debe ser increíble obtener ese tipo de respuesta la primera ocasión en la que visitas un país. Sin embargo, es curioso que la banda, teniendo tintes explícitamente religiosos, penetre del modo en que Ghost B.C. lo ha hecho en países predominantemente cristianos, como es el caso de varios en Latinoamérica. ¿Alguna vez han lidiado con la censura en tanto a su estética?
Bueno… no sé con precisión si tiene que ver con el país. Una gran parte de los países, al menos en el contexto secular de Escandinavia, nos conocen y entienden de un modo diferente, y les gusta la música por otras razones; la religión juega un papel secundario, porque en realidad no son religiosos. Sin embargo, cuando vamos a países del Mediterráneo, Italia, Turquía, Grecia… creo que hay una tensión religiosa. Incluso cuando la gente que asiste a conciertos de rock & roll no practica la religión del mismo modo en que sus padres probablemente lo hicieron, y eso crea tensión. Hay un referente religioso que agrega algo más a la experiencia, pienso. Y ese podría ser el caso en lugares como México, donde la presencia de la autoridad religiosa es mucho mayor, por lo cual lo que hacemos –rock que tiene referentes explícitos al satanismo– podría provocar una reacción más fuerte. En Estados Unidos, por ejemplo, donde la religiosidad parece por demás evidente, tienen una relación muy diferente con el concepto de entretenimiento, así que la gente entiende que la cuestión religiosa es parte del show. Realmente no hemos pasado por cuestiones fuertes de censura, y supongo que tiene mucho qué ver con el contexto cultural. Por ejemplo, te cuento que iremos por primera vez a Japón, y obviamente, ahí no tienen una relación como tal con la religión lineal y occidental, están más habituados al sintoísmo y la noción de lo circular, budismo, cosas similares. Tienen una perspectiva distinta de las cosas, y por lo mismo, probablemente no se relacionarán con la cuestión del satanismo del mismo modo, así que resulta… es como algo adicional [risas].

Será muy interesante su experiencia ahí… y en tanto a los planes que tiene Ghost B.C. para lanzar música, ¿qué sigue para ustedes?
En este momento, estamos en medio del proceso creativo para la grabación de nuestro tercer álbum, y la producción empezará inmediatamente después de que volvamos de Sudamérica.

En lo que respecta al show que ofrecerán en México, ¿qué se avecina? ¿Alguna pista sobre lo que nos aguarda?
Claro que habrá sorpresas en el show. ¿Pero habrá algo nuevo en los shows? Desafortunadamente no, nuestros discos son muy conceptuales, no podemos revelar canciones del tercer disco porque inaugurará una Nueva Era, y nuestro Papa [actual] no quiere cantar esas canciones. Para poder tocar las nuevas canciones, necesitamos tener ya a Papa III. Obviamente, ahora no podemos poner nuevas canciones para las audiencias, podría arruinarlo para ellos, además de que lo nuevo bien podría estar en la red ese mismo día, por eso no lo hacemos. Es algo muy riesgoso el tocar nuevo material.

Ghost B.C. traerá la oscuridad al país el 21 de agosto en el Auditorio Banamex, el 23 al Teatro Estudio Cavaret de Guadalajara y el 24 al Vive Cuervo Salón del Distrito Federal.  Aquí los detalles del evento.


DESCARGA TU ROLLING STONE MÉXICO




comments powered by Disqus