P&R: Neal Preston


El fotógrafo oficial de Led Zeppelin, Neal Preston, nos hablá de su nuevo iBook sobre la banda, y su relación con ellos.


POR Staff Rolling Stone México  



El fotógrafo oficial de Led Zeppelin, Neal Preston, nos hablá de su nuevo iBook sobre la banda, y su relación con ellos.

Por: Jorge Ramis

Han pasado muchos años, varias personalidades se nos han ido, pocos son los testigos del ímpetu legendario, del implacable espíritu de Led Zeppelin. Hace poco amanecimos con la noticia de que Andy Johns, productor de The Rolling Stones y Led Zeppelin, desapareció de este mundo. Las generaciones cambian y mientras tanto vemos a un viejo John Paul Jones que aún trata de mantenerse en júbilo. Pocos han presenciado la salvaje manada que representaba Robert Plant y Jimmy Page sobre un escenario, y Neal Preston es uno de los que restan. Neal Preston fue el fotógrafo oficial de Led Zeppelin, quien vivió los momentos dorados de la banda y fue un cercano colaborador y amigo. La historia de la agrupación se relata a través de sus imágenes y trata de esa esencia única que captura la iconografía de una banda legendaria y que es plasmada en sus fotografías.

Sound and Fury es el nuevo iBook de Neal Preston que narra historias nunca antes contadas de la agrupación que destacó, entre muchas otras cosas, por la magia de John Bonham. Rolling Stone México platicó con Neal Preston acerca del lanzamiento de su libro digital, de su mejor amigo (Cameron Crowe), y –obviamente- de Led Zeppelin.


Tomaste una fotografía en la que aparece Jimmy Page con una botella de bourbon, esa foto tiene más de treinta años…
Neal: Mhmm, 34…37, tiene treinta y siete años. Estábamos en Minneapolis, detrás del escenario, es curioso que a veces recuerdas unas cosas más que otras y por alguna razón me acuerdo perfectamente de ese momento. Nunca se sabe si una foto será famosa hasta mucho después, obviamente, pero recuerdo haber estado en una mesa larga, al lado de Jimmy, y justo traía una cámara Nikon con un lente de 24 mm, mientras hablaba con alguien más, volteé a mi izquierda y él estaba tomando de esa botella, enfoqué con mi cámara y tomé la foto, sólo una foto. No fue nada planeado y resultó ser una fotografía muy famosa.

Retomando esta foto y hablando, individualmente, de cada uno de los miembros de Led Zeppelin ¿crees que han cambiado conforme los años?
Neal: ¿Cómo han cambiado? Bueno, todos podemos ver los cambios, mientras envejecemos nuestro cuerpo cambia, nuestra mentalidad cambia y también nuestros gustos musicales. De lo que puedo decir, de muchas maneras siguen siendo los mismos. Tal vez son un poco más calmados, un poco más melancólicos y, uh, son las mismas personas que eran antes.

¿Y tú sigues siendo el mismo?
Neal: ¡Oh no! (Ríe) Definitivamente no. Ni siquiera cerca, ¿sabes qué? Soy mejor que antes, una mejor versión de lo que yo era. Soy afortunado de tener esta carrera y, aún así, permanecer cuerdo. Aprecio más las oportunidades que me han ocurrido, de tener una carrera en este negocio y estoy muy agradecido por eso. Mira, mucha gente de este negocio ya no está viva y ambos sabemos por qué. Hubo un punto en mi vida en el que pude ser uno de esos tipos, pero sigo aquí.

¿Qué pasó en ese punto de tu vida?
Neal: Ahhh, bueno, no quiero meterme en algo muy loco, pero me di cuenta de que, ¿cómo lo digo? Déjame retroceder: cuando somos jóvenes creemos que somos invencibles, a prueba de balas, pero conforme creces te das cuenta de que no eres invencible ni a prueba de balas, no puedes hacer las cosas que solías hacer y aún así mantener tu vida, tu trabajo, tu matrimonio, o tu normalidad. Así que hubo un punto en el que me dije: “¿Sabes qué? Recorrer el mundo junto a bandas de rock es genial” así que voy de gira mientras aspiro montañas de ya sabes qué, así que mi nariz no está muy bien. Tal vez por momentos sea divertido, pero no me guiaron por ningún camino, si eso tiene sentido. Así que uno madura, yo he madurado, sigo un poco loco pero ya no tanto. Ahora veo la vida de manera humorística. La otra cosa que ha cambiado es que siempre había sido un escritor frustrado, mis amigos más cercanos siempre han sido escritores, obviamente Cameron, mi mejor amigo, es un escritor muy conocido; con este libro tuve la oportunidad de escribir y mostrar cómo hice lo que hice. Y me encanta escribir y lo haré más seguido.

Aparte del hecho de que conociste a Cameron Crowe (Almost Famous) cuando él apenas era un adolescente y de que ahora participas con él en varias de sus películas, ¿crees que la historia de cómo empezaste a ser fotógrafo de conciertos pueda relacionarse, de cierta manera, con la ambición de Cameron Crowe?

Neal: Oh, ésa es una buena pregunta. Ahm, de hecho hay varias similitudes. Conocí a Cameron cuando él tenía catorce años y, ahm, él es cinco años más joven que yo, pero siempre parecía de mi edad, o tal vez él creía que yo era más joven. Cameron, quien es mi mejor amigo en todo el mundo y que es un escritor brillante, es mi hermano, es lo más cercano a un hermano de sangre, empezó a escribir cuando era muy joven, en la secundaria, y yo también comencé a fotografiar en la secundaria, así que hay similitudes. La similitud más grande es que ambos somos muy fanáticos de la música y de la gente que la hace, así que eso nos une.

Hay un libro de William Faulkner titulado The Sound and the Fury, ¿Alguna relación con el título de tu libro?
Neal: Ninguna (ríe). La cita viene de… si me das un segundo podré encontrarla (me dice mientras hojea sus revistas), aguántame… viene de una entrevista que Cameron Crowe le hizo a Robert Plant, te la leeré: “Como Robert Plant alguna vez dijo: `Cuando veo a Neal en el pit, el área en frente del escenario, reconozco su ojo, sé que estará en el lugar indicado y que cuando yo vea la foto, después, seguro se sentirá como si estuviera en el escenario, sólo que más grande, con un eco de sonido y furia (sound and fury)”” Y de ahí salió el título.

Estuviste ahí en la época dorada de Led Zeppelin, ¿también estuviste en sus peores momentos? Por ejemplo, ¿cuando John Bonham murió?
Neal: No, ¿sabes? Me estaba preparando para la gira en Estados Unidos cuando eso pasó, no estaba en Oakland, ese show en el que hubo una gran pelea, de hecho ese día yo estaba muy enfermo y no pude estar ahí.

¿Y te hubiera gustado hablar con él antes?
Neal: ¿Sabes? Bonham no es el tipo con el que quisieras hablar, pero no, ¿sabes? Nunca hablé mucho con él. Nunca tuvimos tiempo a solas, pero el tipo era un baterista fenomenal y era increíblemente talentoso y, uhm, es una lástima que eso pasara. Uno nunca sabe qué va a pasar, puedo terminar esta entrevista, bajar del edificio, cruzar la calle y me podría arrollar un camión. Me hubiera encantado hablar con Peter Grant (el manager de Led Zeppelin) antes de que muriera porque le debo mucho de lo que tengo ahora.

De los miembros de Led Zeppelin, ¿con quién sí tuviste oportunidad de relacionarte más personalmente?
Neal: Pasé mucho tiempo con Robert, con Jonsi (así le dice de cariño a Jon Paul Jones), y con Jimmy. Con todos menos con John.

¿Y sigues en contacto con ellos?
Neal: No he hablado con ellos últimamente, pero sí, sigo en contacto con ellos.

Dices que tu banda preferida para fotografiar siempre ha sido Led Zeppelin, ¿tu segunda banda favorita?
Neal: The Who.

¿Por qué en un iBook y no en un libro físico?
Neal: El libro digital, de hecho, es extraído del libro físico de fotografías de Led Zeppelin, que se imprimió hace unos cinco años. Y, ahm, decidí que era tiempo de hacer un libro diferente y que los fans pudieran apreciar. Busqué ofrecer cosas que no podrían conseguir en otro lugar y ésta fue la respuesta. Así va avanzando la tecnología y me encantó hacerlo, fue un reto porque en un libro tradicional se cuenta con un director de arte, en este nuevo estilo se trabaja con un desarrollador de software, así que toma un tiempo acostumbrarse. Creo que el resultado es fantástico y que ensalza las imágenes: ser capaz de contar la historia, con mi propia voz, detrás de esas fotos es diferente a escribir un subtítulo en un pedazo de papel. Es muy íntimo, el libro no es una biografía de la banda, ni un documental, es la banda a través de mis ojos, a través de mis lentes y a través de mi experiencia; ésa es la diferencia. Lo digital fue la manera perfecta de hacerlo. Te garantizo que ningún fan ha visto algo parecido.

Y hablando de tecnología que cambia el quehacer editorial, también hay tecnología que cambia la fotografía, ¿qué opinas de esta nueva generación de fotógrafos, los llamados point&shoot?
Neal: ¿Qué pienso de ellos?
– Sí.
Neal: En realidad no pienso nada (ríe). Sabes? Se tiene talento o no, y a mí no me importa si la cámara toma la foto, te lleva a tu casa y se vende a sí misma. Se tiene talento o no, sabes capturar un momento o no. Desafortunada o afortunadamente, lo que la tecnología ha hecho por nosotros , ha motivado a la gente a convertirse en “fotógrafos” cuando en realidad no saben nada, aunque tal vez no sea correcto decir esto porque quién soy yo para decir quién tiene talento o no, yo sólo puedo ver el producto final, mira, soy de la vieja escuela, trabajo en el mundo cinematográfico, uso transparencias, pero también uso nuevos productos, aunque soy parcial a la vieja escuela, sí, y es por la manera en la que las fotos se ven, no por la funcionalidad de la cámara. Todos quieren ser fotógrafos, todos quieren trabajar en la fotografía de conciertos, pero no todos pueden serlo. Es algo emocional, o te enamoras de la foto o no, me he enamorado de muchas fotografías que no son mías.

Has tomado fotografías para las portadas de Rolling Stone, ¿cuál es tu portada favorita?
Neal: ¿De mi trabajo? De hecho la última, salió hace como cuatro meses, es la de Jimmy Page con un traje blanco, me encanta esa portada, y también me gusta mucho la de Marvin Gaye porque fue justo antes de que muriera, así que esa edición fue su obituario.

Puedes descargar Sound and Fury en iTunes.



comments powered by Disqus