P&R: Ozzy Osbourne


EXCLUSIVA: Desde la opulencia de Beverly Hills, el príncipe de las tinieblas hace una visita al averno de sus recuerdos: habla de Sharon, de Randy Rhodes y de su inspiración…


POR Staff Rolling Stone México  



EXCLUSIVA: Desde la opulencia de Beverly Hills, el príncipe de las tinieblas hace una visita al averno de sus recuerdos: habla de Sharon, de Randy Rhodes y de su inspiración...

“¡Aún estoy loco!”
Por Juan Carlos Villanueva

Desde la opulencia de Beverly Hills, el Príncipe de las Tinieblas hace una visita al averno de sus recuerdos: habla de Sharon, de Randy Rhoads y de su inspiración.

¿Cómo era la vida en tu casa?
La casa era una ruina. Mi padre jamás le pudo comprar a mi mamá una lavadora. Mi madre venía de una familia de muy escasos recursos. No teníamos nada de dinero. Mis padres tenían muchas deudas, pero también hubo momentos divertidos, creo que ellos fueron muy cariñosos conmigo, de eso no tengo mal recuerdo.

OOJTSeptor1

Has estado casado con Sharon por 28 años, ¿qué sentiste el día que la conociste y qué fue lo que te gustó de ella?
Ella estaba loca como yo. Su papá era mi manager. Cuando la conocí en 1970, yo trataba de encontrar un manager para Black Sabbath. Ella era la recepcionista de la agencia y desde ahí hubo algo que siempre me atrajo de ella. Ella es el amor de mi vida.

¿Cuál es el último recuerdo que tienes de Randy Rhoads?
Es muy curioso. Randy era alguien especial. Mientras todos tomábamos, Randy estudiaba con su guitarra. Recuerdo una ocasión que estábamos en un hotel en Canadá y había un tipo tocando el piano y, a un lado, una guitarra clásica. Randy le dijo: “¿Te molesta si te acompaño?”. Él aceptó y los dos empezaron a tocar música clásica. Es un recuerdo muy curioso que tengo de él. El último recuerdo que tengo fue cuando estábamos en el autobús de la gira, íbamos hacia Orlando, Florida, se acercó y me dijo: “Quiero hacer una maestría en guitarra clásica, ya no quiero hacer rock”. Yo dije: “¿Cómo que ya no quieres rock?”, y él dijo: “No, quiero ir a la universidad y dejar esta gira. Fue lo último que dijo, al día siguiente, él estaba muerto.

OOJTFlying

¿Quién fue tu inspiración como artista, tu ejemplo a seguir?
Paul McCartney y The Beatles. Paul es un gran hombre, cuando lo conocí descubrí que era el tipo más humilde y sincero que jamás haya visto. En el 2002, cuando tocamos para la Reina Isabel II, compartimos escenario. Mi esposa me decía que si alguna vez había soñado con eso. Cuando tenía 12 años soñaba con que Paul McCartney se casara con mi hermana (risas). Probablemente ahora los chicos piensen lo mismo hacia mí. Ahora, yo espero que muchos digan: “Deseo que Ozzy Osbourne muerda la cabeza de mi perro” (risas).

¿Cómo crees que serás recordado?
Voy a ser siempre recordado como el hombre que mordió la cabeza de un murciélago y que orinó en el Álamo. Con que sea recordado por mí está bien. Realmente nunca he pensado cómo trascender. Hace 40 años, cuando tomé el micrófono en Black Sabbath, nunca pensé que iba a estar 40 años después platicando como ahora, platicando con un periodista sobre mi carrera. Nunca pensé que Sabbath iba a ser tan importante. Tampoco imagine que hacer un programa de televisión iba a tener tanto éxito. Realmente no entiendo muchas cosas del éxito. Puedo llegar a ser muy crítico conmigo mismo. Aún tengo mis inseguridades, todavía tengo una cabeza loca. Ya no bebo para no alimentar mi locura, pero aún estoy loco.

CONTENIDO-2



comments powered by Disqus