P&R: Owen Clarke de Hot Chip


Owen Clarke de Hot Chip nos platica sobre su nuevo disco, la vida en las giras y su cariño por México.


POR Staff Rolling Stone México  



Owen Clarke de Hot Chip nos platica sobre su nuevo disco, la vida en las giras y su cariño por México.

Por: Romina Pons (@rominapons)

A lo largo de los últimos años, Hot Chip se ha convertido en una de las bandas más influyentes de la escena mundial. Han tocado en algunos de los principales festivales como Glastonbury, Coachella, Lolapalooza, iTunes, entre otros. En este momento se encuentran de gira promocionando su último álbum In Our Heads. Estarán ofreciendo conciertos en nuestro país el 20, 21 y 22 de septiembre; en Puebla, Guadalajara y DF respectivamente.  Owen Clarke, el encargado de guitarras, bajo y sintetizadores de la banda, nos platica sobre la vida mientras están de gira, su nuevo disco, los festivales y su amor por México.



Hace un par de semanas estuvieron tocando junto con Passion Pit en el Hollywood Bowl. ¿Qué tal estuvo?
Estuvo bien. Teníamos un fuerte jet-lag y fue un set más corto del que normalmente hacemos, el soundcheck fue un poco estresante, pero terminamos haciendo un show excelente. El público estuvo maravilloso al igual que el sonido. Es increíble escuchar a  tanta gente cantando y bailando, es interesante y emocionante.

Esa es una parte difícil de andar de tour, el jet lag
Así es, aparentemente un viaje largo en avión equivale a una dosis de rayos X, por la exposición a la radiación solar. Además tu cuerpo está viajando a 500 millas por hora durantes 11 horas, bajas del avión y ya estas en soundcheck,  para luego dar un concierto con un horario completamente distinto.  Pero ya estamos acostumbrados, hemos estado haciendo esto 8 o 10 años.

¿Qué haces mientras viajas?
Me gusta disfrutar el lugar en donde estoy. Voltear a la ventana, escuchar música, no sé. Algunos de mis compañeros están más al pendiente de lo que sucede en el mundo, con tanta tecnología es muy fácil estar conectado.

¿Qué es lo más difícil de estar de tour?
Creo que lo más difícil es reconectar con la gente. Cuando regresas a casa las cosas ahí han cambiado y tu no has estado ahí para verlo. También el hecho de no tener tiempo libre es un poco difícil, pero en verdad disfruto mucho lo que hago y es un poco difícil quejarte cuando tienes una vida tan increíble, así que más bien estoy muy agradecido.

Me parece que tienes el mejor trabajo del mundo…
Así es, estamos de acuerdo (risas)


Van a estar en México próximamente, parece gustarles nuestro país.
Claro, nos encanta México. Ya quiero llegar a comer comida mexicana, no recuerdo el nombre de nada pero todo me gusta. Me gustan los tacos de pescado y me encanta que todo lleve queso.  También vamos a dar un breve paseo por el país, conocer sus campos y demás cosas maravillosas que tiene. Obviamente tomar tequila. También me gusta la gente, es muy cálida y amigable.

Un rumor dice que el concepto de la banda se generó en las playas de Oaxaca, ¿Qué hay de cierto?
Si, bueno el concepto inició en Londres, pero luego fueron a México y las principales ideas musicales surgieron ahí. Estuvieron -yo no pude ir- viajando por México un buen rato y de hecho por eso nuestro primer EP se llama México, yo hice todo el arte para ese primer EP.

Como les esta yendo con su última producción In Our Heads?
Tuvimos tiempo libre antes de empezar a grabar, así que todos dedicamos un tiempo a hacer otras cosas y creo que esto ayudó mucho al proceso creativo del disco, regresamos con muchas ganas de trabajar. Nos ayudó nuestro gran amigo Mark Ralph (productor del álbum) en su estudio en el oeste de Londres, él tiene unos teclados maravillosos y muchos tech toys, también estuvo ahí David M. Allen, quien ha trabajado con The Cure y Human League y es maravilloso. Mark además tiene la mixing desk de Conny Plank, que fue un excelente productor e ingeniero alemán de bandas como Kraan y Neu!, y hace que la grabación de los teclados tenga un sonido muy particular. Estuvimos dos semanas y media en el estudio y la pasamos increíble. Hubo mucha gente involucrada; vecinos, amigos, así que fue un ambiente muy amigable y una grabación muy rápida. Buscábamos un sentido de justicia al hacer un álbum rápido pero con calidad.

¿Cuál es tu canción favorita de In Our Heads?
“How Do You Do?”, me parece una canción muy limpia y bien lograda, el bajo me fascina y todos cantamos en esta, lo cual me encanta. Definitivamente es difícil hablar de una sola, pues todo el álbum me parece maravilloso. Además es muy bueno tener canciones nuevas para tocar.

Hot Chip se caracteriza por cambiar las versiones de sus canciones cuando están en el escenario. ¿Han pensado en sacar un disco en vivo?
Pues hicimos un disco en vivo cuando estábamos de tour con LCD Soundsystem dentro de Inglaterra. Grabamos uno de esos shows en vivo y se vendió muy rápido. Sin embargo no era un disco únicamente de Hot Chip sino de ambos. Hemos hablado varias veces sobre grabar un disco en vivo y seguro lo haremos. Es algo que nos emociona pero que aún no hemos concretado.

Han participado en los principales festivales del mundo. ¿Qué prefieres, tocar en un festival o en un show propio?
En un festival las cosas son más complicadas,  es un evento con muchas bandas y muchas personas van a ver otras cosas y no sólo a ti. Además no hay soundcheck y no llevas el control del evento, y tocamos menos tiempo. En tu concierto la gente va a verte a ti, y tu a ellos. Nos reatroalimentamos de eso y, al ser más largo, se genera un mood que en festivales es más difícil lograr.  Pero definitivamente ambos son una experiencia increíble.

¿Cuál ha sido tu festival favorito?
Debo decir que Glastonbury, pero también recuerdo bien uno al que fuimos en Polonia hace un par de años. Nunca habíamos tocado en Polonia. Además ha sido la vez que hemos tenido más público. En general me gusta mucho asistir a los festivales, también en América hemos asistido a varios muy interesantes, en Estados Unidos, Chile y Argentina.

¿Qué haces antes de subir al escenario?
No tengo una rutina, pero generalmente tomamos unas cuantas bebidas, -no muchas- y escuchamos música.  Me pongo un poco nervioso siempre, lo cual creo que es bueno, es sano. Si no estás nervioso quiere decir que lo que haces no te importa. Aunque también hay veces que ni siquiera tengo tiempo de ponerme nervioso, y eso es interesante.

¿Con quién te gustaría trabajar?
Pues ya hicimos un remix de Kraftwerk y la verdad es que son demasiadas las personas con las que me gustaría trabajar. Me encanta hacer colaboraciones con otros artistas y lo que más me gusta es que casi siempre se dan de manera natural.



comments powered by Disqus